Ir al contenido principal

100HealthyDays (11)

 Esta semana ha sido regular, al menos al principio, porque me tomé un descanso de vida saludable en las fiestas de mi pueblo. Y vaya descanso...

Pero volví con fuerzas renovadas después de que varios conocidos y mi madre me dijeran que me veían más delgada (eso siempre da mucha moral).

Alimentación.

El domingo seguí de fiesta, comiendo de todo lo que no debía. Tuve que esperar al lunes para volver a la rutina.


Estos son dulces típicos de mi pueblo. Todo, menos los trozos de rosquilla, son caseros, hechos por la pareja de mi padre.















Ejercicio.

No ha sido una semana buena, porque me ha sido imposible hacer todo lo que me proponía. Ahí va el resumen.



Domingo: como estaba en el pueblo, no hice nada de nada, aparte de comer lo que no debía y estar sentada todo el día.

Lunes: tocaba vuelta a la realidad. 25 minutos de yoga y 6 km de caminata, bajo un sol abrasador, y eso que ya salí un poco tarde.

Martes: no me dio tiempo a nada, ni siquiera al yoga.

Miércoles: Caminata de 7 km.

Jueves: quería haber hecho una buena sesión de yoga, pero nada de nada, los estudios de mis hijos nos llevaron toda la tarde. Y mucho trabajo atrasado, también.

Viernes: los viernes descanso y eso es sagrado.

Sábado: Hoy toca seguro, pero aún así no cumplo cuatro días a la semana de caminar y el yoga ha sido solo uno, aunque hoy tengo intención de hacer un poquito. Edito para decir que han sido ocho kilómetros y medio, que no tenía nada de ganas pero que al final me han sentado fenomenal.

Mal. Muy mal.

Comentarios

  1. Como dice una dietista que conozco, si nadie te dice nada, pero tu madre te comenta que has adelgazado, eso es verdad de la buena ( la gente suele ser más rápida en comentarte en "como se te ha puesto el culo", que en decirte
    que te estás poniendo "finita"). Probé tu receta de tortitas..y he repetido, me encantan!. Pintaza la tabla de dulces..un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en mi pueblo es muy propio eso de no decirte nada salvo que engordes.

      Besos. Y gracias por decirme lo de las tortitas.

      Eliminar
  2. ¡Qué razón tiene Mónica! Parece que a la gente le sienta mal decir que tú estás mejor (nuestro querido vicio nacional), y hasta que no has perdido más kilos, y no pueden decirte eso de "uy, tienes mala cara", no te dicen nada.
    ¡No digas que fatal mujer! Que yo sepa todavía eres humana, ¿verdad? Pues eso. Que las fiestas de donde sean son las malas, no tú ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, eso pasa en mi pueblo siempre. Si estás delgada, que como te estás quedando, y en cuanto engordas tres gramos te lo nota todo el mundo. Pero esta vez todo han sido buenas caras, así que algo se me notará, al menos nadie me ha dicho que estoy más gorda, y eso ya es mucho.

      bEsos.

      Eliminar
  3. ¡Óstras la pareja de tu madre¡
    ¡Que suerte la tía ¡
    Oye ¿qué tal el libro Canadá?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he terminado. Pero está bien. Ya te diré.

      Eliminar
  4. Hola. justo los dulces típico de tu pueblo son lo que me pierden... qué rica es siempre la comida que más engorda y que triste son las ensaladas!!! Ya leo que despues seguiste con la vida sana y saludable... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tamibén, más que pasteles o ese tipo de cosas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Cómo que mal??? , piensa en todo lo que llevas haciéndolo bien y solo has pasado a regular tirando a bien. Eres una campeona!!, en serio. A ver si me sirves de inspiración y dejo las palmeras y los espagueti carbonara. Yo sí que fatal!!. Mi hermano se casa en agosto, no se yo donde voy a meter este cuerpo Serrano...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en plan "jelcy" total total. Y esta semana ha sido fatal para mí.

      Cómo me gustan a mí también las palmeras de chocolate... algo brutal.

      bEsos.

      Eliminar
  6. Bueno, mujer, yo no lo veo tan mal...pero, claro, las exigencias propias las pone cada uno jeje :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú que me miras con buenos ojos. Hoy al final me di caña, y eso que no me apetecían nada de nada.

      Besos.

      Eliminar
  7. Bueno, no te desanimes... Tampoco viene mal un breve descanso, ¿no?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que me tome el descanso a la tremenda y siga por ahí, saltándome mis propósitos día sí y día también.

      A ver si esta semana me centro.

      Besos.

      Eliminar
  8. tu ensalada tiene una pinta riquisima!!

    animo ro, ya has cogido el habito

    ResponderEliminar
  9. Esoso dulces tienen uqe estar de muerte!!!! Y la mantequilla, ayyyy!!!!!
    A mí me ha pasado algo parecido, durante la semana bien, corriendo mucho, comiendo bien, pero ha llegado el finde lleno de eventos y en dos días me he pasado muchísimo.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…