viernes, 20 de diciembre de 2013

Las notas

Intento que las notas de mis hijos no dirijan nuestras vidas, no condicionen las cosas, que no sean lo más importante para nosotros ni ellos. Pero lo cierto es que sus deberes y estudios condicionan gran parte de las cosas que hacemos, así que tampoco me engaño. Su vida académica nos importa, y mucho.



Y eso que intento relativizar...

Pero me cuesta porque vivo en un mundo marcado por los trimestres, las evaluaciones y las notas, un mundo en el que el rendimiento de mis alumnos, su trabajo durante todo un trimestre, se tiene que calificar. Y además con un número. Para los que estéis alejados de este mundo de la enseñanza, os explicaré que, en secundaria, todo lo que un alumno hace en tres meses se resume en un cinco, un seis, un nueve o un tres.



Me gustaría, en muchos casos, matizar y soy de las que escribo aclaraciones en las notas, peo que hay cincos que cuestan la vida misma y otros que son un regalo, cuatros que saben a sobresaliente y nueves que saben a fracaso, y eso es muy difícil de medir. Mucho.



Así que soy de esas profes pesadas que pone un nueve y agrega: "no aprovecha bien sus capacidades". O un cinco y añade: "enhorabuena, tu trabajo ha merecido la pena".



Mis hijos hoy traerán las notas a casa. Y todos los trimestres ese hecho me pone tremendamente nerviosa. Pensar en como se van a sentir con las notas que el profe, los profes, les pongan. Y como se van a sentir con mis comentarios al respecto...



Y hoy también yo entrego notas.

A las once recibo por estricto orden alfabético a mis veintiún padres ( en realidad, diecinueve, porque dos no pueden venir) acompañados de sus hijos. Y esperan de mí ese consejo, esa felicitación, esa palabra adecuada, y sé que a veces será fácil a veces acertaré, pero otras no será así.

22 comentarios:

  1. A mi me comunicaron ayer...
    Las profes también han puesto notas sobre el trabajo realizado. Es lo que más ilusión ha hecho a la mayor.
    Gracias por tu trabajo diario.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, porque saben lo que es un bien, o un sobresaliente, pero que alguien que es tu profe, y que se supone que sabe de estas cosas, te diga que sabe que has trabajado, que valora tu esfuerzo o que espera más de ti es muy bueno.

      Besos.

      Eliminar
  2. Más que a esas notas,le doy importancia a ese tú a tú con los padres para matizar ese número que has puesto..para humanizar esa nota!
    Besos prevacacionales,Ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos vacacionales a ti. Yuuuuuhuuuuuuuuuuuu!!!!!

      Eliminar
  3. Haces bien en entregarlas de forma personalizada,los nümeros son sólo números...

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestro insti se hace así, no penséis que es cosa mía. Y me parece genial.

      Besos.

      Eliminar
  4. joo Ro, siento decirte que hoy me has emocionado. Quizás si muchos profesores me hubiesen hablado así, desde el corazón, me hubiese esforzado más cada minuto de estudio


    Mucho animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me toca descansar... Y coger fuerzas...

      Besos.

      Eliminar
  5. No sabes lo que agradecemos los padres esos pequeños detalles!!! Enhorabuena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo como madre sí que lo agradezco. Que el profe me ponga que mi hijo descanse porque ha trabajado mucho, por ejemplo, me parece que es valorar el trabajo que ha hecho. Y eso no cuesta mucho y llega muy dentro.

      Besos.

      Eliminar
  6. Tus palabras reflejan la importancia de tu labor. Para ti serán muchas palabras, pero para cada uno de ellos tienen tanta importancia tu mensaje.
    Un comentario puede encender una lucecita en su cabeza o ser un dardo más en un corazón muy vulnerable, o caer en un "saco" de quien se deja llevar por las circunstancias.
    Pero tu arte sea cual sea su reacción es seguir intentando llegar a ellos y despertar sus ganas y su curiosidad.
    Un beso.
    Flori.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estamos. Intentándolo, con todas las fuerzas. Tantas que hoy estoy como si me hubieran dado una paliza. Mucha tensión y mucho estrés de los últimos días. Me iré a la cama a las diez y dormiré todo lo que pueda...

