miércoles, 12 de febrero de 2014

Olores

Hoy no esperéis aquí una entrada políticamente correcta. En absoluto.

imagen

Hoy simplemente quiero quejarme de la gente que no se lava.

imagen

O que no se cambia de ropa.

imagen

O que no nace ninguna de las anteriores.

imagen

Tengo la suerte de no tener que usar transporte público a diario, y sé que a veces los olores del metro o el autobús, sobre todo a la vuelta del trabajo, son terribles.

Pero tengo que quejarme de la gente que no dedica dos minutos de su tiempo a su higiene corporal.

imagen
Primero, alumnos.

Mis alumnos están en la edad de la hormona. Empiezan a sudar más, a oler más, a sudarles los pies. Es lógico que vengan de Educación Física y huelan a sudor. Todos sudamos.

Lo que no es lógico es que esas playeras no se aireen o se laven, esa camiseta la vuelvan a usar mañana, y todo ello sin haber pasado por la ducha.

imagen

Hace tiempo que cada vez me corto menos.

Muchos de mis buenos días son:

- Ufff, aquí huele fatal.

A veces lo reconocen y a veces no.

- ¿Pero no os he dicho que os duchéis a diario?

Les miro con mi cara de profe dura, que da mucho miedito.

- Mañana hago revisión, y si alguno huele mal, mando a su madre a buscarlo para que lo meta en la bañera.

Normalmente al día siguiente en clase huele normal, se duchan aunque solo sea por no pasar vergüenza, que es lo que yo pretendía.

imagen

Ahora vamos con lo peor: los adultos.

Tengo una clase en la que huele casi siempre mal. Les riño, les digo que se duchen, me pongo dura.

- Prooofeee, pero si nosotros nos duchamos...

Me pongo alerta, no son ellos. Si alguno de ellos huele mal, lo reconocen, se callan o señalan disimuladamente con los ojos al objeto del olor.

Me quejo al tutor, que me dice que no ha notado nada. Lo hablo en la evaluación y hay un silencio incómodo. Algo pasa.

La semana pasada descubrí lo que pasaba.

La clase huele mal, no un poco, sino extremadamente mal, cuando tengo con ellos después de haber estado allí uno de mis compañeros profesor.

imagen


Más me valía haberme callado...

Es que hay al menos tres personas en el claustro cuya higiene deja mucho que desear. No voy a hacer más comentarios a este respecto, porque me enciendo. Sólo decir que en ocasiones, con frío y nieve, es preferible abrir una ventana de la sala de profesores para poder respirar. Que un adolescente tenga pereza por ducharse, pase, pero que un adulto no se lave ni se duche en semanas es totalmente inadmisible.


22 comentarios:

  1. Tuve un profesor que usaba la misma ropa durante cinco días seguidos. De su pelo no hablamos y de sus uñas tampoco. Todo esto en Canarias y era una optativa en un aula muy pequeña. Estábamos en primero de Bachillerato, lo hablamos con el tutor para que hablaran entre compañeros y no pasara vergüenza delante de los alumnos. Esa semana vino con ropa nueva, no se la quitó en tres días. :-\

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Odio a la gente que no tiene ni un mínimos de higiene.

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo tuve un compañero que no se duchaba n tenía intención de hacerlo, pero que encima como nos teníamos que sentar por lista me tocaba al lado, y había días que te juro que era hasta mareante, encima le dejabas caer que se duchara o separaba la mesa( la situación ya era incontenible) y se lo tomaba como si le estuviera faltando al respeto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenido que llamar a muchos padres para avisarles de que su hijo tenía que ducharle o le olían los pies. Es desagradable, pero lo es más tenerlo que aguantar todos los días.

      Besos.

      Eliminar
  3. Es de muy mala educación el ir oliendo mal, así es como yo lo veo. Yo tenía un profesor que iba toda la semana con la misma ropa, sin lavarse y fumador compulsivo...imagínate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo veo así, muy mala educación. Mi compañero no se cambia apenas y no creo que se duche una vez a la semana...

      Besos.

      Eliminar
  4. Me parece muy fuerte esa falta de respeto no sólo con los demás,en realidad con ellos mismos también.
    Intolerable,pero existe.

    Y si le dejas una nota en su taquilla?

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si le dejas una nota "Alla tú, pero cuando acabes tu clase VENTILA¡"

      Eliminar
    2. jajaja, punto para la Srta. Moneypenny

      Eliminar
    3. Cuando sale de clase los chavales lo ponente todo en corriente, pero es horroroso.

