Ir al contenido principal

100HealthyDays (3)

Mis semanas empiezan en domingo, por el tema de que coincidió día 1 y domingo y me dije: no lo dejes para el lunes, empieza hoy.

Alimentación.

Sigo en la misma línea. He alternado mis tortitas (proximamente la receta) con mugcakes, pero éstos últimos tengo que perfeccionarlos.

Continúo con mi fruta a media mañana, a pesar de mis pésimos compañeros y sus pinchos de tortilla y sus bocadillos.

Como muchas ensaladas porque últimamente me están apeteciendo, y pollo, pavo y pescado a la plancha.

ensalada pavo


Esta semana me hice calamares en salsa y los comí un par de días.

calamares ensalada

 Las ensaladas con muchas cosas me encantan.


También he comido pollo asado un día y al día siguiente eché las sobras a la ensalada y estaba buenísima.

El viernes hemos comido de macdonalds, pero ensalada, cosas de planificarse mal y no tener nada preparado a la hora de comer. 

Sigo sin merendar, salvo ayer, que iba a salir con amigas por la noche y sabía que cenaría tarde, así que me comí un sadwich de pan thins.

Y también sigo cenando poquito y ligero.

Ejercicio.

Domingo: cinco kilómetros a muy buen paso, sola porque el entrenador tenía un montón de exámenes.

Lunes: Seis, también sola.

Martes: Descanso.

Miércoles: Seis y medio, acompañada de mi chico.

Jueves: seis y medio, sola otra vez.

Viernes: los viernes salgo con amigas, así que nada de nada.

Sábado: En cuanto le dé al botón de publicar, me voy. Mi primera intención era ir al mercado, de tranqui, con el carro de la compra, pero está medio lloviendo, así que voy a hacer compra al súper y luego salgo.

Cinco días de salir a mover el culazo, lo cual es más de lo que me había propuesto.

Me siento contenta, me noto el estómago muy bien, me levanto con más energía, y con ganas de seguir con este reto. No prometo que me dure mucho, y menos cuando esté de vacaciones, pero de momento sigo en la brecha.

Comentarios

  1. Yo ayer pequé con tres quintos de cerveza, tortilla de patatas y un bocadillo. Pero antes de cenar me pesé y esoy debajo de mi peso ideal jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ayer también pequé porque salí con amigas, y me comí los pinchos y me bebí cuatro vinos, Cuatro, yo que no bebo nunca. Pero yo no estoy por debajo de mi peso, qué va, estoy por encima, y bastante.

      BEsos.

      Eliminar
  2. A ver si se me contagia tu motivación porque estoy súper pasota. No veo el momento de meterme en vereda...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú todavía estás en periodo de reponerte de un parto, mujer. Nada de empezar aún, permítete un poco de relax.

      Besos.

      Eliminar
    2. Bueno, ya han pasado tres meses y medio, y me conozco, me pueden dar tres años en la misma actitud pasota...
      Un beso

      Eliminar
  3. ¡Me alegro por tí! A mí me hundes en la miseria. Mejor no te cuento mis comidas de la semana, y de ejercicio, nada de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Esa es, o mejor dicho era, mi vida. Pero ahora soy una healthy person. A ver lo que me dura.

      Besos.

      Eliminar
  4. Pues has caminado bastante, y encima a buen ritmo así que genial. Yo voy por rachas,jejeje, ciuando estoy con moral me cuido, camino, ando en bici y lo que se tercie pero cuando tengo un día mustio ni me muevo y encima me como tres donuts, un bocata de tortilla y cosas así, aunque bueno, predomina lo de cuidarse,jejeje.
    Tus compañeros son unos insolidarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy caminando a un ritmo infernal, al menos para mí, porque no estoy acostumbrada a andar mucho, y voy a todo lo que doy sin echar a correr.

      Yo también tengo de esos días en que me comería todo lo que me pasara por delante, pero si predomina lo de cuidarse va bien la cosa.

      Besos.

      Eliminar
  5. Esa ensaladica con anacardos... ñamñam. ¡Cómo te cuidas! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estoy cuidando un montón, un montón.

      besos.

      Eliminar
  6. El pollo asado en las ensaladas está brutal y la fruta ni te cuento!! Manzana, peras, fresas o naranjas mmmmm buenísimas!! Y las espinacas baby crudas están de rechupe y así no comes siempre lechuga...y si quieres un toque dulce pero sano arándonos y pasas secas ;))

    Sigue caminando así y en nada echas a correr jajaja por cierto, yo empecé a correr con el plan de entrenamiento de la carrera de la mujer...por si quieres echarle un vistazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa. Soy bastante creativa con las ensaladas, pero cuando me da por algo... y últimamente me da por la escarola a tope. Me gustan mucho las ensaladas con manzana o pera, naranja, piña...

      No voy a echar a correr, al menos no ahora mismo. Empecé a correr hace dos veranos y enseguida mis rodillas de abuela empezaron a protestar. Perseveré más adelante y lo mismo. Así que creo que me quedaré caminando, a tope, eso sí, porque me supone un buen ejercicio y no me machaca las rodillas.

      Besos.

      Eliminar
  7. Pues te felicito, porque lo que es yo... Aquí está haciendo tanto frío que sólo pensar en ensalada me da ganas de taparme con la manta. Sopitas, potajitos y lentejas. Eso es lo que apetece aquí :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…