Ir al contenido principal

Mis alumnos. Primeras impresiones

Ya os he comentado, porque me hace mucha ilusión, que este curso tengo pocos alumnos, y por tanto podré dedicarles mucho más tiempo y esfuerzo.

Tengo tres grupos: un 2º de la ESO, un primer curso de PMAR y un segundo curso de PMAR. En total, 29 alumnos. Lo cual ya os digo que no está nada mal porque son los alumnos que te encuentras en un solo grupo en cualquier instituto de una ciudad.



Los alumnos de segundo de la ESO no son muchos pero tengo un montón de casuística diferente. No sé cómo explicaros. Aún tengo que hacerme a la idea... Destacan por el nivel bastante bajo, porque hablan mucho, porque hay muchos alumnos con problemas de diferente tipo.



Los de 2ºPMAR son cinco. Y me lo paso bomba con ellos. Participan un montón en clase, hablamos de todo tipo de temas a raíz de lo que estamos explicando. Ellos piensan que me hacen perder el tiempo pero están aprendiendo, así en el poco tiempo que llevamos, un montón. Y yo de ellos.



Si tengo que poner una pega a este grupo, es que gritan mucho. Tengo tres chicos y dos chicas y los tres chicos gritan exageradamente alto, en especial uno de ellos, que además es muy impulsivo y le cuesta controlarse. Así que tenemos un gran trabajo por delante para intentar que aprenda a mejorar sus habilidades, su impulsividad, a utilizar todo esto a su favor y no en su contra...



El grupo de 3ºPMAR es mi tutoría. Algunos ya los habéis visto hace unos días en IG. Nos hicimos una foto en la hora de tutoría y esta semana vamos a salir a que me enseñen el pueblo y a hacernos unas fotos de grupo. Pretendo con esto crear conciencia de equipo, de grupo. No sé si me funcionará porque hay un par de alumnos con problemas para integrarse. Pero vamos a intentarlo.



Por lo demás, son muy simpáticos, habladores, espontáneos.. Y lo estoy disfrutando, aunque me cuesta un montón que trabajen y siempre hemos hecho mucho menos de lo que planeo hacer cada día. A ver si me van cogiendo un ritmo, porque hacen muy poco.



De momento no os hablo de ningún caso concreto, pero ya os contaré.


Comentarios

  1. Enghorabuena MAESTRA, he disfrutado leyendo con la ilusión que escribes de ellos.
    Ojalça siempre la tengas , es esencial para este bonito trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo mucha ilusión cada año. Creo que cuando la pierda, y probablemente lo haga con el tiempo, esto no será mi pasión ni será tan divertido como me parece.

      Besos.

      Eliminar
  2. Transmites mucha ilusión y ganas de sacar lo mejor que hay en ellos. Espero que disfrutéis mutuamente, poco a poco te los llevarás a tu terreno y acabaréis haciendo muchas cosas.
    Besos, Ro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO también espero disfrutar con ellos.

      Besos.

      Eliminar
  3. Madre mía, este año se van a hinchar. No sé exactamente qué tipo de alumnos hay en esos grupos, pero si con una clase normal eres capaz de exprimir hasta la última gota, a estos que son poquitos no lo quiero ni pensar. ¡Suertudos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se van a cansar de mí. Tengo ocho horas a la semana con los grupos de PMAR, así que tengo que darles variedad para que no se aburran. De momento no nos aburrimos nada de nada.

      Besos.

      Eliminar
  4. Bueno . Pues mucho ànimo en la tarea educativa!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué ilusión y energía desprendes siempre hacia tu trabajo Ro! Enhorabuena. Te va a ir genial y a ellos ¡mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilusión, mucha, esa es la verdad.

      Besos.

      Eliminar
  6. Seguro que te va genial y aprendes tú más que ellos (aunque sólo sea un poquiiiiito más :P). Yo tengo 123, que se dice pronto, y con las nuevas evaluaciones cualitativas que nos han puesto no sé cómo me voy a arreglar. Tengo también un par de grupos de 5 ó 6 alumnos y es una maravilla, igual te sigo el ejemplo y me los llevo por el pueblo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenido algún año esos números tan horribles. Y no lo soporto. Y además ahora las evaluaciones son muy diferentes.

      Besos.

      Eliminar
  7. Pues no pinta mal el año ¿no? Para ti será un alivio tener tan pocos alumnos.
    Por cierto, quería preguntarte qué es eso de PMAR. Este año se lo he oído a mi hija, que en la clase de al lado están los de PMAR y ella dice que es algo así como para los que necesitan refuerzo, pero yo no acabo de saber muy bien de qué va. Me encantaría si puedes explicarlo. Gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, como es un poco largo, igual aprovecho y hago una entrada en estos días.

      Besos.

      Eliminar
  8. Ganas de leer el siguiente capítulo ^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…