Ir al contenido principal

La familia Bélier

Todo en estos días me llevaba a esta película. Me la recomendaban por todas partes, así que fue el momento de volver al cine.


Y es que el mes de abril pasó sin pena ni gloria, ni películas, y el mes de mayo amenazaba (y casi amenaza) con lo mismo.

Pero esta peli mereció la pena.



Título: La famille Bélier.
Director: Eric Lartigau.



Ha sido la comedia más vista en Francia en este año, o al menos eso dicen por ahí.



Está ambientada en la campiña francesa, en una granja con los quesos y las vacas. Y no os cuento nada del argumento por si la queréis ver.



Me ha parecido una preciosidad, cómica y muy tierna, muy dulce, y, no sé si será porque estoy sensible o qué, pero he llorado muchísimo, y los últimos quince o veinte mintuos sin poder dejarlo. A lo mejor es que me hacía falta llorar un poco...

Os la recomiendo.


Comentarios

  1. Uy pues me la apunto para mi lista de qué ver en un futuro próximo. Y ya sabes si hay que llorar se llora. No te contengas que luego explotas (o al menos eso me pasa a mi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te va a gustar. Si la ves, me cuentas.

      Besos.

      Eliminar
  2. ¡Hola Ro! yo la ví este finde pasado, y ya tengo preparado un post con ella que no me ha sido posible publicar en toda la semana porque voy de cabeza.

    Y acabé como tú, con eso te lo digo todo.

    ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  3. ¡Es más! Elegí hasta la última imagen que añades también para mi post ;-)

    ResponderEliminar
  4. Pues tiene buena pinta la peli... yo no había oído hablar de ella!!! Me la apunto.

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonita, de verdad, hazme caso.

      besos.

      Eliminar
  5. Queda apuntada en la lista, y llora, llora que a veces es muy bueno y desahoga, deberíamos hacer de vez en cuando una cura de risa y otra de llanto, aunque de risa ya existen talleres y demás tratando la risoterapia, pero el llanto está demonizado parece que si lloras eres blanda o rara, por no decir la sensación de vergüenza incluida la ajena que genera, hay que tener en cuenta que es un sentimiento más,como cualquier otro y no debería extrañarnos que se produjera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lloro mucho, a lo mejor más de la cuenta.

      Besos.

      Eliminar
  6. Jajajajaja, me encanta cuando alguien dice que le ha gustado mucho una peli y que ha llorado un montón. Esta la voy a tener que apuntar en la lista de "me hago la tonta a ver si la pone él sin querer", porque como pretenda que vayamos, voy lista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no, te la ves ya en casa que en breve estará el DVD, y te la ves con tu hija, que creo que también le va a gustar.

      bEsos.

      Eliminar
  7. Uff, no me llama nada...
    (Marialu en las sombras)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que te iba a gustar, en serio.

      Besos.

      Eliminar
  8. Es cierto, hay veces que se necesita llorar. Esas lágrimas parece que limpian.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que limpian. Lo mío es cíclico, de vez en cuando necesito llorar un rato.

      besos.

      Eliminar
  9. A veces sí, a veces hace falta llorar y desahogarse. Aunque a mí la película no me llama nada (y teniendo en cuenta que lloro hasta con los anuncios... :P )
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo que parece una cosa y es otra. Es una peli preciosa.

      BEsos.

      Eliminar
  10. Vi el trailer en el cine, y pense que no podría verla en el cine, porque me pondría a llorar. Y es que a mí me encanta llorar con las peliculas

    si engaño a mi novio, le llevo este finde. Que en el cine de al lado de donde trabajo esta a 3,50€/pelicula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen precio, chica. Pues engáñale, que luego ellos nos llevan a ver unas películas...

      bEsos.

      Eliminar
  11. Tomo nota. Pero la reservaré para un día de esos que se necesita una cura de llanto :P jaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Es la segunda vez en un día que leo sobre ella así que espero verla en breve y ya os contaré, aunque acabaré llorando por lo que dices. Un besín.

    ResponderEliminar
  13. Nosotros estuvimos a un tris de ir a verla en la fiesta del cine, pero al final por una causa o por otra la descartamos
    Ahora me la apunto como si me fuera la vida en ello jejeje ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…