Ir al contenido principal

Mi niño

En esta profesión vemos a las personas, a los alumnos, durante una etapa de su vida, una etapa además cambiante, y a veces difícil para muchos. Puede que pasemos con ellos, día a día, un año de nuestras vidas, y luego no volvamos a saber nada más.



O puede que tengamos más suerte, y veamos cómo evolucionan a lo largo de tres o cuatro años, o de toda la etapa de secundaria, y seamos capaces incluso de vislumbrar si alguna de esas semillas que intentamos plantar se ha secado o parece brotar por alguna parte.



Llegué hace ya cinco cursos a mi instituto anterior, y mi primera tutoría fue complicada. Pero he tenido la suerte de ver cómo han ido evolucionando la mayoría de ellos: los que no terminaron cuarto de la ESO, que fueron muy pocos; los que siguieron adelante sin problemas; los que repitieron y luego les fue bien o repitieron y luego les siguió yendo mal; aquella alumna pakistaní a la que sus padres le enviaron a casarse a pesar de ser una de las mejores estudiantes de aquella clase, porque ya sabía lo suficiente; aquel que luego se metió en problemas... Y mi niño.



De él os he hablado varias veces, la última aquí.

Después de pasar a segundo de bachillerato, el año pasado hizo un poco el tonto a principio de curso, dejó de ir a clase, estuvo pensando en dejarlo, en ponerse a trabajar... Y al final ha tenido que repetir segundo. Este año, antes de marcharme, pasó a despedirme y me prometió que lo iba a sacar sin problemas. Enseguida me asomé a la sala y pedí testigos, que se comprometiera de verdad delante de profesores que le iban a dar clase este curso.



Ayer me llamaron para decirme que estaba trabajando mucho, que todos sus profesores estaban muy contentos con él, que hasta la profesora de inglés, asignatura que siempre ha odiado, está feliz con su trabajo. Y que él había pedido que me lo dijeran, porque siempre que me manda un mensaje o yo a él y le digo que estudie, no le hago mucho caso cuando me dice que le está yendo bien.

Por otra parte, ayer muchos de mis exalumnos me estuvieron mandando mensajes todo el día porque, gracias a su participación en la Jornada de lectura en voz alta a la que fuimos el curso pasado, les invitaron al Festival iberoamericano de literatura infantil y juvenil, y allí pasaron el día de ayer.



Así que anoche me fui a la cama con una sensación de bienestar que no he tenido últimamente con mis nuevos alumnos. Ya sé lo que me vais a decir, que tengo que darles tiempo, que necesitamos acostumbrarnos unos a los otros, y que el cariño no es cosa de un día. Y es verdad, pero... bueno, ya sabéis, echo mucho de menos a mis alumnos.

Comentarios

  1. ¡Qué suerte tienen tus alumnos!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que muchas veces soy yo la que me considero afortunada por los alumnos que tengo. Este año no tanto, pero bueno.

      Besos.

      Eliminar
  2. Qué alegría saber de ellos, dentro de poco te pasará lo mismo con estos ^^

    ResponderEliminar
  3. Es normal tu corazoncito sigue allí, pero en cuanto veas ese camino en los actuales los harás tuyos también.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo ganas de verme centrada en mi instituto, porque a veces mi mente vuela hacia el otro, mis alumnos, mis compañeros...

      Besos.

      Eliminar
  4. Esas satisfacciones son las que le dan sal a la vida. A saborearlas :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me encanta que le vaya tan bien. Se lo merece.

      Besos.

      Eliminar
  5. Pues que bueno haber tenido esas noticias satisfactorias de ese alumno que tanto has querido..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buenísimo. Y tengo que agradecer una vez más a las redes sociales el poder estar en contacto con él y con otros muchos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Siento que tu trabajo no solo es por dinero, trnsmites, vocacion.......
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Quiero creer que tengo vocación para esto, pero también hay que intentar hacerlo bien y a veces parece que hagas lo que hagas no obtienes resultados...

      Besos.

      Eliminar
  7. Enhorabuena!!!
    Tuvo la inmensa suerte de cruzarse en tu camino. Me alegro mucho de sus progresos.
    Coquelicot

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Que sepas que este post está dedicado a ti, que me has preguntado por él.

      Besos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias.
      Te sigo desde hace ya tanto tiempo que eres como de la familia y de vez en cuando me vienen a la memoria libros que has recomendado,alguna receta y por supuesto las personas, y la historia de ese chico que llegó al corazón...
      Coquelicot

      Eliminar
  8. ¡Pero eso es ver frutos! A tu trabajo, de eso de lo que hablabas no hace tanto... Me alegro por él y por tí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en este caso estoy viendo los frutos, y ha sido así estos años al repetir centro. Ahora, por el tipo de alumnos que tengo, no sé si me van a dar muchas satisfacciones...

      Besos.

      Eliminar
  9. pronto cosecharás nuevos logros con tus nuevas semillitas! ^^

    ResponderEliminar
  10. Hay veces que leyendo tus post emocionas, y eso a primera hora tomando el café en la oficina...!!!!
    Enhorabuena por tu niño, que gran satisfacción ....
    Me encanta eso de que estés en contacto con tus alumnos de una forma tan cercana.. Como han ido cambiando las cosas. (

    Un besín

    ResponderEliminar
  11. Ro, qué sensación tan bonita te ha tenido que quedar en el cuerpo... Saber que has conseguido influir tanto en esos chicos, que algunos de ellos lograrán cosas en la vida gracias a tu intervención... Me alegro mucho. Enhorabuena :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…