lunes, 13 de mayo de 2013

Hay que ser realmente idiota para...

No sé si conocéis este texto de Julio Cortázar.

Es uno de mis escritores, de esos a los que siempre regreso, de cuando en cuando, así porque sí, porque siempre es un placer leerlo.

Para los que no tengáis tiempo o ganas de leerlo completo, aunque es muy breve y os lo recomiendo mucho más que leer lo que aquí escribo (dónde va a parar... ) os escojo un fragmento para que veáis de qué estoy hablando.

"Ahora que lo pienso la idiotez debe ser eso: poder entusiasmarse todo el tiempo por cualquier cosa que a uno le guste, sin que un dibujito en una pared tenga que verse menoscabado por el recuerdo de los frescos de Giotto en Padua. La idiotez debe ser una especie de presencia y recomienzo constante: ahora me gusta esta piedrita amarilla, ahora me gusta "L'année dernière à Marienbad", ahora me gustas tú, ratita, ahora me gusta esa increíble locomotora bufando en la Gare de Lyon, ahora me gusta ese cartel arrancado y sucio. Ahora me gusta, me gusta tanto, ahora soy yo, reincidentemente yo, el idiota perfecto en su idiotez que no sabe que es idiota y goza perdido en su goce, hasta que la primera frase inteligente lo devuelva a la conciencia de su idiotez y lo haga buscar presuroso un cigarrillo con manos torpes, mirando al suelo, comprendiendo y a veces aceptando porque también un idiota tiene que vivir, claro que hasta otro pato u otro cartel, y así siempre."

Trata sobre la ilusión, y lo idiota que se siente uno cuando se emociona demasiado por las cosas, cuando los de alrededor no sienten lo mismo que tú. Nadie lo dice mejor que él, y os recomiendo leerlo al completo.


Imagen aquí.

En estos días he regresado a este texto porque algunas veces me he sentido así. Me emociono en exceso con un libro que acabo de leer, una película o una serie, un dibujo, un autor, un pintor, una obra del tipo que sea...

Pasados unos días, cuando leo por ahí alguna crítica, o una reseña del libro, me doy cuenta de que no es para tanto, de que me he emocionado en vano. O tal vez, alguno de vosotros me dice que a él o ella no le gustó, que no le pareció para tanto, y caigo en la cuenta de que mis emociones han sido excesivas para lo que es el asunto.

No es que cambie de opinión cuando oigo a los demás hablar mal de algo, es que me doy cuenta de que tienen parte de razón, y que mi emoción, mi ilusión, la idiotez que demuestro al emocionarme tan extremadamente, era demasiado.


Imagen aquí.

Pero no puedo evitar. Es que soy así, Se me va la olla con casi cualquier cosilla... Me emociono con poquito, y luego cualquiera me hace sentir que hago el ridículo miserablemente. Y es cierto que muchas veces lo hago de verdad.


Imagen aquí.

Pero creo que ya, a estas alturas del asunto, no tiene mucho sentido cambiar. Os lo digo por si leéis alguna de mis recomendaciones de libros, películas o series, y os dais cuenta de lo poco crítica que soy con las cosas. Se debe a que soy un poco idiota. Que lo sepáis.

13 comentarios:

  1. No lo veo así,que te emociones en exceso creo q es una virtud.
    Significa q vives con pasión y q estás viva!
    Bss,Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, es verdad, pero a veces me hace sentir muy tonta, cuando alguien me señala que esa peli era muy obvia, que está bastante mal hecha y que los actores no lo hacen demasiado bien, por ejemplo. Lo pienso y me doy cuanta de que es cierto, aunque eso no quita para que me haya emocionado. Que me quiten lo bailao!!

      Besos.

