Ir al contenido principal

Comedor escolar

Siempre he sido partidaria del comedor escolar (bueno, cuando era pequeña e iba yo, no tanto). Lo he necesitado desde que los niños empezaron el colegio, por cuestión de horarios, pero me parecía también muy cómodo para mí no estar pendiente de sus comidas y para ellos una enseñanza también el hecho de comer con más personas, todas distintas, cada día.

https://es.pinterest.com/pin/9781324164874031/


El comedor de su colegio empezó, cuando mi hijo mayor tenía tres años, teniendo una cocinera en el centro que hacía la comida. Todo era muy bueno.

Después empezaron a utilizar cátering para los primeros platos y hacían el segundo. Me parecía una buena opción. A primera hora traían unas ollas con, por ejemplo, las lentejas, y la cocinera hacía el pescado justo a tiempo para comer.

Después, y en poco tiempo, todo pasó a ser cátering, y la calidad empeoró.

Pero en los últimos años se pasaron a una cosa que llaman línea fría que es absolutamente asquerosa (que me perdonen los defensores de esto, si es que los hay, pero imaginad todos un filete lomo de cerdo a la plancha, hecho hace un par de días, enfriado hasta menos de diez grados, transportado y vuelto a calentar, y ahora imaginad ese filete recién hecho, nada más que decir, porque los cuidadores del comedor de mi hijo me han enseñado ese filete, ante la imposibilidad de cortarlo con algo que no fuera una motosierra) y fue empeorando la calidad de la comida con cada empresa nueva que cogía el servicio.

Los dos últimos años, mi hijo pequeño ha empezado a protestar cada día por la comida. Nunca ha comido bien en ningún sitio, ni en cada ni allí, pero le gustaba quedarse por jugar después con sus compañeros.

https://es.pinterest.com/pin/9781324168271879/


El año pasado empezó a negarse a ir. Pero no había mucho qué hacer. Ya sabéis que me apaño sola con los niños, el mayor sale justo a tiempo de ir a buscarle después del comedor y yo llego bastante más tarde.

Así que ha pasado todo el verano, día tras día, a pico y pala, insistiendo en que es lo suficientemente mayor como para venir solo a casa. Y al principio ni me lo planteaba, pero poco a poco ha ido convenciéndonos. Hasta que al final le dimos un mes de prueba.

https://es.pinterest.com/pin/534239574519608263/


Ahora va al cole como siempre, le llevo yo o su hermano, dependiendo de mis horarios, y luego vuelve a las dos, no solo sino con un grupo de compañeros y sus madres y cuidadoras. Llega a casa y abre con su llave, y espera a que llegue su hermano, media hora después, para calentar la comida y comer juntos.

https://es.pinterest.com/pin/443041682067724837/


Un mes de prueba y no se ha olvidado las llaves ni un solo día, ni ha habido ningún problema.

Sigue pareciéndome pequeño para esto (tiene casi diez años) pero creo que tenemos que ir dándoles responsabilidades si queremos que crezcan.

Comentarios

  1. Me parece estupendo.Imagino que la edad es relativa, igual hay niños con 13 a los que no les podrías dejar la llave ni para bajar al portal.
    Lo de la línea fria lo vi con los compañeros del servicio de urgencias. La empresa que ganó el concurso ponía en cada centro un frigorífico con una temperatura por debajo de lo habitual y un par de veces en semana les traia la comida, era asqueroso, yo no me considero muy delicada para comer pero era lamentable ver el aspecto y por lo que contaban el sabor era aún peor. Nadie se la comia por supuesto y después de muchas quejas, noticias en los periódicos etc. han vuelto al catering diario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esto creo que la edad es relativa, y también depende de lo cerca que esté el cole, que en mi caso es muy cerca.

      Besos.

      Eliminar
  2. Entiendo que como madres hacemos a nuestros niños más pequeños o dependientes de lo que en el fondo son, y a veces nos cuesta darnos cuenta de que si les damos alguna responsabilidad conseguimos que crezcan y maduren. A mi hermana le costó mucho dejar que su hijo de 10 años volviera sólo del colegio a casa (viven retirados del centro), lo hizo como tú, debido a la insistencia de él y todo ha ido bien. Además creo que tu hijo tiene una razón de peso, sólo pensar en comer como has explicado da grima. Tienes un hombrecito en casa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es totalmente cierto. Yo le veo superpequeño, y no lo es, sin embargo a su hermano con la misma edad lo veía más mayor.

