Ir al contenido principal

Cosas que solo hago en verano

En verano, como estoy de vacaciones julio y agosto, mi ritmo de vida varía mucho en relación al resto del curso. Y no es precisamente porque madrugue menos.



Vale, no me estoy levantando pronto, pero no suelo hacerlo tarde tampoco. Las nueve o nueve y media es mi hora.

1. Salir a caminar por las mañanas.



Es cierto que, como hace bastante calor, es quizá la hora del día que más me apetece. Salgo a caminar y a veces llego a casa con fruta que he visto en un sito, o con algún recado ya hecho. Y sobre todo llego con hambre para desayunar estupendamente y con tranquilidad.

2. Pasarme horas leyendo.



Durante el curso leo casi cada día, pero no tengo mucho tiempo para dedicarme a ello, así que a veces tengo que conformarme con media hora antes de apagar la luz por la noche, o un ratito mientras espero a mi hijo en música... Pero ahora soy capaz de sentarme a leer por la mañana un rato, en la piscina toda la tarde, por la noche en la cama hasta que se me cierran los ojos...

3. Ver a mis amigos todos los días.



A veces en el curso pasan semanas en que no vemos a nadie. No es eso exactamente pero un fin de semana unos no pueden, otros tienen fútbol (los padres de hijos futbolistas tienen el cielo ganado), otro fin de semana nos vamos... y así a lo mejor nos vemos una vez al mes, o menos. Ahora vamos cada tarde a la piscina, y alguno está de vacaciones, pero cada día nos vemos, hablamos, pasamos tiempo juntos, planificamos la siguiente barbacoa, y parece que las amistades se renuevan.

4. Hacer reformas en casa.



No, no me voy a meter a hacer obras, pero son pequeñas cosas que vas posponiendo para cuando tengas tiempo. Tengo a medias la organización de todos los libros que hay en casa, acabo de cambiar una parte del armario de mi hijo mayor, hacer algunos cambios en la decoración... No son grandes cosas, pero termino siempre haciéndolas en verano porque tengo tiempo. Y luego me arrepiento de hacerlas ahora por el calor...

5. Tomarme las cosas con calma.



Normalmente voy acelerada, siempre tengo mil cosas por hacer y poco tiempo. Ahora en verano me parece tener todo el tiempo del mundo, aunque septiembre llegue enseguida. Y me lo tomo todo con mucha calma.

Y vosotros, ¿qué cosas hacéis solo en verano?

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Y tanto. Yo no puedo nunca olvidarme del todo, pero es cierto que apenas lo miro en verano...

      Besos.

      Eliminar
  2. A mí lo que más me gusta del verano es olvidarme un poco de la rutina y que el tiempo pase lento... aunque no haga nada productivo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, que el tiempo pase despacio es lo mejor.

      Besos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Un beso, guapa. Y a disfrutar de la familia con calma...

      Eliminar
  4. A ver, tu sentido del "no leo apenas"... no lo veo. Si tú no lees, ¿qué hacemos el resto de los mortales? Es siendo verano, y me estoy agobiando, porque estoy con El jilguero y, aunque me encanta, como es tan largo parece que no voy a leer nada más en todas las vacaciones.
    Lo demás coincidimos bastante, salvo lo de caminar por las mañanas. Aquí, o te vas a las 7-7:30 de la mañana, o te fundes; y encima si no es en la playa no me llama nada la atención (y mira que lo he intentado).
    Oye, una pregunta. Ya mismo es mi cumple, y me ha dicho un pajarito que me va a caer un kindle paperwhite. ¿Cuál tienes tú? (por ahora leo en el ipad).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ver que ya tienes tu kindle. Mi madre también lo tiene. Yo tengo un Sony y me va bien, aunque, por comodidad de tenerlo todo en uno, sigo leyendo más en el iPad que en cualquier otro sitio.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo en verano me vuelvo la pereza en persona. Las primeras semanas son geniales, pero después necesito algo de rutina
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me impongo una rutina, como lo de salir a caminar cada día, la piscina por la tarde, porque no puedo vivir sin ella...

      Besos.

      Eliminar
  6. Lo que daría yo por dos mesecitos de esos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que son geniales. No puedo quejarme. Y ahora que los niños son mayores, lo noto menos, pero cuando eran peques y veía a todo el mundo loco porque no sabía dónde dejarlos en verano... entonces lo apreciaba aún más.

      Besos.

      Eliminar
  7. Yo me he quitado el reloj, pero no sé, vivo pendiente del calendario xDD No sé, no estoy haciendo la gran cosa, la verdad XD

    ResponderEliminar
  8. Cómo hecho de menos esos veranos interminables.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…