      Besos.

      Eliminar
  5. Uff, nosotras en clase teníamos una compañera que era horrible. Cuando por fin nos decidimos a hablar con una profesora, la de gimnasia, nos mandó a nosotras a hablar con ella, y lo hizo una que era de sus íntimas. Pues la pobre abochornada, porque decía que el problema es que su madre NO LE LAVABA LA ROPA. Y me lo creo. Para más inri, la madre, profesora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que a veces hay problemas en la familia, que hay gente que huele al ganado con el que convive, o que seca la ropa a la lumbre y le huele a humo, pero esos olores no son tan horribles como el del sudor añejo.

      Besos.

      Eliminar
  6. me ha parecido muy curioso como lo has explicado entre flores ^^ pero he conocido muchas personas que por costumbre se bañan solo una vez a la semana, educación de postguerra que le dicen, pero creo que deben tener alguna obstrucción de la glándula pituitaria o algo, no puede ser que no se huelan a ellos mismos o_o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo era pequeña, mi madre me bañaba los sábados. Supongo que eran costumbres. Ahora mi madre se ducha a diario y yo también, por supuesto. Y entiendo que alguien sude, porque todos sudamos, pero si te duchas no hueles mal...

      Besos.

      Eliminar
  7. Yo vomito directamente...no puedo soportarlo

    ResponderEliminar
  8. No sé cómo podían soportarse un@s a otr@s antiguamente sin bañarse casi nunca... Pero lo peor es que la gente a la que te refieres no lo hace porque NO quiere, y no porque no tenga posibilidad :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Cuando les habló a mis chicos de la Edad Media, siempre les digo que no se lo Imagínen como en las pelis, sino esa gente que no se lavaba nunca y que llegaba de las cruzadas sin haber pasado por el agua y esas mujeres oliendo a humanidad...

      Besos.

      Eliminar
  9. he empezado a leer tu entrada y me estaba recordando cuando hace pocos años, yo utilizaba transporte porque me salía más barato que el coche (actualmente es al revés). Me gustaba sentarme delante, puesto que te molestan menos, ves el paisaje, ves a la gente subir y por supuesto puedes hablar con el conductor. Me acuerdo uno de esos días que la conversación fue esa, vale que a las 7 de la tarde huela mal el autobús, pero que a las 06:30 de la mañana el olor sea igual o peor? señores un poco de higiene

    Respecto al instituto, me acuerdo de ciertos profesores que olían "un poco" y es verdad que me daban hasta nauseas. Lo que si me acuerdo es en el cole, demasiado niña. El profe de educación física nos pidió que antes de ir a su clase nos laváramos los pies y nos cambiáramos los calcetines, imagínate...y eramos niños, poco más de 6 años creo recordar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve un profe de historia que era nauseabundo. Creo que los hay en todas las profesiones, y que es terrible.

      Besos.

      Eliminar
  10. Pffff... olores. Mejor no hablo de mis experiencias profesionales con los olores... una vez salí del quirófano directa a la ducha (lavado de pelo exprés incluido) y no me había "manchado". Entre la higiene personal de algunos pacientes (he llegado a sacar de ombligos material suficiente para hacer una alfombra persa) y que mi trabajo también es físico (a pesar de lo que parezca en las series, en los quirófanos se suda)... Pero bueno. A todo (o casi) se acosumbra una. Ahora, incluso, echo de menos el mal olor :-(

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Joooé macho. Yo con lo del transporte público soy bastante tolerante, aunque me molesta el olor, porque yo que sé, a lo mejor esa persona lleva todo el día currando, ha sudado, y se va a casa. Luego, claro, es normal de tanto en tanto encontrarse a alguien de higiene relajada. Pero con esas cosas... No sé, los profes también tienen que dar ejemplo en esas cosas ¿no? Que yo no soy tiquismiquis, no creo que haya que ir de punta en blanco, pero LIMPIO, limpio sí.

    Yo he tenido un par de profesores uqe olían fatal, pero fatal fatal. Y bueno, hacíamosm ogollón de bromas y todo eso. Pero nada. Yo no sé si es que esa gente no se auto-huele.

    ResponderEliminar
  12. A mí me da hasta arcadas! Tenía una jefa que olía a sudor, porque que creo que ducharse sí se duchaba, pero se ponía la ropa del día anterior apestando. Cuando se acercaba a mí, (que solía ser bastante) yo a todo le decía que sí para que se fuera cuanto antes. ¡qué asco!

    ResponderEliminar

Cuéntame...