      Besos.

      Eliminar
  3. Yo te leo y me fío de tu criterio porque te conozco, además de que el cátering me parece un invento del demonio y eso que lo de la línea fría ni lo conozco. :S
    Pero aparte de eso, aunque no sea el tema del post, jejeje, nunca me fío del criterio de casi nadie cuando habla del comedor de sus hijos porque he visto a tanta gente quejarse de la comida que yo me comía la mar de a gusto, jajaja. Mi señor novio lleva dos años comiendo en comedor escolar y está encantao, no sé si es que está teniendo mucha suerte o simplemente somos muy tragaldabas. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tu señor novio tiene suerte. Yo siempre comí en comedor escolar, desde que empecé el cole, y fueron muchos años. Comía muy mal, como mi hijo, pero en el comedor se comía bien y muy variado. Había dos cocineras que cocinaban bien y la comida era fresca. En el cole de mi peque había alguna profe que se quedaba y desde que pusieron la línea fría no se queda, lo cual ya quiere decir muchas cosas.

      Yo comería en comedor, hoy por hoy, si se comiera bien, sin pedir grandes cosas, bien sin más.

      Besos.

      Eliminar
  4. es un buen hito esto de darle más confianza, sobre todo si él lo ha pedido y ha demostrado que puede hacerlo! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo está demostrando, y me alucina porque confiaba poco en ello.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo como en el comedor del cole de mis hijos una vez a la semana porque soy voluntaria en la biblioteca escolar y la comida es buenísima. La hacen alli, tiene sabor de comida casera y los menús están muy bien diseñados. Ni de lejos se parece a la que comía en mi cole cuando era pequeña, que era intragable (y yo soy bastante tragaldabas, como Mr. Mus y Anita XD).
    Con respecto a la responsabilidad que le has dado a tu hijo, te aplaudo. Mi hijo mayor tiene 9 años y yo a su edad llegaba del cole y me preparaba la comida (soy la mayor de 3). Sin embargo mi madre no debe acordarse de eso, porque cuando le digo que se prepara el desayuno o la merienda solo, me mira como si fuera la peor madre del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He comido muchos años. Después, en algunos sitios donde he estado, con instituto cercano a un colegio, cuando teníamos alguna reunión nos quedábamos a comer en el cole y siempre bien, lo que comen los niños y genial, pero esto ha empeorado tanto en los últimos años que, por ejemplo, en el colegio de mis hijos, con el mismo alumnado de siempre, comen la mitad de niños que hace cinco o sesi años.

      Besos.

      Ah, mi madre hace lo mismo. Me riñe porque les pido que hagan cosas que ella me pedía a mí.

      Eliminar
  6. Tengo a medias una entrada sobre la comida de la guardería. Está hecha in situ y yo probé los purés al principio de la integración el año pasado y me gustaron bastante. Este año comen muchas más cosas y me encanta la variedad.
    Suelo comer bien, siempre ha sido así y en casa nunca he dicho que no me gustara algo, no como mi hermano ejem ejem.., pero mis padres me recuerdan siempre aquella "sopa de tomate con trocitos de pulpo, qué asco" que por lo visto nos ponían en el comedor del cole y que yo ni recuerdo...
    Es una suerte que pueda volver a casa si es lo que desea y que su hermano pueda comer con él. No sé si 10 años es edad o no para ello pero cada niño es un mundo y os ha demostrado estar preparado en este mes de prueba. Muaccc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé si es la edad o no, pero ha tocado así, y creo que nunca se sabe cual es la edad adecuada.

      Besos.

      Eliminar
  7. A mi me parece una opción estupenda, Ro, así ve que confias en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello. Me cuesta un montón confiar en él, porque lo veo pequeño, y con su hermano no me pasaba.

      Besos.

      Eliminar
  8. Y si, los chicos necesitan que se les vaya dando confianza.. que bueno que ha demostrado en este mes su responsabilidad.. que siga asi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que nos cuesta a los padres ir soltando cuerda...

