Ir al contenido principal

La profe está loca... o algo...

No sé si recordáis aquella vez en que me caí ante algunos alumnos, e intenté salir airosa de la situación.

Estos días no me he caído (aún) pero he hecho ante mis alumnos cosas de lo más variopintas.





En progresión:

1.

Alumno que viene a la sala de profesores a preguntar por una profe.

- ¿Está la de sociales?

-¿Quién de sociales? (ésta es una cuestión de la que he hablado ya varias veces, la de los nombres)

- Ana.

Echo un vistazo alrededor.

- No. Vuelve luego.



Me doy la vuelta y allí, a mi lado, la profe en cuestión. Y frente a mí, sin moverse, el alumno, viéndonos a las dos y mirándome con cara rara, como si le estuviera vacilando.

2.

(Ese mismo día)

Alumnos que me cruzo por el pasillo. Van hacia su aula, yo subo las escaleras.


imagen


- Hola profe.

- Hola chicos.

- Hoy no tenemos lengua, ¿verdad?

- No, hoy no.

Sigo mi camino. Dos o tres broncas después, un estate quieto, un entra en clase y demás, llego a mi clase.

- Hola chicos.

Ni se mueven.

- Vamos, que parece que no tenéis prisa.

- No tienes hoy con nosotros, profe.

- Sí.

- Que no, profe.

Miradas condescendientes, del tipo pobrecita, no está bien, está ya un poco mayor...

-¡¡ ¿Ay, y qué tengo yo ahora?!!

Bajo los dos pisos de escaleras. Busco mi horario (que me he olvidado en casa), si no tengo esto ni lo otro sólo pueden ser aquellos...

Llego a la clase. Eran mis alumnos, los de la escalera, "descacharrados" de la risa.




- Pensábamos que no venías.

- Es que hoy no tenía ganas de veros.

3.

(Al día siguiente)

Pienso que es jueves en vez de miércoles, así que me paso la mañana confundida y ansiosa. Hasta subo a clase con exámenes cuando no tenía hasta el día siguiente.

Me avisan de que una madre de mi tutoría ha venido a buscar a su hija para llevarla al médico, con las ganas que yo le tenía, pero que ya se ha ido, y me echo una carrera antológica, libros en mano, bolso al hombro, hasta que la pillo, dos calles más allá del instituto.




¿Para qué?, me diréis. Pues para nada, os contesto.

4.

(esta vez ya en jueves)

Tengo una prueba con los chavales, examen o como queráis llamarlo.  Subo a clase cargada con cosas para corregir, folios, un libro de lectura, la botella de agua... todo como si me presentara a unas oposiciones, y me olvido los exámenes. Pero me olvido de ellos hasta el punto de que bajo a buscarlos y no los encuentro, tardo más de diez minutos en dar con ellos y tengo que dejarles el examen para otro día.





Y todavía me queda hoy...

Parece que voy necesitando unas vacaciones.

Comentarios

  1. Jajajajajaja... Ro, sólo puedo decirte que me has alegrado la mañana... ¡qué digo la mañana! El día entero. Je.
    Venga, ánimo, las navidades están a la vuelta de la esquina!
    Saludos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad que van llegando las navidades, pero hacen una falta...

      Besos.

      Eliminar
  2. Jjajajaha ànimo Ro que viene el puente!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me parto!!!! ;-)
    Disfruta del puente...y DESCANSA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a disfrutar un montón. De verdad que me hace falta.

      Besos.

      Eliminar
  4. Jajajajaja... creo quesí... necesitas unas vacaciones... ;)
    Ánimo que ya es viernes, y el lunes no toca currar. Si te sirve de consuelo, yo ayer tuve que repetir una factura ¡cuatro veces!... creo que también necesito vacaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Sí... Yo tambien creo que necesitas unas vacaciones, menos mal que llega Navidad

    ResponderEliminar
  6. jajjajjaaaa..sí,Ro...
    necesitamos unas vacaciones...
    será eso...será la edad..
    será...??
    ;)
    Besosss!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja, ¿te olvidaste los exámenes? Yo he llegado a una tienda a (des) cambiar algo, y el algo se había quedado en casa. Por ejemplo ;)
    ¡A descansar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí eso me pasa a menudo. Esas cabecitas...

      Besos.

      Eliminar
  8. Jajajaja, qué arte. Pues sí, pero después de hoy hay ya un par de días de descanso, así que ánimo. Y lo que se ríen tus alumn@s contigo? eso no está pagao! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lunes no hay clase. tralarí... tralará...

      Besos.

      Eliminar
  9. Necesitas las vacaciones como el comer.

    ResponderEliminar
  10. Ay yo no soy profe pero me pasan cosas de estas todos los días... continuamente la estoy liando... ¿será cosa del nombre? ¡también me llamo Rocío!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, del nombre no sé, que yo soy Rosana... jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  11. A quien cuece y amasa de todo le pasa, profe xDDD :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás refranera.

      ES verdad, me pasa por andar a mil cosas a la vez.

      Besos.

      Eliminar
  12. Ja, ja, ja....tienes que dejar de hacer tantas cosas xD

    ResponderEliminar
  13. Bueno, mis semanas son así en general, jijijiji. Pero sí, no te vendrán bien una vacaciones, espero que las Navidades te sienten bien.

    ResponderEliminar
  14. bueno, al menos unas risas nos hemos echado, no? tú, los alumnos y nosotros! espero que hayas descansado mucho en este finde largo :***

    ResponderEliminar
  15. Pobrecita... yo empatizo. Es lo malo de los trabajos en los que te relacionas con gente, porque por un mal día se creen que te falta un tornillo. (que a mi al menos me falta, pero no me gusta que se sepa, jeje!).
    Besos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…