Ir al contenido principal

La creatividad era esto

Siempre me quejo de que mis alumnos no son nada creativos, y sin embargo en los últimos días me han dado muestras de todo lo contrario. Pero, claro, su creatividad y su imaginación no van por donde nosotros querríamos que fuera.



Por ejemplo, mis alumnos han descubierto la clave de wifi del instituto (vale, algo normal, hoy por hoy cualquiera piratea un wifi) y también han descubierto que donde mejor cobertura pillan es dentro del armario. Por eso, han puesto un par de sillas dentro (el armario es como una especie de ropero y sin baldas, no sé para qué, no se utiliza para nada) y un cartel en la puerta que pone: "zona wifi".

Ya sabéis que entro al trapo en todas estas cosas, y les dije que quitaran ese cartel roñoso y que las cosas tenían que estar bien hechas. A ratos han hecho un cartel en condiciones, de cartulina, han tapado con cartón un par de agujeros que tenía el armario y han adecentado su local de conexión a internet.




Además, así cuando llego a clase, a todos nos hace mucha gracia que les mande salir del armario.

Tenían las persianas rotas (bueno, es que la clase no hay por donde cogerla) y se han dedicado en cambios de clase a arreglarlas hasta que las han dejado perfectas.

En las vacaciones de Navidad nos pintaron la clase, y cometieron el error de pintarla entera de blanco. Ya sé que es más luminoso y todo eso, pero el instituto está pintado de colores claros y la parte de abajo de cada clase con un zócalo de un color más oscuro, por los roces y demás. Pues la nuestra es blanco nuclear. Empezaron a insistir y a insistir en que les dejara pintar la pared de atrás con spray, tipo grafiti. Me negué, por supuesto. Y se les ocurrió que pusiéramos toda la pared de papel continuo para poder escribir en él o poner fotos, trabajos y demás. Así lo hemos hecho. El primero se cayó, porque pesaba demasiado, así que han ideado cómo lo pegan para que no se caiga. Ya han ido dibujando y escribiendo cosillas (aparte de poner una foto de una chica de muy buen ver) y ahora vamos a poner murales y trabajos allí.




Y la última fue el viernes pasado. Creo que se merece un premio.

Yo tenía clase con ellos a segunda hora, y cuando llego me encuentro que han pegado todas las mesas a la pared donde está la pizarra, los nueve pegados a la pizarra, y han dibujado con tiza un cuadrado en el suelo del aula, que ocupa casi toda la clase, excepto un pequeño pasillo pegado a la pared.

- ¿Qué es esto?

- Es que...

- A Rosana ni lo intentes, porque no va a colar...

- A ver...

Le habían contado a su profesor de matemáticas que habían echado cemento al suelo, y que estaba húmedo, y la jefe de estudios les había dicho que no se podía pisar, así que el pobre hombre había estado saltando por toda la clase, sin poder escribir en la pizarra, durante toda la hora. Más o menos como si toda la clase fuera un lago y solo se pudiera pisar la orilla.




En fin, que tuve que reñirles un poco pero me daba la risa.

Y he estado pensando que tal vez no escriban bien, y que dibujen fatal, que no se les ocurran temas para debatir, pero no puedo decir que no tienen imaginación ni que no son creativos.


Comentarios

  1. Imaginación tienen, no se lo podemos negar...

    Me ha encantado la "Zona Wifi"; pero más me ha encantado tu forma de verlo. No tuve malos profesores a lo largo de mi vida, pero ay Ro.. eres genial!!!

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento verlo por el lado positivo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Jajaja, pues oye, esa creatividad bien llevada es una mina de oro. Qué suerte han tenido al tenerte de profe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Divertido es, en cuanto a imaginación si que la están desarrollando.
    A ver dónde llegan, menudo reto.
    Un saludo
    Elena V

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, no quiero que lleguen muy lejos por ahí, prefiero un poco de tranquilidad.

      Besos.

      Eliminar
  4. Jajajaj, muy fan de tus alumnos. Y una cosa: hay gente que escribe, dibuja o habla muy bien pero no es nada creativa.

    ResponderEliminar
  5. Imaginación no les falta, jajaja...Si es que es imposible no quererles, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que quererles, aunque me está costando, la verdad.

      Besos.

      Eliminar
  6. Ains me encanta cómo lo cuentas... seguro que yo habría visto lo malo del asunto y mira tú ¡cuánto bueno se puede sacar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tiene su lado malo, pero no me puedo parar en eso porque me amargo la vida y se la amargo a ellos.

      besos.

      Eliminar
  7. Jajaja... me encantan tus alumnos. Y la zona wifi ¡lo más!
    Son esas cosas las que hacen que la rutina diaria se haga más llevadera
    Por cierto, el profe de matemáticas no tiene ninguna picardía...;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene ni picardía ni mano izquierda, y así le va.

      Besos.

      Eliminar
  8. Tienes razón, la creatividad se expresa de formas diferentes.. me gustó lo del ropero wi fi..
    beso

    ResponderEliminar
  9. Aquí es donde se demuestra que la creatividad tiene muchas y diversas formar de manifestarse. Son lo más tus chicos!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son especiales, sí que es verdad.

      Besos.

      Eliminar
  10. Jajajaja, el pobre de mates... ¡se lo cree! Tiene mérito, desde luego.
    Tú es que te apuntas a un bombardeo con ellos. Me has hecho recordar cómo echamos a la seño de lengua del año pasado :( Es una versión más joven de tÍ (creo que tiene 25/26), y los tenía a todos flipados, su asignatura era la favorita de casi todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pobre bastante tiene para él, no me tires de la lengua que cada día me da menos pena.

      Besos.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Son especiales a su manera, y claro, tienen estas cosas.

      Besos.

      Eliminar
  12. Jajajajaja a mí estas cosas me chiflan porque me hacen mucha gracia. Me recuerdan a mis alumnos con los que me era muy difícil trabajar "académicamente" pero era muy fácil enseñarles otras cosas (y aprender de ellos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me cuesta un montón que aprendan algo de lo académico, pero por lo demás, cualquier cosa me escuchan atentamente y me cuentan muchas cosas que saben y que alucino.

      Besos.

      Eliminar
  13. Jajajajaja, desde luego, creativos sí que son.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…