Ir al contenido principal

Sarcasmo

Profesora de lengua que entra como un torbellino en clase.

-Venga, chicos, ¿que explicamos ayer?

Silencio y miradas a las mesas, más que nada, para despistar.

- AYER, chicos, no la semana pasada, venga, que vosotros podéis, no tenéis más que abrir el cuaderno y mirar lo último que hemos hecho. ¡Vamos, un pequeño esfuerzo!

Uno de ellos mira su cuaderno, me mira y dice.

- ¿El pronombre?

- ¿Eso es lo último que tienes?

- S..sssí.

- Pues llevas dos semanas por lo menos sin escribir en el cuaderno. Tu madre estará encantada contigo¿no?

Baja la vista como diciendo: la que me va a caer ahora, por hablar.

- Sí, yo estaría encantada si fueras mi hijo. Te compra un boli y un cuaderno a principio de curso y ya no tiene que reponerlos. Te duran uno o dos años, ¿no? Me encanta tu actitud, con más como tú, este país sale de la crisis echando leches. Sigue así.

- A ver, alguno que sea menos ahorrador.

- El adverbio.

- Bieeeeeeeeen. Uno que se enteró de algo.

Hago el signo de la victoria con ambas manos. Ellos ya no se extrañan, pero piensan que definitivamente me han vuelto loca.



Profesora explicando en la pizarra, por enésima vez en lo que va de curso, las categorías gramaticales, estos es, las clases de palabras, o sea, el verbo, el adjetivo, el pronombre... Y alumnos en su estado catatónico habitual.

Profe a la que le da por reírse. Es por no llorar pero ellos aún no lo saben.

Uno de ellos, sale de su ensimismamiento y dice:

- Pero sí esto ya lo has explicado...

- Claro, es que estamos repasando para el examen. EXAMEN: eso que tenemos dentro de dos días. Si hubieras hoy venido a clase entero, y no te hubieras dejado el cerebro en casa, lo sabrías...


- Tú nos vacilas mucho,  ¿no profe?

- Pues sí, chaval, eso intento.Y lo bien que lo pasamos...




El sarcasmo me ayuda en el día a día, me ayuda a enfocar las cosas, a distanciarlas, a llevarlas mejor.

Intento tomarlo todo con buen humor, con cierta ironía, para sobrellevar la lucha diaria.



(Esta camiseta me encanta. Voy a ponerme a buscarla por internet)

Comentarios

  1. Buena manera de enfocar las cosas!
    Esa camiseta es genial!!
    Bss,Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La camiseta la quiero y la quiero... y la quiero!!!

      BEsos.

      Eliminar
  2. je,je ¡Qué bueno! Quería decirte que gracias a tu blog, he conocido mejor el mundo del profesorado y eres mi termómetro de la juventud. Me he sorprendido varias veces en alguna conversación diciendo: pues yo leo un blog de una profesora que dice que tal y tal o no, no, tú que te crees, ellos se llevan trabajo para casa...ja,ja. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión me hace eso que me dices!! Ya sabes que defiendo a mis chavales a tope, pero es que no tienen ganas. Nada de ganas. Y lo tengo asumidísimo...

      BEsos.

      Eliminar
  3. Los profes, o son sarcásticos, o son inaguantables, o se mueren de asco y pena. Creo que la tuya es la mejor opción ;) Jajaja. En las prácticas recuerdo una faltada así. Hice una pregunta. Levanta la mano el típico alumno que es listo, pero que no da un palo al agua, y me lee la respuesta del libro, literal, y hasta tropezándose. Mi contestación: "Estupendo, hemos comprobado que sabes leer, ahora, ¿me puedes contestar a la pregunta?" Ni lo pensé. Me salió solo. Yo pensaba que se me iban a echar encima o algo. La compañera de prácticas me miró asustada. Pero no pasó nada. Todos rieron, incluído el afectado, y me intentó contestar a la pregunta. Así que bueno... A lo mejor es un buen recurso didáctico y psicológico xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes madera de profe, tía. A ver si tienes la oportunidad. De verdad, que mejoren los tiempos y tengas una opotunidad porque esto es lo tuyo.

      BEsos.

      Eliminar
  4. Ánimo Ro!!!! Piensa que todo es culpa de lar hormonas que le obstruyen el cerebro y no los dejan pensar. Ya no solo con los alumnos, hay veces que o te lo tomas a risa o te pasas el día como una magdalena de la desesperación. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y a veces me desespero, pero es muchísimo mejor tomárselo a risa.

      Besos.

      Eliminar
  5. Luego vacilaran a sus madres imitándote. Y se llevaran una galleta pq como son imbeciles no saben ni hacerlo y a saber lo que les sale... He tenido algún que otro profe como tú y... nos lo pasamos genial. Luego con los años mejorarán la técnica y de adverbios y pronombres no tendrán ni idea pero... serán unos tíos extraordinarios... como ya sabes yo soy más extraordinaria que de pronombres ;)
    Muy buenas mi querida pelirroja, ya estoy aquí de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros lo pasamos bien, de verdad, cada día me ven entrar con muchísimas más ganas que ellos de trabajar. Algunos se preguntan, en alto, por supuesto, cómo me levanto a las seis de la mañana para hacerme cien kilómetros sólo para enseñarles algo de Cervantes y vengo con buen humor a clase.

      Me alegro de recuperarte, preciosa.

      BEsos.

      Eliminar
  6. La camiseta es buenísima! Y tu actitud también. A mi me gusta, y los profesores sarcásticos siempre me han gustado... le dan un toque especial a las clases! Eso sí, cuando me dejaban mal a mi lo pasaba fatal, me moría de vergüenza.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento que eso de dejar mal a alguien en clase sea siempre con los que me entran al trapo, con los que dan juego. Hay chavales a los que nunca diría algo así, porque sé que lo pasarían mal y sólo conseguiría que se metieran con ellos. El primer trimestre es de tanteo, y luego nos vamos soltando, todos, ellos y yo.

      De esta manera consigo que se les queden algunas cosas. Hoy repasábamos el Quijote y siempre les insisto en varias cosas importantes y les pregunto a los que menos atentos están, y si no lo saben, se lo repito y me lo tienen que repetir ellos hasta la saciedad. Así, en broma y en serio, se saben cuatro características básicas del Quijote, que es al fin y al cabo de lo que se trata, al menos en estos niveles.

      Besos.

      Eliminar
  7. Me parto con tus sarcasmos...con tus trucos para pillarles a ver si están a lo que están!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saben que si les pillo en una de estas se pasan el resto de la clase de pie, o sea que hay cachondeito, y todo eso, pero como no sepan de qué estamos hablando, de pie y en la misma baldosa toda la clase. Que soy muy dura (no me lo creo ni yo)...

      BEsos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…