Ir al contenido principal

Mis alumnos de este año (7)

Creo que ya os he contado muchas cosas de mis alumnos, pero en realidad no os cuento las cosas ni por orden ni como vosotros podéis creer que es, porque os he hablado de mis alumnos, pero no todos están en la misma clase ni todos se corresponden con  el género que les he asignado ni, por supuesto, con el nombre aleatorio que les he dado.



Ahora puedo hablaros de un alumno que tengo que vuelve locos a todos los profesores, que vuelve loca a su madre y que a mí me hace mucha gracia, aunque tiene que ser un dolor pasar todo el día con él.

Ayer, por ejemplo, me contaba que había fingido caerse por las escaleras y se había manchado la cara y el jersey con un bote de ketchup para que su madre lo encontrara así, y que ella, lejos de alarmarse, le había reñido por mancharse la ropa nueva.



Me río mucho con él pero es el típico chico nervioso, muy activo, que no puede parar y que siempre está inventando.

Tiene dificultades con el lenguaje, sobre todo escrito, no solo con la ortografía sino con expresarse, porque la mente va infinitamente más rápida que lo que escribe o lo que dice, pero es muy creativo.
Esto último se lo dije hace un tiempo y se le quedó clavado. El otro día me contaban que los profesores siempre reñimos, que siempre les mostramos lo que hacen mal (cuánta razón tienen...) y les dije que era normal porque estábamos para corregirlos.

- Pero tú un día me dijiste que yo era creativo. Y no se me ha olvidado.

Y lo es. Puedo estar explicando lo que sea y él está con su plastilina haciendo formas (no, no me importa que lo haga) porque se entera mejor así que si le dejo con las manos vacías y no sabe qué hacer con su vida.



El otro día cuando llegué había colgado una especie de moco de plastilina del techo esperando que yo dijera algo. Lo vi y me senté tranquilamente. Como no decía nada, me lo dijo él, porque había dejado de hacer gracia.

- Lo he visto.

- ¿Y no dices nada? ¿No me echas?

- Luego lo quitas, pero ahora estamos con Historia.



Les sorprende mucho que les escuche sus anécdotas de pueblo, sus cosas con sus padres, las chicas que les gustan, y que me puedan decir que les gusta determinada cosa o no les gusta otra y no les riña por ello, ni les critique.  Todos los días él y otro me dicen que les adopte, y yo les repito que soy muy mala, pero lo disimulo como puedo.


( y sí, he puesto las fotos que me ha dado la gana, sin venir a cuento. Hoy me he levantado rebelde).

Comentarios

  1. Entiendo que a tí te divierta y admiro tu capacidad para verle y tratarle de esa forma, pero también entiendo a la pobre madre, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también la entiendo, pero al final los chavales se comportan muchas veces como esperamos que lo hagan, y siempre esperan algo malo de ellos.

      Besos.

      Eliminar
  2. Me encantas Ro, como no van a querer que los adoptes!!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, a días, me dan ganas de llevármelos. Otros días no.

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues yo creo que tienes una paciencia infinita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tengo, no lo dudes, y ellos lo saben y me llevan al límite.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo también te quiero de profe Ro.. si es que como molas!!!!! Normal que te adoren los chavales...

    Y me ha encantado lo de levantarse rebelde, jajajaja....

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo unos días en que me siento rebelde.

      Besos.

      Eliminar
  5. Es que sinceramente, ¡yo también hubiera querido que me adoptases! Cómo se nos olvida que hay que escuchar y no criticar/enseñar. A mí por lo menos es lo que me pasa, que de cada cosa que me cuentan, intento sacar la parte "mala" para que la eviten, así que supongo que si, que soy un coñazo de madre.
    ¡Me encantan los recortables!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como madres se nos olvida un montón dejar ese papel corrector y escucharles, entenderles, no sé.

      Besos.

      Eliminar
  6. Tiene mucha razón este chico, las cosas buenas que se dicen entre tanto catastrofismo son las que más animan. Qué suerte tienen contigo, Ro ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo porque mis chicos ya han fracasado de alguna manera, ya han repetido curso, ya les han dicho que su comportamiento y actitud son los peores, en muchos casos han estado castigados, expulsados... y algo amable muchas veces no lo han oído, ni en casa.

      Besos.

      Eliminar
  7. Vente pa Madrid,yo te quiero de profe para mis hijos!

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mi hija dice que a ver si aprendo a educar en positivo...que le sacaría más partido.

    ResponderEliminar
  9. paciencia de santa! las imágenes rebeldes molan, me han trasladado a la infancia x)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…