viernes, 30 de agosto de 2013

Tazas

Este verano he estado ordenando un poquito la casa. Y, en uno de estos días, estuve pensando en mis juegos de café, en esas tacitas que, por una cosa u otra, tienen especial significado para mí.

Os voy a enseñar algunas.

Primero, mis preferidas, las que más uso, porque suelo tener a amigos a merendar casi todos los domingos, y estas tazas, con algún bizcochito casero, son lo mejor.





Éstas no son las que yo habría elegido, pero me las regaló mi abuela en mi boda, así que las tengo especial cariño. Y las uso cuando tengo invitados, para después de las comidas o las cenas.



Éstas otras me las regaló una amiga, y las uso algo menos, solo cuando por las tarde merendamos de salado y después nos apetece un café. Sí, lo sé, soy un poco maniática con las ocasiones...


El conjunto que os voy a enseñar ahora se lo regaló mi madrina a mi hijo pequeño, y desde entonces (casi siete años) lo uso para desayunar. Como mis desayunos son consistentes y variados, me sirven para las tostadas, la fruta, los cereales o lo que sea.



Y por último, dos tacitas muy especiales (también): la primera me la regaló Bienve en un intercambio organizado por Itzíar, de Vidas de Mercurio,  y la usamos en casa para las infusiones, sobre todo mi hijo mayor, que es el más aficionado, y la segunda me la mandó Scarlatta, y es en la que tomo mi descafeinado de media tarde mientras leo o veo una peli, en esos momentos especiales de estar conmigo misma.




Luego, claro, tengo más tazas, tazas de desayuno para todos, tazas grandes y pequeñas, pero no son especiales, como las que habéis visto.


26 comentarios:

  1. Me encantan las tazas. Y las que eligió tu abuela, yo también las habría escogido, son justo como me gustan!!!

    Eso sí, mi favoritísima la que te envió Bienve, que me parece ESPECTACULAR. Quiero una taza igualica, Bienve dime dónde me la puedo comprar!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, es que tú eres un poco abuelil (te lo digo porque sé que esto para ti es un elogio). Y la de Bienve parece las de mi abuela del pueblo, las de toda la vida, y también me encantaría hacerme con alguna más.

      BEsos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Bienve que tiene muy buen gusto.

      Besos.

      Eliminar
  3. no puedo creerlo!!! eres taza adicta como yo??? bueno es que soy muchaschuminadasadicta y las tazas son mi perdición!!!

    Las primeras me chiflan y las dos últimas te las robaría. Me hago seguidora de tu blog para seguir disfrutando de tazas y más

    Besinos,
    Fani

    http://laisladegrandejatte.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Es curioso como organizamos nuestrs tazas para las diferentes ocasiones!
    Son preciosas y se nota que son valiosas emocionalmente para tí!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son valiosas. Las cosas lo son por lo que disfrutamos de ellas y lo que significan para nosotros. Así que todas estas sí lo son.

      Besos.

      Eliminar
  5. ¿Cuántas tazas podemos llegar a acumular?

    Cuando estaba a punto de independizarme me compré dos monísimas, y una amiga me dijo que no me comprase más, que luego me juntaría con miles, no la entendí entonces y ¡tenía razón!

    Mi juego favorito es uno de las meninas que me regaló una amiga, nunca lo usé, tengo pánico de que le pase algo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas son las más especiales que tengo, luego tengo montones de ellas... como todos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Las primeras son amor <3 Y la última, de los gatitos, no te digo nada.

    Yo soy muy fan de las tazas (pero más bien de las de desayuno), y más que con las ocasiones, soy una maniática con los estados de ánimo. Sí, sí, escojo la taza según el estado de ánimo. Ahora ya tengo menos posibilidades, en la mudanza empaqueté todo el menaje de cocina, y casi todas las tazas están en una caja, me dejé 2 para desayunar y una para las infusiones. En fin, que en cuestión de manías con las tazas no me voy a asustar :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que dices. Yo las tengo para ocasiones, porque me gusta que cada momento tenga su ritual.

      Besos.

      Eliminar
  7. Me encantan las tazas y los juegos de café. Las primeras de frutas, las tuvo mi madre, pero piezas sueltas y me han traído muy buenos recuerdos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de frutas son muy vistas, de distintos modelos y formas. ES que son muy amorosas.

      Besos.

      Eliminar
  8. Ro, supongo que ya lo tienes pero mira chica como me lo he pasado pipa pues te he dado a titulo personal el premio Liebster.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo tengo, pero aún así me hace ilusión. Muchas gracias.

      Eliminar
  9. Monísimas todas y ¿cuales usas para tomar el té de los martes conmigo?

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el post. Las tazas son como muy personales... Aunque no suelo usar tazas concretamente, yo también soy maniática con la vajilla que pega en cada ocasión, jaja.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
  11. A mí las q te regaló tu abuela también me gustan.
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  12. Yo también soy así. Cuando meriendo salado y luego tomo café uso unas con animalitos que tengo, para las infusiones tengo 2 y no hay quien me saque de ahí, para los invitados tengo dos juegos pero siempre suelo usar el mismo. Las infantiles las usan mis hijos, aunque son supermayores, pero como tú dices para desayunos consistentes y variados son lo mejor. Y yo tengo una taza extragrande que me he llevado incluso de vacaciones, es una concreta que me gusta para tomar café con leche o colacao con galletas o cereales, pero que no sé porqué me gusta solo para verano. Ah!!!!! Y en Navidad, uso un juego de café de cristal tallado que es muy navideño. Un besín y me gusta mucho esta entrada, me encanta ver que no soy tan rara por mis manías de tazas.

    ResponderEliminar
  13. Me gustan grandes, para infusiones que acompañan mientras leo o escribo. Mi preferida una que me regalaron mis hijos. Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  14. Que ilusión me ha hecho ver la taza que te regalé!!!!! para mi las de tu abuela, me encantan!
    para Anita, la taza es de una tienda que se llama Butlers, una especie de tienda casa pero alemana
    me ha gustado mucho esta entrada ;-) besos

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado que te haya dado por enseñar tus tazas! En mi minipiso no se puede tener mucha variedad y es una lástima con lo que me gusta eso de acumular jejjee! Yo también me agrego al club de fans de las tazas de tu abuela ;) Las mías son muy modernas para mi gusto, nos las regalaron cuando nos fuimos a vivir juntos y son muy parecidas a la vajilla así que no me puedo quejar, pusieron muy buena intención. . Pero mis favoritas son las desemparejadas del año de la catapum, esas que venden en mercadillos...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Yo soy muy de tazas, me encantan, y como tú tengo mis manías y mi taza perfecta o ideal para cada ocasión, el café con leche, el cortado, el café solo...me pasa igual que con la cerveza, o el vino etc, vasos o copas concretos, no me sirve cualquiera porque no sabe igual. A veces he visto gente tomándose un café con leche en el típico vaso de la nocilla !Sacrilegio!
    Tus tazas para mi gusto son un poquito clásicas, yo soy más de las bastotas como las dos últimas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Yo ahora con el traslado estoy redescubriendo mis tazas, las he guardado durante tanto tiempo, esperando una casa en la que lucirlas (porque la mía es una caja de zapatos), que me da la sensación de que son nuevas.

    ResponderEliminar
  18. El mismo juego de desayuno le regalaron a mi hijo cuando nació hace 6 años, jejee
    Veo que no soy la única "loca" por las tazas. Mi última adquisición han sido dos vintage auténticas de loza.
    Aunque reconozco que me falta un juego de café enteramente a mi gusto, no regalado, vaya
    susana cdnv

    ResponderEliminar

Cuéntame...