Ir al contenido principal

Maravilloso Desastre

Es el titulo de uno de los libros que he leído últimamente.



Ha sido, quizá, la peor lectura del verano.

No suelo hablar mal de libros, y lo he hecho en muy contadas ocasiones, pero esta vez no lo puedo evitar.

Primero, pensaba que era una saga juvenil.

No es saga, ni mucho menos, y puede que sea juvenil, pero no muy adecuada para lo que yo suelo leer estas cosas que es: primero, porque me suelen gustar (y este libro no me ha gustado) y segundo, para poder recomendarlo o utilizarlo con mis alumnos en algún momento. Y no voy a hacerlo. No.

La protagonista es una chica que tiene un oscuro pasado y ha huido de él para estudiar en la universidad con su mejor amiga.

El chico es un malote que realiza peleas ilegales en los sótanos de la universidad para ganar dinero y pagarse sus estudios. Por supuesto, siempre gana. Está buenísimo y tiene tatuajes por todo el cuerpo, pero da un poco de miedo porque es bastante violento.

Este panorama ya no me atrae demasiado, pero luego, los personajes se desdibujan. La niña buena que aparece en la primera escena con una chaqueta de punto rosa sobre los hombros, desubicada en un lugar como una pelea ilegal, resulta que no está tan desubicada como parece, y sabe mucho más de submundos de lo que nos quieren dar a entender.

Los protagonistas no tienen realmente mucho que decirse, salvo que se sienten sexualmente atraídos el uno por el otro, pero, no sabemos exactamente por qué, se lo ocultan el uno al otro.

Una serie de malentendidos hacen que las cosas se compliquen. Hay mucha adrenalina, y poco más.

Ya os digo que pensaba que era una saga, y cual es mi sorpresa cuando leo por ahí que el segundo libro, Inevitable desastre, es exactamente la misma historia pero contada desde el punto de vista del protagonista masculino.



No sé lo que será el tercero, pero no me han quedado ganas de averiguarlo.

En este libro todo me ha parecido mal. La relación entre los protagonistas es totalmente tóxica, los personajes están mal caracterizados, sus situaciones son inverosímiles, la violencia de él hacia todo el que se acerca a ella está una y otra vez justificada, el alcohol, el sexo, el retrato de la vida universitaria que presenta... Ah, y que él le llame a ella todo el tiempo Paloma... ¿paloma? Pero qué me estás contando...

Y, sobre todo, lo que menos me ha gustado es que trata a los lectores como si fueran tontos. Por ejemplo, al principio nos cuenta que aprendió a pelear porque en su casa las cosas estaban muy mal y con cuatro hermanos que le pegaban a diestro y siniestro no le quedó más remedio. Luego aparece su padre, una persona encantadora, y sus hermanos que todos ellos se quieren muchísimo. Como si no tuviéramos memoria.

Bueno, pues eso, que por una vez no os recomiendo el libro. Y menos aún a mentes jóvenes e impresionables.

Comentarios

  1. No sé por qué, pero últimamente salen muchos libros con esta temática: chica mona y traumatizada conoce a chico buenorro traumatizado y algo malote y se pasan todo el día conejeando.

    Lo malo de este tipo de lecturas es que hay chicos y chicas muy impresionables, y se pueden llegar a creer que lo de las peleas les pueden hacer más guays o populares.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Está bien advertir de q no te ha gustado un libro,explicándo por qué.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estoy con lo que dicen arriba: no pasa nada por que no te guste un libro. A veces son libros buenos que no te llegan. Y otras veces son libros a los que no les ves el interés oq ue no te parecen buenos, y ya está.

    Había oído hablar del libro, pero no sé... Me gusta la literatura juvenil, pero no toda. Y últimamente veo muchos títulos que parecen fotocopias unos de otros. No sé. Y si encima las relaciones son tóxicas, el protagonista violento, etc. etc. ... Pues, qué quieres que te diga, mejor no dárselo aleer a adolescentes, no sea que se identifiquen con alguien...

    Ains. No todos los libros van a gustarnos, ¿no? :P

    ResponderEliminar
  4. Uy, pues uno del que nos libramos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hace poco terminé un libro que no me inspiraba demasiado y terminó siendo una sorpresa. Aclaro que es de la llamada "literatura juvenil" pero tenía tantos datos interesantes que hace bien leerlo a cualquier edad. Se trata de "Las obras escogidas de T.S Spivet" de Reif Larsen.
    Beso!

    ResponderEliminar
  6. Pues muchas gracias por tu "no recomendación", hay tantos libros buenos por leer que perder el tiempo con uno de estos me parece tremendo, así que gracias por ahorrárnoslo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me lo leí porque me lo regalaron. Pero no me gustó nada. Este tipo de libros no van conmigo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…