martes, 13 de mayo de 2014

Cabreos

Ayer tocaba tarde de deberes. Deberes de uno y de otro.

Mientras el mayor y su madre le dábamos al pincel, a las mezclas de colores y a las escalas cromáticas, y el pequeño estudiaba inglés, recibí varios mensajes al móvil.

Una mujer de mi ciudad, mientras iba a trabajar, recibía tres disparos en plena calle y moría allí mismo.

imagen

A veces cuando te llegan avisos de este tipo (tengo la mala suerte de haber recibido noticias así más de una vez) no puedes creerlos del todo, como si estuvieras dentro de una broma, o algo así.

Yo conocía a esa mujer. En realidad, todos en León la conocíamos.

Era una mujer muy criticada por muchos en esta provincia, una mujer con un carácter muy fuerte y que probablemente hizo muchas cosas mal. No puedo discutir eso, porque no sigo la política nacional, y mucho menos la de andar por casa.

imagen

Una muerte indignante, incomprensible, pero más incomprensible aún la escalada de declaraciones de unos y otros, los mensajes que me han ido llegando de personas hablando de que no me extraña que pasen estas cosas con lo desesperada que está la gente, diciendo, poco más o menos, que los políticos, por el mero hecho de ser políticos, se lo merecen, así sin más.

Hoy estoy bastante indignada.

Las decisiones políticas que tome una persona pueden y deben ser criticables, pero que esa persona salga de casa para ir al trabajo y tres minutos después esté muerta en la calle, y que ese hecho sea motivo de burla (ya me han llegado varios chistes) y de crítica y de campaña electoral me parece que da buena muestra de lo que somos.

17 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es cierto, sea quien sea el fallecido.

      Besos.

      Eliminar
  2. puede haber sido una bruja, pero la justicia se exige a los órganos pertinentes, no podemos dejar que se imponga la ley de la selva y el ojo por ojo! el problema es que cada vez creemos menos en la justicia y no nos faltan razones :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy da igual cómo haya sido, para eso se pueden criticar los actos de un político, y estar en contra de lo que hace, pero nunca nunca justificar una muerte.

      Besos.

      Eliminar
  3. Es increíble...indignante...una muestra más de la crisis moral en la que se encuentra nuestra sociedad inmersa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Al final he discutido con un compañero en el coche, que dice que no debemos hablar bien de una persona por el mero hecho de haber muerto. Yo estoy de acuerdo en eso, pero si en estos momentos no se te ocurre nada bueno que decir, mejor no digas nada. Ya habrá tiempo para las críticas. No soporto las risotadas a raíz de un suceso trágico.

      besos.

      Eliminar
  4. Me parece increíble que este tipo de comentarios quede impune. Que tampoco digo que haya que ir a la cárcel, pero, ¿qué pasa por esas cabezas para hablar así?
    El asesinato en sí, no sé, es que es absurdo, aberrante, de locos... NADIE, se merece eso, ni de un grupo político ni de otro, sea mejor o peor. De hecho soy totalmente contraria a la pena de muerte, evidentemente más contra esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está pasando. Las redes sociales hacen que cada uno diga las barbaridades que se le ocurran sin mirar las consecuencias, que quieran ver muertos a unos, asesinados a otros, que se metan con las madres de otros sin que se ponga freno, y claro, si no hay consecuencias...

      Yo también soy contraria a la pena de muerte, así que imagínate que maten a alguien que salía tranquilamente de su casa...

      Besos.

      Eliminar
  5. Podrá haber hecho mal su trabajo haber hablado mal e infinidad de cosas más, pero era una persona, una hija, una madre, una esposa, una amiga.....que les expliquen a todas ellas , su hija, su madre, sus amigas que merecía morir de tres tiros pegados por la espalda.Yo no lo entiendo y creo que ninguna de ellas podrá entenderlo tampoco.Lo único que entiendo en este asunto es que una persona ha muerto. Y que ha muerto porque otra persona la ha matado.Puede existir algo más cruel?C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo entiendo exactamente lo mismo, y si a alguien no le produce espanto, o le da para hacer una broma o para utilizarlo políticamente es que no tiene ni un ápice de empatía, y no ha pensado qué pasaría si le tocara de cerca.

      bEsos.

      Eliminar
  6. Se acabará utilizando, por un lado y por otro, electoralmente.

    A mí estas cosas me dan miedo. Yo en un primer momento pensé que había sido alguien desesperado o algo así, pero finalmente parece que no ha sido el caso. Me asusté porque fuera el inicio de una bola de nieve que se nos fuera a escapar de las manos. Ahora no es eso lo que me asusta -parece que ha sido un hecho aislado, por motivos personales, etc-, sino la reacción de la gente. Hay mucha gente que ante esta noticia me ha respondido un escueto: "¿Y?". No hablo ya de los que dicen alegrarse, sino de la gran cantidad de gente a la que le da igual, a la que le parece tolerable. Es un síntoma chungo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso me refiero, a la cantidad de bromas de mal gusto y mensajes que le llegan a uno menospreciando una vida humana. Da igual que no estuvieras de acuerdo con su trabajo o con lo que decía o hacía, eso no importa, una vida que se acaba es una vida que se acaba, y no darlo importancia no sé en qué nos convierte, pero en nada bueno.

      Besos.

      Eliminar
  7. El suceso es lamentable, espantoso y me temo que oscuro. Lo único cierto es que da miedo.
    Los comentarios, indigantes. Su actuación, como política, se puede criticar, y habrá tiempo; pero hoy toca condenar un asesinato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, pero mucha gente por aquí no la entiende.

      Besos.

      Eliminar
  8. estoy totalmente de acuerdo contigo. Me han comentado lo de las burlas hacía esa mujer, por suerte no he recibido ningun mensaje.

    Todos en esta vida podemos ser muy malos e hijos de puta (con perdón de la expresión) pero nadie se merece una enfermedad ni morir, y mucho menos de esa manera

    D.E.P y mi pesame a toda su familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pensamos algunos es eso, pero parece que la rabia, el desengaño de muchos va más allá de lo que cabría esperar.

      Besos.

      Eliminar
  9. Por supuesto. Nadie se merece que acaben con su vida. Con qué derecho? Seguramente hay muchos trapos sucios de por medio, y ya me da igual que esa mujer sea política o no... pero no es la manera de acabar con los males. Hay gente que entiende que las personas acaben hasta arriba y quieran matar. Es horrible. Otras, en cambio, dicen: "por un mísero despido? Ya ves tú".
    No sé, me parecen razonamientos bastante planos, bastante de buscar un único culpable y una única causa, y nada en la historia de la humanidad es así. Todo es muy complejo, y, por suerte, ya no es legal acabar con la vida de nadie. Todos tenemos derecho a vivir. Pero se sigue haciendo...

    PD: No sabía que eras de León! Mi abuela también ^^

    ResponderEliminar

Cuéntame...