miércoles, 16 de enero de 2013

Inicio de trimestre

Acabé la primera evaluación con la lengua fuera, histérica, con una gripe que me duró un montón de tiempo, con muchas cosas acumuladas, con cientos de exámenes por corregir...
Pero las vacaciones han obrado el milagro (no sé lo que durará) y he comenzado el segundo trimestre con tranquilidad, con muuuuucha tranquilidad.


Source: flickr.com via Megan on Pinterest

Mis alumnos están en estos momentos entre atontados-dormidos-despistados-sin ganas..., es decir, en su estado habitual. No me dan problemas. Y eso, tengo que recordármelo todos los días, es una suerte. Pero tampoco les interesa nada de lo que les cuento. Y eso es un rollo.
Me encuentro en un momento en que me aburro hasta a mí misma. Tengo que darle un giro a mi trabajo. Tengo que cambiar muchos planteamientos, y estoy pensando cómo voy a hacerlo de cara al curso que viene.


De momento:
En segundo estamos leyendo Pomelo y Limón. Mis alumnos, al menos la mayoría, no lee nada, nada de nada. Y están medianamente interesados en este libro. Eso ya es algo.


Además, estamos dando un repaso a la Historia de la narrativa española. Sí, señoras y señores, en tres páginas, incluidas fotos y ejemplos, nos hace el libro de texto un repaso por toda la narrativa en lengua española desde la Edad Media hasta la actualidad. En el mismo párrafo aparece el Poema de Mío Cid, el Lazarillo, La Celestina y el Quijote, así, sin más... Alucino.
En tercero estamos leyendo Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea. Y están alucinados con el estilo directo de esta autora. Creo que les ha enganchado.
Del temario, estamos con la métrica. Y me estoy riendo mucho, todos nos reímos mucho, porque les pido (les exijo) que midan los versos contando con los dedos, y es todo un teatro verme hacer el tonto y verles a ellos imitarme.



En Bachillerato estamos leyendo La cena de Koch, y en el temario, leyendo fragmentos de La Celestina. Y les describo al personaje de Celestina.
- Prooofeee. No se puede decir puta en clase.
- ¿Por qué?
- Porque es una palabrota, y tú has dicho que en clase no se pueden decir palabrotas.
Touché.
- Bueeeeno. Si te ofende, diré prostituta.
- No, si a mí no me ofende. Prefiero puta.
 Ése es mi día a día. No me aburro, no me quejo. Estoy tranquila. A ver cuánto dura...

24 comentarios:

  1. Ufff leí La cena, por fin, y me dejó perturbada.
    Y he pensado que yo nunca leí en clase, siempre era "para casa", y nunca obras no maestras, jaja. Me habría gustado. Siempre que lo has contado me pareces una buena profeeeee.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anita. A mí también me tocó leer cada rollo...

      Besos.

      Eliminar
  2. En serio, deberías recopilar anécdotas y empezar a escribir un libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. No creo que dé para tanto.

      Besos.

      Eliminar
  3. Seguro que alguno está más motivado que los demás, no me creo que todos sean iguales.
    De todas formas habrá momentos más divertidos, porque la anécdota de la Celestina me ha encantado..."prefiero puta" jajaja
    Un beso,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que hay alguno más motivado. Sí no, esto no tendría sentido...

      Besos.

      Eliminar
  4. Leí hace unos meses Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, y me requetencantó. Uno de los mejores libros que leí el año pasado. Además, creo que perfecto para leer en clase. :) No me extraña que les haya enganchado.

    Qué buena la anécdota de la celestina.

    En cuanto a los libros de texto, a veces cometen crímenes atroces. "Aprenda la historia de la narrativa española en tres breves páginas". No me extraña, entonces, que haya gente que me diga que en lengua y literatura se morían del aburrimiento, aunque luego se lamentan de no saber casi nada del tema, a pesar de que les interesa. Ejem.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero u libro de texto que se pase porque trae demasiadas cosas, que ya me encargo yo de quitar lo que me parezca, pero sí no trae nada, es muy difícil saber qué contarles a los chicos.

      Besos.

