Ir al contenido principal

Tan poca vida

Iba a seguir con una recopilación de los mejores momentos del año, pero no me ha dado tiempo a hacerla. Estamos todos enfermos, en mayor o menor medida; el padre ahora mismo en el médico, el pequeño con fiebre en el sofá, el mayor en la cama, más o menos bien, y creo que la única que sobrevive sin virus es la abuela.

Así que voy a hablar de la que, sin duda, ha sido mi última lectura del año. Y digo sin duda porque estoy tan cansada y febril que no creo que lea nada más entre hoy y mañana.



Título: Tan poca vida.
Autora: Hanya Yanagihara.
Editorial: Lumen.

Había visto este libro en muchos sitios, pero especialmente recomendado por Dina en su canal y también leí la reseña que ha hecho Marialu. Me tiraba para atrás el número de páginas (más de setecientas) porque hay temporadas en que no me apetece meterme en una lectura tan larga.

Finalmente me decidí y he pasado unos días inmersa en esta historia, que me ha gustado muchísimo y la he sufrido también mucho. Leerlo es una experiencia diferente a la mayoría que yo haya tenido.

La historia comienza con cuatro amigos que se conocen en la universidad, cuatro amigos que son completamente diferentes. Poco a poco, la trama se va centrando en uno de ellos, en Jude, un personaje enigmático, diferente a los demás, que vive su vida de una forma muy diferente a como la mayoría de las personas lo hacemos.

Es maravillosa la forma en que está escrito, tanto que pocas veces me ha pasado de soñar noche tras noche con los personajes, de tener una imagen exacta de cada uno de sus protagonistas, de cada lugar, de cada escena. No he podido quitármelo de la cabeza en toda la semana. Te sientes uno más dentro del grupo de amigos y acabas sintiendo tanto como los personajes, metiéndote en la historia, sufriendo y riéndote con ellos.

No lo recomiendo a todo el mundo. Lo he pasado mal con él pero de verdad que lo he disfrutado mucho. Y debo decir que la autora no se explaya en las escenas duras, deja mucho a la imaginación y no cuenta todo lo que sucede, afortunadamente.

Es un libro que saca mucho de ti misma, que te vacía por dentro, no sé cómo explicarlo. Una historia de aprendizaje, de juventud y de expectativas, de lo que pensábamos que sería nuestra vida y lo que finalmente es, no sé, de muchas cosas, cientos, miles de ellas.

Ha sido un final perfecto para un buen año lector.

Comentarios

  1. Este va a ser el próximo mio. Estoy terminando Patria, indispensable, absolutamente recomendable también.
    Feliz año y un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que leer Patria. De verdad que lo tengo muy arriba en mi lista, y si a ti te ha gustado, entonces, ya sí que sí.

      Besos.

      Eliminar
  2. Tiene una pinta estupendíiiiisima... no sé en qué momento me aventuraré con una lectura tan larga pero desde luego me lo apunto.
    Un feliz año y un beso enorme, pero más enorme que el de Bienve, hala. Jajajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy más grande que vosotras 2 juntas (Bienve y Anita), así que mi beso es gigantecolosal :P

      Las lecturas que hacen sufrir las llevo mal, porque me calan muy hondo. Lo apunto, pero con asterisco, por si caso.

      Eliminar
    2. Creo que te gustaría, Anita. Un besazo para ti, y pásatelo muy bien.

      Ya nos cuentas a la vuelta.

      Mery, a ti también un besazo. Es una lectura imprescindible, a ver si os la pongo de deberes...

      Besos.

      Eliminar
  3. Cuidaros mucho. Feliz año, y besinos (yo doy varios, que soy más generosa jajajaja)

    ResponderEliminar
  4. Lo veo tanto que estoy dudando si pedirlo o no. Ya veré si al final me decido. Por otro lado, recupérense y ¡muy feliz año!. Abrazos desde las islas.

