Ir al contenido principal

Mis alumnos de este curso (4)

Carlos toca mi fibra sensible, como la mayoría de los alumnos que tengo con TDAH. Y es que no puede parar. No es que no aguante sentado toda una clase, eso sería extraño a sus dieciséis años. Lo que le sucede es que siempre está construyendo o rompiendo algo.



A principio de curso cazaba moscas, les quitaba las alas, o las metía todas en una caja, o las ataba con un hilo y las ponía a volar... En fin, ya les hablé de que son seres vivos también y que no hay que hacer daño porque sí, pero los míos son chavales de campo, y no les llega mucho ese mensaje.

Después le dio por colgar cosas de un hilo y lanzarlas por la ventana, dejarlas allí colgando, atar el hilo al radiador, a la mesa...



Con unas abrazaderas de plástico unió unas mesas con otras para que no llegara el profesor y les dijera que se separasen y se sentasen de uno en uno.

Me ha hecho un cartel que pone "zona wifi" para la puerta del armario y ha metido unas sillas en él, y lo cierto es que desde allí es donde mejor se coge cobertura. También hay que decirlo, arregló con unos cartones dos agujeros que tenía la puerta del armario y quedó muy apañado. Ahora quiere pintarlo.

En los últimos días tiene un cúter en la mano y está dedicado a unos cartones que creo que les pidió el profesor de tecnología. Cortando y armando cosas.



Siempre está desarmando bolígrafos, volviéndolos a armar, siempre con unas tijeras, un pegamento y varias cosas más en la mesa. Si le preguntas qué estamos diciendo, probablemente lo sepa, y va tomando apuntes si es lo que toca mientras hace unas cien cosas más: habla con los de alrededor, vigila algo de lo que está pendiente, pica a la niña que se sienta delante (Sara), hasta que esta se cabrea y da un grito.

Por cierto, todo lo anterior con medicación. Dice su madre que no nos gustaría tenerle en clase sin ella y en este caso la creo.



Carlos es educado y buen chico, y tiene una familia estupenda. Su problema son los estudios. No estudia nada, y empezó a tener problemas en secundaria, porque, lo que siempre pasa con estos niños, entre el comportamiento (que pone nervioso a cualquiera) y que si estudian para un siete van a sacar un cuatro y terminan frustrados, se desanimó y ha ido de mal en peor.

En la primera evaluación fue el único que aprobó todo, y no podía creérselo, pero no por eso está trabajando más. El tema motivación lo voy teniendo dominado, consigo que se motiven para seguir el ritmo de la clase, para trabajar mientras están en el instituto, para atender más o menos a las explicaciones, pero cuando llegan a casa no hacen gran cosa. En realidad, no hacen nada.


Comentarios

  1. y con los compañeros que tal?
    No se que es mas difícil de llevar, si una clase de 28 o 5 con mas necesidad de atención

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, afortunadamente, es del tipo muy sociable. Se lleva bien con todos y no tiene problemas con sus habilidades sociales.

      Es cierto que, dependiendo de cómo sea la clase, a veces una de cinco es peor que una de 28. Los míos son nueve y son complicados.

      Besos.

      Eliminar
  2. Me están encantando estas entradas, para conocer mejor a tus alumnos. Muy bueno lo de buscar imágenes de la misma temática, porque te hace visualizar como son esos chicos a través de ti. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, veis cómo les veo yo, y solo les veo un rato cada día, así que mi punto de vista es muy fragmentario, pero ya les voy conociendo.

      Besos.

      Eliminar
  3. Estoy segura que algún día construirá algo grande.... y se acordará de su profe :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que él mismo no se corte las alas.

      Besos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Es muy bonito, Irene. Eso lo compensa.

      Besos.

      Eliminar
  5. No tengo ni idea de cómo trabajarlo, pero está claro que ese niño tiene un gran potencial. Pero claro, aquí estamos todos los "iguales, que nadie destaque ni sea diferente" :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES un problema que no estudie, pero hoy, precisamente hoy, estoy contenta, porque me han mandado dos mensajes esta tarde sobre un trabajo que está haciendo, lo cual quiere decir que está trabajando en casa, algo impensable hace unos meses.

      Besos.

      Eliminar
  6. Si ya es difícil lidiar con alumnos "normales" no me quiero imaginar con TDAH.
    Desde luego, con este chico no te aburres.
    Tengo que decirte que las fotos que has puesto hoy me han robado el corazón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con gatetes todo es mejor.

      Besos.

      Eliminar
  7. pues parece tener mucho potencial para hacer un montón de cosas! (a la vez)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…