      Eliminar
  5. Me encantaria ser tu alumna! Disfrutaba muchisimo en esas clases,para mi era algo magico...No me has dicho si quieres que te invite al club de lectura ,te lo deje en un comentario,te apetece?besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Belén, lo del club de lectura me apetece. Pero pensé que era presencial. Por eso no te había insistido. Ya lo hablamos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Pienso como Belén... yo que era de las que disfrutaba con la lectura, ¡Cómo me hubiera gustado ser alumna tuya!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tengo, pocos, pero alguno hay, a los que no les interesa nada de los estudios y de repente llega el día que toca leer y son los más atentos y los que mandan callar a los demás.

      Besos.

      Eliminar
  7. Jajajja son muy salaos, yo les estoy cogiendo mucho cariño Ro. Fíjate, yo era de las que me gustaba leer, hombre encontraba influmables... lo anteponía a los deberes, los deberes me aburrían. Luego también tuve la suerte que nos llevaban muchísimo al teatro a ver los clásicos. Anoche viendo el telediario, el tiempo, me acordé de ti, dije madrecita mañana pasamos la montaña a lo paquito fernández ochoa pufff lo ponían todo muy... blanco.

    ResponderEliminar
  8. En cuanto a la nieve, afortunadamente no hemos encontrado problemas estos días. H sido una suerte, porque ha nevado todo alrededor, menos en el puerto que pasamos nosotros a diario.

    Lo de mis alumnos. Cómo no les vamos a coger cariño... Son unos insulsos, pero se les termina queriendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Siempre citas libros y me apetece leerlos pero no tengo tiempo ya para más! uf, me voy a hacer una lista para cuando pueda...
    Me encanta ver que hay profes como tú, preocupados por su trabajo y capaces de replantearse cosas.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las horas del día no nos dan para más. Hoy mi día ha sido... uff, ni te cuento. Clases, piscina, médico, lavadoras, deberes, y acabo de meter al peque en la cama. Ahora me toca repasar con el mayor. Mientras ceno...

      Besos.

      Eliminar
  10. Sinceramentee..me alegro un montón de ser maestra de niños de primaria...
    Creo que no podría o no sabría o no querría ser profe de secundariaa..
    Te admiro...uff..y mucho...eres una campeona..
    Besos,Ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno lo suyo. Yo me alegro de ser profe de secundaria. A mí me pones veintitantos niños de seis años y no sé qué haría con ellos. Juego mucho con la ironía en clase, nos divertimos, y los niños pequeños no creo que sean lo mío. Es otro planteamiento.

      Besos.

      Eliminar
  11. El segundo trimestre es muuuuuuuuuuuuuuy largo, mejor empezarlo con tranquilidad, aunque ésta vaya también unida a un poco de amodorramiento...pero es que también con este tiempo... ¿qué queremos? Ya vendrán revuelos primaverales y despertares hormonales...así que mejor disfrutar de la calma mientras dure... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estamos todos un poco dormidos y atontadillos. Pero no durará mucho. Seguro. Así que es bueno disfrutarlo ahora, mientras dure.

      La primavera es lo peor. A veces a partir de marzo las cosas empiezan a complicarse...

      Besos.

      Eliminar
  12. Me apunto el libro de Mi hermana... En cuanto termine con el que estoy lo leo seguro.
    Me parece, por lo que te leo, que eres una profesora maravillosa. El hecho de que te cuestiones, te aburras y te replantees es fantástico. Suerte q tienen tus alumnos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro te lo recomiendo. Es muy muy bonito.

      Lo de ser buena profe, no sé. Yo no lo creo, a veces me aburro hasta a mí misma, así que los chavales tienen que aburrirse de todas todas. Y no se trata de hacer el payaso para que se rían, pero sí de que de alguna manera se acuerden de las cosas, al menos de las que tú piensas que son importantes ¿no?

      Intentando mejorar. Eso siempre.

      Besos.

      Eliminar
  13. Cómo me hubiera gustado tener una profe como tú...
    Besos.
    Marta.

    ResponderEliminar
  14. Que directos tus niños oye! Jajaja.
    La verdad... es que, no es peloteo, pero me hubiese gustado tener una profe de lengua como tú, que se implicase tanto. Es que esas profes que lo único que hacen es dar la lección y "ale ponte a estudiar"... pues como que hace que le acabes agarrando odio a la asignatura y sin ganas de mirar el libro, la verdad.

    Mucho ánimo en este trimestre! :)

    Un besín!

    ResponderEliminar

Cuéntame...