Ir al contenido principal

He visto 22: Por trece razones

Iba a hablaros hoy de un par de series y una película pero al final me quedo solo con una serie, que he visto en esta semana y que me ha gustado muchísimo.




No sabía muy bien qué me iba a encontrar en esta serie y han aparecido en ella muchas verdades. Muchas cosas que suceden día a día entre los más jóvenes y que los adultos no vemos o no sabemos ver.



La historia comienza con una alumna del instituto Liberty que se ha suicidado. Pero antes de hacerlo ha dejado unas cintas grabadas con las razones por las cuales lo ha hecho y los culpables. En total trece caras de cinta con trece culpables y lo que han hecho o no han hecho para que ella llegue a esa situación.

Las cintas deberán pasar por las manos de las trece personas que tienen algo que ver con la historia, pero ya nada se puede hacer por la víctima.



Una serie que habla de acoso, pero en muchos sentidos. No siempre, y creo que ya lo he dicho aquí alguna vez, el acosado es evidente que lo es, porque no es el más débil o el más raro, y el acosador a veces tampoco es  tan evidente, porque no es siempre el abusón, el chulito o el más fuerte.

Y una cosa que comentábamos ayer algunas personas que la estamos viendo: el papel de los padres en estas cosas es casi inexistente. Cuando se dan (nos damos) cuenta de que algo ha pasado, de que a tu hijo le ha sucedido algo, ya está el daño hecho.




Hay escenas totalmente desgarradoras en las que vemos a los hijos sufrir (no solo a la protagonista, a Hannah, sino también a otros) y los padres no se dan cuenta de nada. Y cuando se dan, son totalmente incapaces de ayudar, como si hablaran lenguajes completamente diferentes, como si vivieran en distintas dimensiones.

Y del papel de los profesores mejor no hablo.

Es una serie que me ha dolido, y mucho. Y a partir de la mitad he terminado llorando en todos los episodios. Desgarradora porque para mí lo que en ella sucede es el día a día de nuestros adolescentes (vale, sí, norteamericanos con sus cosas, pero adolescentes como los nuestros).




La única pega que le pongo es una: la protagonista se encuentra sola en el mundo, por mucho que sea una chica inteligente, guapa y "popular", y lo único que busca una y otra vez es un chico con el que estar. Sentirse realizada estando con un chico. La amistad pasa a un segundo plano, y me parece una imagen tan negativa esa de las mujeres, las chicas, siempre buscando un novio, como si no estuvieran completas sin él...

Por lo demás, solo digo que tenéis que verla.




Comentarios

  1. Yo de momento he visto los dos primeros y espero que mejore un poco, porque veo que le falta un poco de ritmo, pero me está gustando.
    El tema de la mujer buscando pareja es sobre lo que giran el 80% de los productos "para mujeres" (odio ese término): Bridget Jones, las sombras de Grey...
    Ayer viendo el 2 también pensaba en otro micromachismo que se ve mucho en las series americanas: el tema de las animadoras. Con el desarrollo que tiene el deporte en EEUU, ¿por qué las chicas protagonistas nunca hacen deporte? ¿por qué siempre son animadoras? Seguro que en todos los institutos hay ligas masculinas y femeninas pero a éstas nunca las vemos haciendo deporte.
    Y lo que te decía ayer, ¿en qué momento se produce esa ruptura padres/hijos?
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que gana con los capítulos. A mí me estaba pasando lo mismo, que pensaba si se pondría más interesante.

      Besos.

      Eliminar
  2. Pues quizas la veo, me ha llamado la atención, a ver si mis padres me dejan un rato el netflix a mi y la veo
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha gustado y horrorizado por el tema a partes iguales.
      besos.

      Eliminar
  3. ¡La tercera hoy que habla de esta serie! Bueno, la tercera que la menciona, tú eres la primera que la has explicado, y que me ha picado para verla. ¿Con niños? Supongo/espero que si, dime qué piensas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tu niña sí pero con El Niño no sé.

      Besos.

      Eliminar
  4. Alguien me ha dejado su Netflix para verla. Voy por el 6, es el que toca esta noche. Y no sé, empezó bien, pero es como que se ha estancado... A ver qué tal sigue. 😘

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que la chica no busca a un chico, busca cariño. Atención...vamos. De un amigo, un novio, una amiga, lo que sea. Ser social. A mí me está encantando también!

    ResponderEliminar
  6. Me imagino que esa búsqueda de pareja es una pega si se lo ve como un modelo, pero es una realidad más extendida de lo que nos imaginamos. Tengo que verla.

    ResponderEliminar
  7. Yo no he visto la serie pero me he leido el libro y la verdad que me ha decepcionado mucho. En la serie no se, pero en el libro describen la situación desde el punto de vista de la desesperanza y la soledad, como si no tuviera solución. Casi parece peligroso que un adolescente deprimido y acosado lo lea. En el libro aparece la personaje con ganas de solucionar el conflicto, pero por otro lado no se abre a nadie de pleno para contar el problema, porque ya ha tomado la decisión: quitarse la vida. Yo desde luego no recomiendo el libro para nada

    ResponderEliminar
  8. Yo la acabo de terminar hoy. Los ocho primeros me parecieron lentos, me enganché a partir del 9. Es una serie dura, pero me gusta como está tratado el tema. El trece me ha parecido muy real, hay momentos en que he parado de verlo xq se me hacía un poco cuesta arriba.

    Lo de la élite deportiva es siempre igual, espero que en la realidad sea un poco diferente. Yo creo que le faltaba un amigo/a de verdad alguien al que contarle todo xq hay cosas que vistas desde otro plano no son tan importantes.

    Gracias Ro. Seguro que tu ves más cosas que todos nosotros.

    Coquelicot

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…