      Besos.

      Eliminar
  7. Pues solamente que te plantees esto, que te preocupes, ya es un acierto y de los grandes. Hay veces que un 4 puede hundirte o motivarte. Y a lo mejor depende solo de que lleve un "¡Sigue trabajando, que puedes!" acompañándolo, o algo similar.

    Un besote para una profe de 10 (¡Sigue así!) jaja :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu nota. No me la merezco. Pero vaya mañana que he tenido. Emocionada y satisfecha. Una hora y media con los padres, me he perdido el chocolate con churros... pero les he consolado lágrimas, he visto su alegría, y su tristeza, sus esperanzas puestas muchas veces en esos niños. Padres de un pueblo minero, mayoría de ellos jubilados muy jóvenes o en paro, que no estudiaron pero quieren lo mejor para sus hijos, y que esperan que les digas que pueden, que sigan adelante, y felicitaciones navideñas por doquier.

      Además, muchos de mis chavales han venido, solo por tomar un café conmigo. Incluso he tenido la visita de un alumno de otro año, uno difícil, que me decía que me echaba de menos. Mañana terriblemente emocionante, y estoy cansada, pero satisfecha...

      Vaya rollo te he metido...

      Besos.

      Eliminar
    2. De rollo nada. Que me emociono yo también. Iba a rebajarte a un 9.5, por lo de que no mereces la nota, pero después de esto, imposible. Muá, profe.

      Eliminar
  8. Hombre, yo creo que todos los profes debemos ser así. Sé que los hay que no, soy consciente, pero en general es así, porque aparte de ser nuestra tarea, nos sale del corazón. Por eso estamos ahí, porque queremos lo mejor por esos chicos y chicas. Y me parece genial poner en las notas comentarios, pero, padres y madres, esos comentarios se hacen también durante los nueve meses del curso. Y para algo hay entrevistas trimestrales con los padres. Sé que, al fin y al cabo, es poca información (y que a nosotros nos parece mucho, porque tenemos entre 20 y 30 casos en la cabeza siempre) y que algunas cosas se pueden malinterpretar ("si dices que su esfuerzo ha valido la pena, por qué no le pones más nota?" por ejemplo), pero debéis ser observadores e interesaros por el trabajo que realizan en casa, qué hace, qué se les pide, cómo lo hace... está motivado? pone empeño? Son cosas que se ven en el día a día, tanto en el colegio como en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil de valorar. Mucho. Y muy difícil de acertar. Con unos aciertas y con otros te equivocas.

      Besos.

      Eliminar
  9. te envié un mail! quiero hacerte un regalito. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he visto y te respondí. Muchas gracias, guapa.

      Besos.

      Eliminar
  10. Me parecen genial esas aclaraciones en las notas, y encima que las entegues directamente a los padres acompañando a sus hijos un lujazo. Yo hoy he recibido las primeras notas de mi hija que empezó el colegia este año. Y bueno, en un primer momento me alegrè por los resultados, pero eché de menos ciertas aclaraciones... la veo tan pequeña para que ya le pongan notas y así, de manera tan fría....
    Voy a seguir viendo tu blog.

    Besos
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el primer año es un poco a ver cómo va... Es muy difícil poner notas, pero creo que mucho más en un niño pequeño...

      BEsos.

      Eliminar
  11. Llego muy tarde, pero desde el punto de vista de madre, ¡no sabes cómo te entiendo! Para ellos es un número, que les hace sentirse orgullosos, o no, que hace que vean recompensado su trabajo, o no, y para los padres es un "medidor imparcial" (la mayoría de las veces) de lo que ellos han visto hacer a sus hijos. En mi caso, creo que se corresponden bastante con la realidad. Una ha tenido mucha suerte, y al otro han querido ponerle las pilas. Veremos el segundo trimestre...

    ResponderEliminar

Cuéntame...