Ir al contenido principal

Contra el viento del norte

Este libro, por las circusntancias en que lo leí, hace ya un tiempo, casi del tirón, llorando a mares, me llega muy dentro.

Ahora lo estoy releyendo para hablar con mis alumnos de él. Además, se lo regalé a Bienve en el último intercambio en que he participado y a su vez ella me lo regaló a mí. Y ha vuelto a tocarme tanto que me ha dejado tocada.

Aun así, le dije a mi Moneypenny que os hablaría de él, y allá voy.
Mis alumnos de primero de bachillerato lo están leyendo. Vaya libros más raros que nos mandas, profe. Despues de Seda, Contra el viento del Norte. ¿Entenderán algo cuando el viernes en el examen les pregunte que significa el viento del norte? Me temo que no. Quizá no tengan suficiente madurez para entender este libro. Aunque no tiene realmente mucho que entender...
¿De qué trata este libro?
De amor.

De amor y cartas.

Cartas de amor.

Y de ese viento del norte que no te deja dormir. Que no, no es una molestra brisa, es un viento, a veces incluso un vendaval.


Source: weheartit.com via Hana on Pinterest


De escribir, escribir como si te fuera la vida en ello. Porque te va la vida en ello. 




Dos personas, dos desconocidos, Leo y Emmi, por casualidad, comienzan a intercambiar correos electrónicos.





Y puede que se enamoren a distancia, sin conocer al otro más que a través de lo que dice.



Source: oldplank.com via Jean on Pinterest

¿Qué es más importante, el aspecto de una persona, o su interior?




¿Podemos realmente conocer cómo es alguien a través de lo que él o ella nos cuenta?


¿Fingimos lo que somos o somos lo que fingimos ser?





¿Puede funcionar una relación con alguien a quien no conoces, pero tal vez conoces mejor que nadie?

¿Deberían conocerse, desvirtualizarse, o mejor dejar las cosas como están para evitar decepciones?


Y ahora algunos fragmentos del libro.
Leo a Emmi: "¿Has notado que no sabemos absolutamente nada el uno del otro? Creamos personajes virtuales, confeccionamos irreales retratos robot el uno del otro".
Leo a Emmi: Escríbeme, Emmi. Escribir es como besar, pero sin labios. Escribir es besar con la mente".
Emmi a Leo: " No sé si eres como el que escribe, pero con que fueras sólo una parte de él, ya serías muy especial".
Leo a Emmi: "Está bien que de vez en cuando sea yo tu hogar".
Leo a Emmi: "Nosotros partimos de la línea de llegada, y sólo se puede seguir una dirección: hacia atrás".


Emmi a Leo: " Cuando juntos no funciona y separados tampoco, sólo hay una alternativa: ¡cambiar!".

Esta vez, en contra de mi costumbre, creo que os he contado demasiado. Aun así, hay que leerlo.

Comentarios

  1. Pues creo q ha sido delos pocos libros q he abandonado....voy a cogerlo otra vez, porque no puedo creer q signifiq tanto para ti y yo no le haya cogido el punto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, ya sabes que lo de los libros es taaaaan personal... Pero yo no pude dejarlo hasta que lo terminé. Y empecé la segunda parte...

      BEsos.

      Eliminar
    2. Que fuerrrrtteee Dina no me lo puedo decreer¡¡¡

      Eliminar
  2. Me habría encantado tener una profe de literatura como tú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooooo, Anita, no me digas esas cosas, que me pongo como un tomate... Muchos de mis alumnos no piensan lo mismo... Ayer tuve una bronca con ellos y hoy se la tengo preparada en forma de examen-sorpresa-que-te-cagas...

      Besos.

      Eliminar
  3. Me estás tentando y mucho con tus libros. Creo que ya sé en qué invertir mi tiempo en Navidad :)
    Beso*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que estos dos últimos son apuestas seguras: Seda y Contra el viento del norte. Para leer y para regalar.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo sin embargo me haría las siguientes preguntas después de haberlo leido: ¿Por qué esa atracción hacia lo que no conocemos? ¿es enamoramiento o es una huida hacia adelante por la monotonía de la vida en pareja, por una monotonía de la que ni siquiera somos conscientes? ¿Realmente es posible un "amor para toda la vida"? Me suscitó en su momento mas preguntas Emmi, después de leer la segunda parte...ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto. Lo desconocido, lo que se sale de la rutina, el volverse a enamorar, aunque en la vida real ya seas feliz y tengas todo lo que se pueda desear... Es algo que plantea el libro... y para lo que nadie tenemos respuesta. Yo al menos no la tengo.

