Ir al contenido principal

My Valentine

Supongo que todo el mundo sabe que hoy se celebra San Valentín.

Sí, es una fiesta comercial, y todo lo que queráis, pero yo me apunto a cualquier cosa, y si se trata de festejar el amor, allá voy...




Sabéis que llevo unas semanas leyendo y leyendo y leyendo y leyendo y... cartas de amor, y los resultados os los he comentado ayer, aunque no puedo publicar las ganadoras. Y estoy un poquito saturada de tequieros.




Sin embargo, el amor nos mueve, nos atrapa, nos lleva por donde quiere, nos emociona, nos hace mejores. Y nunca es mal momento para celebrar el amor.

Me gustó tanto Moonrise Kingdom, que esta imagen me parece perfecta para un día como hoy...



Celebrar el amor. Cualquier tipo de amor. Da igual el día y el lugar.



Source: indulgy.com via Dina on Pinterest

Celebrar que amamos, celebrar que nos aman.



Celebrar que hay alguien a nuestro lado. Una persona especial que nos eligió entre muchas, una persona a la que elegimos.
O, tal vez, celebrar que alguien no está a nuestro lado, que eso, en algunos casos, ya es un gran motivo de celebración (qué mala soy).



Pero, por favor, este año no quiero nada de corazoncitos, de cositas rosas, de tartas merengosas, de frases manidas, de cenas en lugares donde va todo el mundo.





Este año, por ser este año, quiero celebrar el día de San Valentín a solas (no me queda más remedio, ¿vale?, porque mi chico trabaja, pero aún así lo he decidido, porque sí, porque yo lo valgo).

Acostaré a los peques pronto y me veré una peli de ésas de llorar mucho, de ésas de amor, amor (ayer Dando claqueta nos recomendaba algunas)

Y me seguiré emocionando con ese sentimiento universal que nos iguala a todos.

Comentarios

  1. Mi plan es ver El Diario de Noa...tela!

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es celebrar el amor todos los días de tu vida, no hacen falta fechas señaladas... Es lo que has dicho, da igual al día y el lugar. :)

    Ah! El plan de peli de llorar me parece perfecto!

    ResponderEliminar
  3. También se puede celebrar el amor propio, oyes! jaja

    Yo también lo paso sola, por primera vez en unos cuantos años. Pero sorprendentemente, no estoy depre. Será que el amor me llega desde la distancia ;)

    ResponderEliminar
  4. San Valentín creo que me odia jajaja
    Feliz San Valentín :)

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhh asi que esa es la peli¡¡¡¡ uhmmmm venga dale al play y cuenta¡¡¡
    Madre mía como está el patio, hay más lover fuera que en casa¡¡¡ Ya me he encontrado a varios¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Pues yo también estoy sin mi Valentín hoy, y voy a hacer exactamente lo mismiiito que tú :D

    ResponderEliminar
  7. Pues feliz día, sea como sea, que disfrutes de la peli que sea al final. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado esa foto de los niños como en Moonrise Kingdom! Genial igual que la película. Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Es un sentimiento..que cuando es auténtico es tan fuerte que mueve montañas...y no es broma...mueve montañas!
    besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo ya lo he contado por ahí, pero ayer llevé piruletas en forma de corazón a mis compañeros y mis profesores... la reacción fue estupenda y más de uno se emocionó. ¿Mejor forma de celebrar San Valentín?

    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Jaja, me quedo con el "cariño, no seas moñas" dentro de su corazón rosa, aunque sea con retraso, como ayer no celebramos nada, y por tocar las narices ironicamente, se lo voy a enviar de regalo a mi chico.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo celebré el amor por las amigas, jaaja, que fuimos a cenar por ahí. Nos queremos siempre, pero oye, decidimos ir a un chinito y comer arroz tres delicias :)

    Besín!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…