      Besos.

      Eliminar
  9. Yo nunca he comido en el comedor escolar, pero sí que es cierto que hay gente que habla muy mal de ellos. Cuando hice las prácticas de magisterio, yo iba a dar de comer a los niños de clase y la comida tenía un aspecto estupendo. Todos los días llevaban la materia prima y las cocineras lo hacían allí mismo. Lo mejor era cuando el colegio se inundaba de olor a comida rica rica jajaja. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente todos los padres pedimos que los comedores se gestionen así, con cocineros dentro del centro, como antes, pero creo que hay enormes intereses en empresas grandes que a mí se me escapan.

      Besos.

      Eliminar
  10. Vaya, lo nuestro son vidas paralelas. Hemos tenido la misma experiencia con el comedor escolar, la misma evolución exactamente!!.
    Este año, por eso y también porque en casa esta la cuidadora con la peque, vienen a comer a casa por primera vez. Vienen solos, comen y de vuelta al cole es lleva la chica. Me daba miedo que vinieran solos pero era la única opción porque cada uno sale a una hora entre su propio horario y las extraescolares. En casa les espera M y si no llegan nos enteraremos rápido. Ademas, estamos a dos manzanas del colegio...
    Qué pena el deterioro de los comedores escolares. De ser comida en condiciones, aunque al ser en grandes cantidades siempre tiene su aquel, pero con calidad aceptable, a esto del catering que por lo que dicen todos, es malísimo.
    Hasta el Niño que siempre come bien se quejaba de la calidad. Una pena.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comida que se hace para muchos siempre pierde algo de sabor, pero yo comía bien en el comedor cuando estudiaba y te aseguro que mi hijo mayor también cuando la cocinera lo hacía en el cole. Daba gusto ver las bandejas de pollo o de pescado para repartir. Ahora las cosas están así, no sé a quién beneficia, pero a los niños no.

      Besos.

      Eliminar
  11. Igualito Ro. Colegio de monjas con comida hecha por sus cocineras de toda la vida; y llega Sanidad, con su plan de comidas "saludable", y decide que hay que meter más verduras, más legumbres y no sé que más... Poco después paso a un cátering con comida preparada y horrible. ¿Qué es más sano?
    ¿En tu cole no hay s ervicio de guardería? En el nuestro, los niños se pueden quedar hasta las 3 aunque no coman, y es la salvación de muchos niños.
    Otra cosita. Yo particularmente prefiero que la hora de la comida la compartan con nosotros antes que con sus compañeros (tu caso es distinto). Sin embargo lo veo como una muy buena opción cuando un niño no come bien.
    ¡Claro que hay que confiar en ellos! Seguro que tu peque se siente súper orgulloso de que os hayáis fiado de él 👏👏👏👏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el nuestro solo se pueden quedar, hasta las cuatro, si se quedan al comedor. Es decir, que hay padres que les dejan simplemente por horarios porque luego les dan de comer en casa, otra vez. Yo eso no lo he hecho nunca, porque no me parece una buena enseñanza para el niño, pero es que están comiendo fatal.

      Besos.

      Eliminar
  12. Ole por él!
    Soy de tu opinión.

    Lo de la línea fría es asqueroso...

    Bss

    ResponderEliminar
  13. Puag. Repito: puag. Hace poco escuché en la tele el caso de unas lentejas que se podían consumir en colegios hasta 15 días después de cocinadas. ¿pero qué......? O_O

    Puedes estar orgullosa de tu peque, no tan peque ya. Es una pequeña-gran responsabilidad. Y además de que madura y tal, también comparte tiempo con su hermano mientras comen y todo eso. :)

    ResponderEliminar
  14. La mia que también tiene nueve se empeña ahora en ir SOLA a por el pan, la leche o a casa de mi hermana que está a escasos setecientos metros pero tiene que cruzar dos pasos cebra.Creo que es lo que toca.
    No tiene juego de llaves propio pero usa el mío sin ningún problema.
    Yo estuve diez años en mi cole comiendo solo el pan y la fruta pero como era obligatorio quedarse...desayunaba mucho y merendaba más(y los perros del cole estaban hermosísimos).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…