      Eliminar
  2. Pues aunque lo diga don Julio, en este caso no estoy de acuerdo :-). A mi me encanta entusiasmarme con cosas que me gustan y me pasa lo contrario, cuando regreso a algo que me entusiasmó hace tiempo (libros, series, pelis) y pienso "pues tampoco era para tanto", me da mucha pena, porque recuerdo lo que disfruté y no tener esa sensación, jo, no se si es que me estoy haciendo mayor o que, pero no me gusta, y esta semana me ha pasado un par de veces, así que difruta!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también me pasa. Cosas que me encantaron en un momento y luego, al retomar las, no me parecen para tsnto. Será madurar pero no es agradable.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me siento muy, pero que muy identificada....en serio,voy a leer más!Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre he admirado a la gente que tiene claro lo que le gusta y lo que no. A mi siempre me ha pasado que, escuchando dos versiones sobre algo, dudo muchísimo de cuál me parece la mejor. Las dos me parecen buenas (o las dos me parecen malas), pero también me emociono mucho con algo (una película, por ejemplo), y después, cuando escucho una crítica negativa sobre lo mismo, me siento igual que tú. Idiota. Pero si lo somos, queda claro que las mejores personas lo son, ¿no? jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me alucina la gente que, por ejemplo, va al cine o al teatro y dice que le sobra tal o cual escena, que la música no era muy adecuada, que le fallaba no sé qué, cuándo yo me he metido en la historia y salgo del allí todavía metida en ella. Sé que es muy inocente por mi parte, una actitud un tsnto infantil, pero, salvó que la historia no me guste, qe entonces me dedico a ver en qué falla, si me gusta todo me parece bien, o casi todo.

      Besos.

      Eliminar
  5. Gracias Ro. Me encantó el texto, no lo conocía. Y y otambién debo de ser así de idiota. Una vez en un foro que visito se me ocurrió entrar a uno de los hilos de lectura, que comentaban los libros de Canción de Hielo y Fuego, que yo por entonces estaba leyendo. Me animaron a que fuese comentando mis impresiones según leía y tal, y empecé a hacerlo. Hasta que un día me dijeron que me relajase, que me iba a dar un infarto con tanta emoción. Y dejé de escribir. Porque cuando leí eso pensé: "Tienen razón, es SOLO un libro". Pero acto seguido me enfadé tanto conmigo mismo por ese pensamiento...¿Cómo que SÓLO un libro? Es UN LIBRO, ni más ni menos. Y a mí me entusiasma, y hace que me ponga nerviosa, que me ría, que llore, que me compadezca de personajes,... ¿Qué pasa, solo podemos emocionarnos con lo que la media de la gente culta se emociona? Pues me niego. Voy a ser idiota, hoy y siempre y para toda la vida, mientras esta idiotez me dure. Y me voy a emocionar igual cuando mi gato hace alguna cosa rara, cuando vaya a una obra de teatro local, cuando escuche una canción o ... En fin, cuando el cuerpo me lo pida.

    Muá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, es eso precisamente lo que me pasa. No entro en foros casi nunca ni leo críticas de pelis o de los libros que leo, salvo en un par de blogs que me gustan. Porque me siento coaccionada. Y hay gente que sólo ve fallos a las cosas, lo contrario que nosotras. Yo le saco partido a todo, me parece bien. Aunque sea un poco larga, un poco tostón, si al final la historia me emociona, y sin e,barco para otros cualquier fallo es lo más destacable del asunto,

      Besos.

      Eliminar
  6. No confundas entusiasmo con idiotez...
    Creo que el entusiasmo es un bien preciado...mi abuelo y mi padre me legaron su entusiasmo y aquí estoy disfrutando yo de él...como la más valiosa herencia...
    Disfruta de tu entusiasmo...no todo el mundo lo posee...
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Entonces yo soy muy idiota :D
    Normalmente me gusta todo y cuando leo críticas de que X cosa es una porquería me quedo en plan ¿Hola? xD
    Justamente hoy una película que critiqué por Series.ly xDDD va y me responden de malas maneras ¬¬
    O como me ha pasado recientemente, ver la película basada en un libro y cagarme en todo... porque me había emocionado tanto con el libro que la peli me decepcionó un poco e_e
    Ains xDD esto de las emociones y los gustos es tan amplio. Yo prefiero emocionarme y disfrutar las cosas que no estar todo el día buscando los fallos a todo xD

    ResponderEliminar
  8. Sinceramente, yo no creo que eso sea ser idiota, un poco moñas quizás jaja, pero que mejor que no perder la capacidad de ilusionarse y emocionarse.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Bueno, otra idiota más por aquí, jejeje. Aunque yo lo llamaría entusiasmo, ese disfrutar el momento, el aquí y ahora, quizás por eso me pase también que vuelvo a leer tal libro o escuchar tal canción que me entusiasmaron y la sensación ya no sea la misma.
    No sé si me he explicado como un libro cerrado, como siempre, jajaja. De todos modos no hay que hacer caso a las críticas, aunque te hagan sentir idiota o pecar de inocente tal vez, aunque parece que nuestros gustos no se corresponden con el restos de gente, ¿son ellos los raros o nosotras?
    Besososososos!!!

    ResponderEliminar

Cuéntame...