Ir al contenido principal

Lunes

Llevo una temporada, desde que empezaron las clases, que estoy ilusionada y muy dispuesta, dedicándole muchas horas al trabajo, y preparándome mucho, con ganas de trabajar y dándolo todo.

También con mis hijos parece que las cosas van más o menos bien, el pequeño compaginando su música y los estudios, y el mayor algo más interesado en las clases que el curso pasado.



Pero hay otra faceta de mi vida que estoy descuidando del todo, y es mi alimentación y mis propósitos de vida sana.

Creo que nunca he estado tan descuidada como ahora, y lo digo sin haber pisado la báscula porque le tengo bastante miedo. Y no hago nada de ejercicio, no digo ya deporte, que este curso había pensado que tendría tiempo de volver al yoga y de momento ni he encontrado un minuto para ir a informarme de horarios. No me refiero a volver a clases, sino simplemente salir a caminar, hacer algo...



Me paso muchas tardes y fines de semana frente al ordenador, y lo acompaño de patatas fritas y gominolas, así que siento que he tocado fondo en lo que respecta al no cuidado de mi persona.

A partir de hoy, lunes, las cosas van a cambiar. No puedo caminar demasiado por un problemita que tengo, pero sí puedo cuidar más lo que como. No creo que sea el momento de hacer una dieta como tal, y este mes de noviembre no se me plantea como para hacer dieta, ni diciembre, que es el peor mes del mundo para ponerse a adelgazar, pero a partir de mañana vuelvo a la vida saludable, a mis ensaladas, a vigilar lo que como y a no pasar tantas horas sentada al día.



Eso es lo que he estado dando vueltas en los últimos días y creo que es el momento de ponerlo en práctica.

Deseadme suerte.

Comentarios

  1. Ánimo con los propósitos de lunes

    ResponderEliminar
  2. Pues mucho ánimo. Difícil veo que prepares clases sin estar sentada, pero si lo consigues, no olvides decírmelo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentada estoy, pero hoy no toda la tarde. Y he comido con más conocimiento, si eso sirve de algo.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me sumo a tu iniciativa saludable!!! A mi me pasa igual....podría hacer algo al medio día, pero claro, me da pereza quitarme la ropa que llevo a trabajar, el maquillaje....y al final lo que hago es sentarme un rato en el salón y luego a trabajar otra vez. Así que, voy a hacer como tu, al menos controlar lo que como....entre semana XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me da pereza salir por la tarde, también, y no lo hago a menos que me obliguen mis quehaceres de madre.

      Besos.

      Eliminar
  4. Animo!!! aunque no sea consuelo, eso nos pasa a todas!!
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, estoy más olvidada que nunca.

      Besos.

      Eliminar
  5. Comer comemos todos los días, así que es un buen comienzo jejeje ;)
    Solo hay que organizarse un pelín y anticipar cosillas :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si organizarme lo hago, pero estoy en una época en que no me apetece más que darle gusto al cuerpo. Ya sabes...

      bEsos.

      Eliminar
  6. Cuando a tí se te mete algo en la cabeza lo haces, así que suerte con "conocimiento de causa".
    Yo también paso últimamente demasiadas horas sentada, pero es que lo de andar, y encima sola, me da una pereza que me muero. A ver si encuentro algo más adaptable a mis gustos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora estoy bastante falta de fuerza de voluntad. Creo que la estoy gastando toda en el trabajo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Me uno a tu propósito!!!! Al menos no picar entre horas, hacer bondad, que luego viene diciembre.... Voluntad ven a mi!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al menos que no engorde antes de diciembre...

      Besos.

      Eliminar
  8. Me uno a tu propósito!!!! Al menos no picar entre horas, hacer bondad, que luego viene diciembre.... Voluntad ven a mi!!!!

    ResponderEliminar
  9. Yo también estoy comiendo fatal. Me nuevo mucho por la niña pero no es un movimiento que adelgace, sólo cansa.
    En cualquier caso creo que lo peor en mi caso es que me concedo demasiados caprichos gastronómicos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. qué fácil es caer en la mala vida, no? ÁNIMO!

    ResponderEliminar
  11. Mucha suerte guapa. ¿Por qué nos pasará eso? ¿Por qué vamos alternando esas rachas? Además, que a veces pasan sin una aparente razón.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…