jueves, 16 de mayo de 2013

Enfadada

La semana pasada fue la de los cabreos. Me enfadé mucho con mis alumnos, estuve disgustada en casa, de mal humor, con la regla, todo junto.

Y, en uno de esos enfados, en los que respiro hondo antes de decir la cantidad de cosas que pasan por mi cabeza, decidí quedarme en silencio, sacar un libro y ponerme a leer. Me senté en mi sitio y allí me quedé. El ambiente de la clase se suavizó, fueron tranquilizándose, callando...

Seguí con la mirada fija en mi libro, como si tal cosa. No leía porque estaba muy nerviosa, muchísimo, pero intentaba disimularlo.


Imagen aquí.

Varios de mis alumnos, los peores que siempre son los que mejor se entienden conmigo, empezaron por lo bajó a decirme:

- Profe, sigue, que ya estamos callados.

- Profe...

No siquiera levanté la vista a mirarlos.

Estaban un poco desconcertados, porque no me callo nunca.

Seguimos así la media hora que quedaba de clase. Mientras mi Carlos, mi enchufado oficial, y su compañero, igual de enchufado y por la misma razón, empezaron a mandarme notitas.

Sí, lo que oís, notitas. Las ponían sobre mi mesa y las empujaban suavemente hasta que quedaban a mi alcance. Yo hacía como que no las veía y ni siquiera las cogí hasta que terminó la clase.



Pensaba adjuntar foto pero no sé lo que he hecho con ellas. Juraría que las había guardado...

Dos notas en total, que tengo grabadas en la mente y que decían:

Te quiero, profe.

Te queremos, profe, no te enfades.

Sé que tiene algo de cachondeo, pero también os digo que en todos estos años no me había pasado, y menos con los malos malotes, y me quedé de piedra. 

19 comentarios:

  1. Te deshaces por dentro en ese momento, pero piensas...mañana me lo harán igual.
    Espero que esta semana este todo más tranquilo, aunque la proximidad del fin de curso y el tiempo agradable -cuando quiera llegar- compliquen algo más el tema.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no hace más que llover y un frío del demonio. Pero lo prefiero para trabajar. Porque el calor y los adolescentes...

      Besos.

      Eliminar
  2. Pues tiene que ser algo precioso, profe. En fin, por suerte, estas cosas, estos momentos, se pasan. :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un rato malo lo tenemos todos. Y ellos también tienen sus días...

      Besos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Jajaja. No seré la mejor si muchas veces no consigo que se callen...

      Besos.

      Eliminar
  4. Ohhhhh, Que majos¡¡¡¡¡ Si en el fondo somos los mejores. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo somos, Money, lo somos!! Jejeje.

      Besos.

      Eliminar
  5. Aunque estén un poco de cachondeo estoy segura de que lo decían de verdad, y de que tu al leerlas sentiste que lo era! Qué bonito.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ellos lo dicen de verdad, pero luego se les olvida enseguida...

      Besos.

      Eliminar
  6. Wuauuu....me ha gustado el post. Que fuerte eres para tener tanto autocontrol...ufff mucho merito!!! Que majos, con notitas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeeeeno, no soy muy de autocontrol, no creas, soy más visceral que otra cosa...

      Besos.

      Eliminar
  7. Pues es un buen motivo para alegrarte!
    Besos,Ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí me alegraron un poquito el día...

      Besos.

      Eliminar
  8. Tu día a día es una aventura contínua. Me has pasado a mi la pelota de la semana del cabreo. Que acabe ya, por Dior!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aburrirnos, no nos aburrimos ni un poquito...

      Besos.

      Eliminar
  9. Chica, te mereces que pongan el nombre de una calle en tu honor... menudo aguante!
    Yo soy de otra generación, y reconozque que en mi época teníamos mucho respeto por los profesores. De vez en cuando se enfadaban, pero con 2 gritos, nos "acongojábamos" todos, y el profesor/a seguía con la lección con toda la clase atenta. Creo que eso ha cambiado, por lo que veo... ánimo, y enorgullécete de la tarea que realizas día a día, pq somos muchas personas las que no seríamos capaces (yo la primera) en tener esa vocación por la enseñanza.
    Gracias por estar ahí!

    http://www.humordemoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti, guapa, por pasarte. Ya sabes que me encanta tu blog, cómo escribes, tu humor ácido, y te agradezco tus palabras, mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Desde luego eres una profe especial. Te das cuenta de que esta anécdota pasará a formar parte de sus vidas??? ...

    Espero que ya hoy el día te venga de otra manera y puedas disfrutar del finde. Un abrazo

    ResponderEliminar

Cuéntame...