Ir al contenido principal

Desconexión

Se trata de una nueva novela distópica.



Título: Desconexión.
Autor: Neal Shusterman.
Editorial: Anaya.

Pero, no sé si porque mis expectativas con ella no eran muy altas, me ha gustado mucho.

La sociedad que plantea es más o menos la nuestra, pero ha habido una Guerra Civil en los Estados Unidos, la Guerra Interna, cuyo motivo principal de conflicto ha sido el valor de la vida humana. Al final de la misma se ha llegado a un acuerdo escalofriante: la vida se considera inviolable desde el momento de la concepción pero se podrán realizar abortos diferidos, es decir, entre los trece y los dieciocho años, si no eres lo bastante bueno, dócil o útil para la sociedad, tus padres pueden decidir desconectarte, que no es lo mismo que matarte, porque cada una de las partes de los desconectados será utilizada para salvar la vida de otras personas mediante trasplantes.

A mí esta premisa me parecía al principio muy irreal porque, por muy malo que pueda ser tu hijo, por muy rebelde que esté, no creía que unos padres decidieran deshacerse de su hijo sin más. Pero, una vez te introduces en la trama, y viendo lo que se ve por el mundo, tampoco resulta tan inverosímil.

También se plantea el problema de los hijos no deseados, porque al no existir el aborto, las jóvenes embarazadas tienen a sus hijos y van con ellos, por ejemplo, al instituto, o los abandonan sin más a la puerta de cualquier casa para que se hagan cargo de ellos...

Los protagonistas, como no podía ser de otra forma, son tres desconectables: Lev, Connor y Risa. Los tres tendrán que luchar por salvar sus vidas en una sociedad en la que estas no valen nada.

Muy recomendable para lectores adolescentes y para aquellos que, como yo, disfrutan de tramas de este tipo.



Por cierto, hay una segunda  y tercera partes. Y seguramente me decida a leerla en estas vacaciones.

Comentarios

  1. Ro, no es el tipo de novela que suelo leer y sin embargo me ha llamado la atención... me apetece leer algo diferente y creo que esta novela es perfecta, muy diferente a todo lo que he leído.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres cambiar de registro, a lo mejor te viene bien. Si te animas ya me contarás.

      Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No, a lo mejor no, pero es más interesante de lo que parece así, contado.

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues yo de repente siento como una pesadez cada vez que leo la palabra distopía que no te haces una idea. De hecho me animé con El Dador por la película, sino, creo que no lo habría leído en la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he terminado con El Dador. Me ha dado pereza. Pero esta es muy dinámica y engancha bastante.

      Besos.

      Eliminar
  4. Me gustan mucho las distopías, pero últimamente estoy un poco saturada, de todas formas lo tendré en cuenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos saturados porque es un género de moda y hay muchas obras, y no todas necesariamente interesantes. Pero esta, no me digas por qué, me ha gustado bastante.

      Besos.

      Eliminar
  5. A mí me gusta este género pero no sé porqué no me suelen llamar la atención. Luego me pasa como con los Juegos del hambre, que lo veo (o leo) y me gustan, así que lo tendré en cuenta.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he visto que te ha gustado Los juegos del hambre. A mí me encanta y en casa somos fans todos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Pues me la apunto, me gustan las distopías aunque no para todos los días, claro. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy intercalando distintos tipos de lecturas, y ahora tocaba una de estas, que siempre me gustan.

      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Anda! Algo nuevo y con buena pinta :) Me lo apunto en goodreads, a ver si pueedo leerlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, el tema del aborto y el derecho a la vida como motivo de una guerra ya me parece bastante interesante. Además, ya sabes que todas estas distraías plantean temas filosóficos. Estoy por recomendársela a mis alumnos para estas Navidades.

      Besos.

      Eliminar
  8. Que original el arugmento, no suelo leer libros de este estilo pero me ha encantado gracias por recomendarlo tiene muy buena pinta. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Pues, tal y como lo cuentas, me has convencido. En cuanto pueda le echaré un vistazo: desde luego me parece muy original.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Me lo apunto!. No se si te has dado cuenta, pero eres mi referente en lecturas de este género. Casi todos los que recomiendas aquí me los acabo leyendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Mmmm interesante ^__^
    Apuntado está ya en Goodreads :)

    ResponderEliminar
  12. Bueno, pues yae lo he leído y aunque entretenido me ha podido la grima del tema órganos, transplantes y desmembramientos. Hay varios momentos de arggggg.
    La trama es curiosa y da que pensar en cualquier caso.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…