Ir al contenido principal

La vuelta al cole

En mi comunidad, hoy es el día que empieza el cole en primaria, así que mi hijo pequeño hoy, dentro de un ratito, dará comienzo al primer día de su último año de colegio.



Durante los últimos ocho años en muchos momentos he deseado que llegara este instante, que pudiéramos decir adiós al colegio, por muchas cosas, muchos incidentes y circunstancias no del todo positivas que a mi niño le han sucedido en él. No creo que esta etapa que se cerrará este curso vaya a ser un recuerdo bonito para él. Aunque, y esto ya os lo he dicho muchas veces, él tiende a olvidar las cosas malas.



Hoy, hace un ratito, cuando le he despertado, ha empezado a llorar, y ahí sigue, ojos llorosos, desayunando en la cocina. Y no me extraña. Porque ha disfrutado mucho este verano de un ritmo relajado y de la diversión de hacer solo lo que nos gusta, algo que ahora termina.



Espero que siga encontrando su refugio en la música y que no haya sido mala idea su entrada en el conservatorio, porque el colegio para él no representa nada positivo.



En fin. Nos vamos. A estrenar libros y cuadernos, a volver a ver las mismas caras, bronceadas tras el verano, a empezar una rutina necesaria. Ya os contaré qué tal nos van las cosas.

Comentarios

  1. Ay, señor. Espero que este curso no sea tan grave. Espero que encuentre muchas cosas bonitas en la música. Ojalá así sea. :)

    Ánimo para ambos :*

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimo, Ro! A lo mejor este curso le ocurre algo bueno. Y la música, seguro, le hará este último curso lo más llevadero posible.

    ResponderEliminar
  3. Empezar de nuevo siempre cuesta y si no te agrada más, pero como bien has dicho tiene su pequeña burbuja que es la música que si que le llena y seguro eso ayuda.
    Ánimo y besos.

    ResponderEliminar
  4. Espero que le sea lo más llevadero posible. Yo tampoco tengo buenos recuerdos de esa etapa.
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
  5. Ay Ro, qué penita me da el pobre al leerte. Pero piensa que han pasado unos meses para todos, y quizá este año sea muy diferente. ¿Tendrá la misma tutora?

    ResponderEliminar
  6. Mi hijo mayor estuvo llorando toda la primaria, incluso cuando terminaban las vacaciones de navidad o semana santa, ahora solo se deprime un poco y valora mucho más el verano. También le sirve para concienciarse de hay que trabajar mucho para llevarse todo el verano haciendo lo que le viene en gana con sus amigos, como este año. Es muy duro para nosotras y para mí casi incomprensible porque yo disfrutaba mucho en el colegio, son chicos especiales y tardan más en encontrar su sitio pero valen más por ello. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Muchas gracias. Con que sea tranquilo, me vale.

      Besos.

      Eliminar
  8. No sabes la pena que me da leerte y cómo me gustaría ser su maestra, por lo menos para intentar ayudarle.Ojalá este curso le vaya genial y pueda afrontarlo con normalidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene la misma maestra, y no creo que haya grandes cambios, lo cual no sé si es tan malo, porque a mi hijo los cambios no le gustan nada.

      Besos.

      Eliminar
  9. Espero, de corazón, que todo mejore y la música le sirva :**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música hasta ahora sí le ha servido, y creo que el conservatorio quizá sea un refugio para él con el tiempo. Ojalá no me equivoque.

      Besos.

      Eliminar
  10. ayyy, que mal rollo todo, pobre. Habrá que pensar que es el último año y que el próximo quizá empiece a encontrar su sitio.
    Suerte y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, a veces pienso que soy yo la que ve las cosas de forma negativa, aunque hoy también ha soltado un par de lagrimitas, la cosa se irá encauzando, supongo.

      Besos.

      Eliminar
  11. bueno... el último año ya, espero que lo acabé de tal manera que los malos recuerdos se vayan difuminando! ánimo a los dos ><

    ResponderEliminar
  12. Insisto en que deberías haberlo cambiado de colegio, no podía ser a peor.

    ResponderEliminar
  13. Jo, qué pena me da. Ojalá sea su último año de primaria y al año que viene vaya a otro cole donde se encuentre mejor.
    Yo este año no tenía ganas de que empezase el colegio y mi Mayor tampoco, ni siquiera, como el resto de sus amigos, para vovlver a ver a los compañeros, pero no lo pasa como tu niño.
    Debe ser muy duro para los dos, pero espero que se adapte lo más pronto y lo mejor posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…