      Bueno, ya me contarás.

      Besos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Creo que ha tenido mucho éxito entre la gente que conozco. Todo el que lo ha leído dice que le gustó muchísimo.

      Besos.

      Eliminar
  6. Totalmente enamorada de este libro y de su segunda parte. Totalmente.

    ResponderEliminar
  7. Tiene pinta de ser una bonitura de libro, tremenda. Me lo apunto! Que me has dejado ahí un poco con el gusanillo de como va la cosa.
    Además me parece super bonito eso de escribirse cartas (o mails).

    Besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te lo lees me lo cuentas, quiero saber si te gusta...

      Besos.

      Eliminar
  8. Uno más para mi lista!!! tiene una pinta estupenda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco a nadie a quien no le haya gustado, al menos entre el público femenino.

      Besos.

      Eliminar
  9. Pues yo este fin de semana me voy a agenciar, con este tuyo, tres libros. A saber: los dos que nos ha recomendado nuestra gallina jefa, el de la Parker y el de la que tenía una granja en África... y este del viento del norte, porque yo sí creo en esas posibilidades, sé que existen las oportunidades más allá del cara a cara directo.

    Seguro que alguno de tus pupilos lo entenderán, los hay muy listos, muy avispados y muy sensibles, especiales... qué te voy a decir, si nos dedicamos a ver en sus almas, a mas de rellenar su mochila de conocimientos!

    Pues hala, ya me he estrenado en esta clase, proooofeeeee!

    Un besote!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo el de la Parker me lo voy a pedir a los reyes, ya lo tengo apuntadito... Y estoy ahora con el Hobbit, que estoy releyendo para ver la peli metida de lleno en la historia.

      Es cierto lo que dices, algunos, si no muchos de mis alumnos van a entender perfectamente el libro y mucho más. Hoy una niña me dijo: prooofeeee, me ha encantado el libroooooo. Me pido a Leo para mí. Y yo le contesté: perdona, pero yo le vi primero.

      Es verdad, entienden y saben mucho más de lo que queremos reconocer. Y tienes mucha razón en lo que dices, nos dedicamos a aprender con ellos, a veces de ellos.

      Me alegro de que te hayas apuntado a mis clases. Espero que te gusten y que no te aburras con ellas. Gracias.

      Besos.

      Eliminar
  10. Mira Ro, yo me acuerdo que lo leí un verano y... me lo leí en el bordillo de la piscina... en la piedra, sin niños, sin nadie, yo... y el libro... pufffff me encantooooo, creo que además por aquel entonces era una historia muy fresca y me enganchó, y claro cuando lo terminé a parte de odiar a Leo odie al autor por no tener prepearada ya la segunta parte, que cuando salió me lo compré el primer día y.... el resto, ya es otro post, verdad Ro?
    Si, creo que puede pasar, pq no? estaban hecho el uno para el otro. A mi quien me dio pena fue... no digo nada que jodo el libro pero... es que no se como se llama... bueno imagino que sabes quien.
    Buen finde guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo lo leí ya estaban publicadas las dos partes. Acababan de publicar la segunda. Así que terminé el primero e inmediatamente cogí el segundo. NO me podía dejar así...

      Y sí, el segundo es otra historia, la misma historia, pero tiene otro comentario, y no vamos a desvelar nada. Lo que sí es cierto es que en estas cosas, muchas veces nos quedamos con los protas, los que se aman, y no pensamos demasiado en los que pierden, en los secundarios...

      Besos. Y a descansar.

      Eliminar
  11. Me recuerda un poco a las relaciones virtuales que establecemos entre nosotr@s en la blogosfera...
    Quizá somos lo que fingimos ser...o no...pero es curiosa la imagen mental que nos hacemos un@s de otr@s sin habernos visto...es un fenómeno a estudiar...
    Bss,Ro...acabamos de inaugurar el bendito finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto. Cada uno nos imaginamos cómo es el otro, quizá no físicamente, pero sí cómo es según como escribe o como se comporta. Y a veces podemos estar equivocados, puede que solo sea un papel que representamos ante los demás, o no...

      Sí. Ya es finde. Y voy a descansar todo lo que pueda. Al pueblo a ver a mi padre y sus gallinitas.

      Besos.

      Eliminar
  12. Es precioso! Ya te lo dije... es de mis preferidos!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te gustará Seda, aunque no tenga nada que ver...

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…