Ir al contenido principal

Nieva

Cuando ayer por la mañana me levanté, nevaba en la ciudad. Nevaba mucho, y rápidamente las calles y los tejados lucían blancos.


Eso sería algo fantástico si no tuviera que viajar una hora y pasar un puerto de montaña para ir a trabajar.




Pero a las siete y cuarto, de noche, y sin saber muy bien qué me deparaba el día, estaba subida a un coche, con otros tres compañeros, de camino al instituto.
El viaje no ha sido tan malo como otros que pasé en otros tiempos, hace años, hacia otras montañas...
Pero eso no significa que haya sido bueno. Hemos tardado hoooooooooras en recorrer apenas cien kilómetros. Hemos viajado a ratos detrás de una máquina quitanieves, y a ratos detrás de camiones que salpicaban la nieve sobre nuestro coche.




Además, hemos viajado nerviosos, y creo que mi contracturada espalda (que había quedado genial después de mi visita al torturador, también conocido como el amante de Nino Bravo) ha vuelto a las andadas.
Todo ello, para llegar al instituto, tarde, mal, cansadas, despeinadas, y que no hayan pasado los autobuses con los alumnos (como es lógico), y haya en el centro unos tres o cuatro alumnos por aula. Es decir, todo para nada, para no poder trabajar.
Por la tarde de ayer, estuvo nevando, y yo no podía dejar de pensar en el coche y la carretera, y en el viaje que me espera hoy.

No os puedo explicar, si no lo sabéis, lo que es dormir, o no dormir, nerviosa porque no sabes cómo estará la carretera para ir a trabajar al día siguiente.




Sí, podría haberme quedado a dormir allí, podría vivir allí, podría... podría tantas cosas... Pero mi familia está aquí y mi trabajo está allí, en medio de las montañas. Y no tengo otra solución que ponerme en carretera ahora, en cuanto termine de escribir esto y me dé un brochazo de maquillaje, botas, abrigo y a la calle...
 Me gusta la nieve, pero me gusta la nieve así:



Ya os contaré.

Comentarios

  1. Tengo una amiga profe en Aragón y es exactamente lo mismo, así que te entiendo muy bien. Yo tampoco habría dormido!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya mañana!! No conducía yo. Me toca mañana, pero ha sido terrible!

      Besos.

      Eliminar
  2. No se si lo podras creer pero yo nunca he visto nevar, Y nieve si he visto pero poca y casi ya hielo. Con lo que odio conducir no se como lo haria para hacerlo con nieve....Eres una campeona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nieve es preciosa. Pero en la carretera es horrorosa!! Lo hemos pasado mal...

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues menos mal q vas acompañada, sino yo no iba ni muerta. Por cierto no puede conducir otra persona??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, cada día conducen personas diferentes, y hoy no me tocó a mí. Me toca mañana. Pero los nervios y la tensión no te los quita nadie.

      Besos.

      Eliminar
  4. Disfruta de la nieve profe! Ojala nevara cerca de Valencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De un soplido os mando toda la nieve para allá.

      Besos.

      Eliminar
  5. Me gusta mucho la nieve, ¡¡¡pero en foto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta cuando llueve en la ciudad, y todo está tan blanco, y no hay que salir porque hace frío fuera.

      Besos.

      Eliminar
  6. Hija... estaba yo totalmente sensibilizada con tu problema y estaba yo tan presta y dispuesta a comentarte que.... y... la última imagen es preciosa¡¡¡¡ uhhhhhhh que bonita coño¡¡¡ Ohhhhh, has visto como le agarra del cuello y ese besito tierno??? ohhhhhhhh... que estabas contantdo???? Joder Ro sabes que me disperso con facilidad¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero que nieve así, como en la última foto. Lo demás nada, mejor olvidarlo...

      Besos.

      Eliminar
  7. Al vivir en una ciudad mediterránea y trabajar en ella, nunca me he encontrado con esa tesitura, pero debe resultar angustiante lo de cada día estar pendiente del tiempo, de la carretera y demás.
    Al ser varias para conducir, al menos compartís los momentos, y los trayectos!
    Me ha encantado tu blog!

    ResponderEliminar
  8. Yo reconozco que me encanta la nieve, pero porque nunca he tenido esos problemas. Una vez al año, que no hace daño, y además como trabajo desde casa...

    ¡Besitos!

    milowcost

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta en el paisaje, y desde la ventana, y no teniendo que ir a ningún sitio ni viajar con el coche.

      Besos.

      Eliminar
  9. Pues,ostras,Roo..no vayas a trabajar...es un peligro..los alumnos no van..y yo que sé...son circunstancias especiales..
    ..quizá habría que hablarlo en claustro y tal..cerrar la escuela esos días...
    ...yo,las veces que ha nevado por aquí..ha sido un desastre..un peligro...coches atrapados en la nieve....abandonar coches e irse andando en condiciones ínfimas..
    yo,en estos casos..me protejo mucho..y más siendo madre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, es un caso, porque la mayoría del claustro vive allí o en una ciudad muy cercana, a diez minutos. Ayer fuimos como campeones los que estamos a una hora, y algunos de los que viven a diez minutos no cogieron el coche. Nadie dijo nada, ni apuntaron los que faltaban en el parte, pero se siente uno responsable.

      Besos.

      Eliminar
  10. Ánimo, ro igual tienes suerte y esta noche ya no nieva tanto y mañna esta la carretera limpia y podreis disfrutar del paisaje nevado desde una carretera implecable, y sino antes de salir, mira en la pagina de carreteras y asegurate de que se puede circular (al menos eso hacia yo cuando me ha pasaso alguna vez) aunque no es que esten muy actualizadas que digamos... Y sino siempre queda la opción de darse la vuelta y decir que no podeis llegar! y hala hasta otro día. besos y mucho cuidado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que por esta vez ya ha pasado lo peor. Ayer lo pasamos mal, pero esta mañana estaba mucho peor. Y todo para que los alumnos no vengan, pero desde el instituto no son capaces de decirte: dejadlo, no os arriesguéis, que total no vamos a hacer nada.

      Besos.

      Eliminar
  11. A mí esta mañana me ha tocado granizo y viento, pero lo que realmente me aterra es el hielo y la niebla. Si vas acompañada no es tan malo, aunque a mí me ha tocado unas cuantas veces ir a Pamplona con nieve por autovía llena de camiones, y se pasa mal rato...para qué negarlo.
    A ver si pasa pronto el temporal, que aquí estamos casi casi con la flota en la puerta de casa y unas olas, un viento y un granizo... pppfff...
    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que hoy la cosa ha mejorado. Veremos el puerto, pero por aquí no ha nevado, así que... No hay mal que cien años dure... ni cuerpo que lo aguante!!!

      Besos.

      Eliminar
  12. Ohhh... qué bonito! Y mientras en Valencia a 17º, que esto no es invierno ni es nada... te tengo envidia!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver la nieve y cómo queda el paisaje es una sensación maravillosa, pero desde casa...

      Besos.

      Eliminar
  13. Espero que el día de hoy haya ido mejor, y sin problemas, y que los alumnos estén en las clases. Pero la verdad, con este frio, es lo que tú dices, para quedarse en casa acompañada de manta, peli, y pareja, jejeje. ¡Pero toca trabajar!
    Oye, que si vuelves al torturador... cuéntanos si sigue con Nino o ha cambiado de cantante, jajaja.

    Un besín!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…