    ResponderEliminar
  5. Dina estará muy contenta de leer tu reseña ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Seguro que sí. Me ha emocionado hoy mucho verla en su vídeo después de escribir la reseña.

      Besos.

      Eliminar
  6. Lo gané en el sorteo 4° aniversario del blog de Marina Córdoba, me llegó ayer y tengo previsto empezarlo a leer mañana o pasado. Tengo -la tuya es una más- muy buenas referencias. Quiero disfrutar de la novela tanto como tú. ¡Mejórate y entra con buen pie en 2017, Ro!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Lo gané en el sorteo 4° aniversario del blog de Marina Córdoba, me llegó ayer y tengo previsto empezarlo a leer mañana o pasado. Tengo -la tuya es una más- muy buenas referencias. Quiero disfrutar de la novela tanto como tú. ¡Mejórate y entra con buen pie en 2017, Ro!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás si te gusta tanto como a mí o no.

      Besos. Y feliz año nuevo.

      Eliminar
  8. Cuídate mucho y espero que mejoren todos pronto, por culpa de una gripe me vi ingresada cinco días en aislamiento a la vuelta de mi viaje a Madrid😞. Así que espero que en nada estén todos recuperados. Un besote enorme, no sé si mi beso será más grande o más pequeño que los de los demás, lo que sé seguro es que será más cálido porque te lo mando desde mi islita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya lío. Mi marido corre ese riesgo también porque se le complican con otras cosas y está bastante mal con mucha fiebre. Así que no estamos para muchas fiestas.

      Besos.

      Eliminar
  9. Le tengo miedo a ese libro, he escuchado críticas buenísimas y malísimas de él, y me da miedo que no me guste nada xDDD
    Pero al mismo tiempo le tengo ganas!
    Mejórate, mejoráos! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que depende de tu forma de ser y tu sensibilidad. A mí me ha encantado. Me parece una obra maestra, de verdad.

      Besos.

      Eliminar
  10. Oh my God!!! Es q es la leche, es buenísimo, desgarrador, emocional y emocionante. Yo pienso releerlo en 2017 porque necesito volver a digerirlo sabiendo a qué me enfrento. Yo soy fan, muy muy fan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no creo que lo relea, no al menos así de pronto. Te diré que llevo días llorando y llorando, y que he tenido que parar varias veces y dejarlo porque no podía parar.

      Besos.

      Eliminar
  11. Fuerza para ti y tu familia Ro, gracias por compartir, descubrir tu blog ha ayudo una de las buenas cosas de este año, un abrazo y un beso... Feliz 2017

    ResponderEliminar
  12. Fuerza para ti y tu familia Ro, gracias por compartir, descubrir tu blog ha ayudo una de las buenas cosas de este año, un abrazo y un beso... Feliz 2017

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Y un feliz año nuevo para ti y los tuyos.

      Besos.

      Eliminar
  13. Jo Ro, que yo comprendo que estés enferma, pero publicas más tarde y me lo pierdo 😢😢😢
    En fin, que me me has dado muchas ganas, y deduzco que, a pesar del nombre del autor, no es de ambiente oriental, así que lo apunto mucho.
    Mejoraos todos, y a ver si este campeonato de besos os sirve de algo 😘😘😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento pero estoy levantándome tarde y haciéndolo todo a un ritmo muy lento.

      Muchas gracias por estar ahí siempre.

      Besos.

      Eliminar
  14. Había leído las reseñas de Dina y de Marialu y estaba indecisa...ahora estoy animada a leerlo. Antes, caerán La última confidencia del escritor Hugo Mendoza y Nosotros en la noche. A sanar todos e MOITOS BIQUIÑOS jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mónica. Voy a apuntar Nosotros en la noche.

      Besos.

      Eliminar
  15. no sé si es peor una descripción detallada o que me deje cosas a la imaginación, creo que no es para mí en este momento :S

    ResponderEliminar
  16. Sin duda tengo que leerlo, pero no sé si es el momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…