Ir al contenido principal

Ahorrar

No soy una persona ahorradora.



Afortunadamente tengo al lado a alguien que sí lo es, creo que demasiado, pero así nos compensamos.

Este año, no sé por qué, me propongo ahorrar un poco. Eso sí, ahorrar para dedicar el dinero a viajar, que es lo que más me gusta del mundo.

Hay multitud de técnicas de ahorro disponibles:

Hace un par de años que están de moda los cuadernos japoneses Kakebo para controlar los gastos.



A mí esto no me sirve porque no estoy nada al tanto de los gastos de la casa y todas esas cosas, de las que se encarga mi chico.



También hace unos años que Wayaiu propuso el método PAM2 para ahorrar, que me parece muy interesante, y he decidido retomarlo, aunque se me olvida a menudo.



El otro día Lucía Baballa hablaba de otro método, el de las 52 semanas, que también tiene buena pinta, aunque yo me olvidaría.



Consiste en ahorrar cada semana los euros correspondientes a la semana que es del año: semana 1, 1 euro; semana 2, 2 euros... Así hasta la semana 52 en que ahorras 52 euros. Todo junto da un total bastante majo para hacerse un viajecito.


Voy a escoger mi método, no sé cual todavía, y ponerme a ahorrar como una loca. Bueno, igual no tanto.

Comentarios

  1. Para mi si vives con alguien condiciona mucho el tema del ahorro. Yo en otra época de mi vida ahorraba mucho, porque mi pareja era ahorrador hasta límites insospechados. Después vivi sola y me lo gasté todo :-) Mi chico ahora es el gastoso y me toca a mi controlar las cuentas, todo en un momento de la vida y de la economía es mas difícil, pero bueno, ahí voy. Yo no tengo métodos, depende del mes puedo ahorrar mas o menos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no soy de mirar lo que gasto. Lo sé, un desastre. Mi chico es el que lo hace, y siempre han ido bien las cosas así, porque soy bastante buena "mandada". Si se me antoja algo y no se puede, no me llevo mal rato.

      Besos.

      Eliminar
  2. A x ello, ahorrar para viajar...eso es lo q yo hago, prefiero quitarme de otras cosas pero viajar siempre. Y mi niño conmigo que vea todo lo que existe en este mundo. A x ello...muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, intento viajar con mis hijos siempre que pueda, y también hacer alguna escapada en pareja, si es posible.

      Besos.

      Eliminar
  3. Ahorrar es muy difícil (sobre todo con hijos jeje) pero no imposible.
    Creo que es cuestión de hacer un poco de sacrificio para luego tener una recompensa! :D
    Suerte! :*

    ResponderEliminar
  4. Yo optaría por el de las monedas de dos euros. El último me parece un poco excesivo, aunque lo cierto es que da un total majete XD

    Ya nos contarás por qué te decides :D

    ResponderEliminar
  5. Ufff soy una gastona por genética paterna... es la excusa que me digo a mi misma, mi padre es horroroso!!!!! pero es que hoy en día entre internet y la cantidad de ofertas es más fácil gastar!!!
    También es verdad que ahora es muy difícil ahorrar, hace unos años era mucho más fácil.
    Cuéntame cómo te vas a organizar, es un tema muy interesante!!!!!
    Muchos besos!!!!!
    P.D. envia a tu hijo a Irlanda, ojalá mis padres lo hubieran hecho conmigo!!!!

    ResponderEliminar
  6. Casualidad, justo ahora estaba buscando algún método no tanto para ahorrar (que lo mismo es imposible :P) pero al menos para controlar el gasto. Voy a mirar lo de los cuadernos japoneses...

    ResponderEliminar
  7. En una época de salario exiguo yo funcionaba con una hoja de excell de cosecha propia, no tanto para ahorrar (que era complicado) sino para controlar lo que gastaba. Sigo un poco con este método, pero para los gastos de la casa, por suerte ahora me puedo permitir no apuntar los pequeños (diminutos) caprichos.

    ResponderEliminar
  8. A mí me gustan el de los 2€ y el de Lucía. Pero....... Lo malo del de Lucía, es que los últimos meses te pegas unos atracones que no veas, porque, 30+31+32+33 por ejemplo, pues no es lo mismo que el mes de enero. Pensaba hacerme una plantilla alternando. Por lo pronto, ya tengo las huchas, ya "solo" falta llenarlas :)

    ResponderEliminar
  9. Uff, yo si que soy ahorradora, pero esos métodos no me gustan. Yo lo que suelo hacer es separar gastos en cuanto tengo la nómina de cada mes, ahorro una cantidad X y lo meto en una cuenta que se llama NO TOCAR, si de verdad no lo tocas te prometo que es efectivo.
    La cantidad X tiene que ser una que calcules según tus posibilidades, dependiendo de tu sueldo y de tus gastos fijos, evidentemente...
    Cuando estaba en la facultad empecé a hacerlo, con los trabajillos que me salían y un sistema de sobres, y siempre he podido hacer viajes y darme caprichos.
    Un besote y suerte con tus ahorros!
    Marialu

    ResponderEliminar
  10. De "natural" no soy ahorradora, pero si me lo propongo sí que lo soy. Mi chico es menos derrochador que yo en cantidades pequeñas, pero en cantidades grandes tiene mucho peligro (por ejemplo, controla mucho lo de no comprar tonterías a los niños, lo de ahorrar en la compra, etc., pero si se pone a comprar un coche o cualquier otra gran compra, siempre elige la opción más cara)
    En cualquier caso, dada nuestra situación (ha vuelto a quedarse sin trabajo) este año no nos queda más remedio que ahorrar. Yo, cuando es por "obligación" tengo mucha fuerza de voluntad para hacerlo. Sigo el PAM2 desde hace años y lo mantengo, añadiéndole la versión PAM5. Cuando aparecieron los billetes nuevos de 5€ todos los nuevos que entraban en casa iban a la hucha. Ahora, como casi todos son nuevos lo que hago es que, cuando me junto con varios, la mitad van a la hucha.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  11. Yo soy muy ahorradora y son tantos años ya que no necesito ni métodos, pero lo que suelo hacer es llevar mi propia contabilidad con un excel donde apunto los gastos y ahí ves fácilmente donde gastas más o si tienes algún escape no controlado. Mucha gente, cuando lo hace por primera vez, queda sorprendida!

    ResponderEliminar
  12. Yo el año pasado empecé con mi chico el reto de las 52 semanas... nos quedamos a medias, pero lo recomiendo. Entre 2 no es tan traumático, y juntamos unos buenos 400 leuros que ahora nos vienen genial.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Me gusta lo de los cuadernos japoneses.

    Yo llevo años escribendo en mi agenda, cada uno de los euros que gastos. Era una manera de ver rápidamente, porque un mes no habia llegado ni al dia 20

    Este año me he propuesto pasar de todo. No derrochar, pero tampoco apuntar. Hay cosas que por mucho que quieras, tienes que gastar

    ResponderEliminar
  14. Me gusta el último método, aunque yo ya soy ahorradora. Bueno, más que ahorradora, es que gasto poco.

    ¡Un besete y suerte!

    ResponderEliminar
  15. Yo he probado el de los 2 Euros y me fue muy bien, no es mucho y la verdad es que repito. No lo controlé por semanas, era moneda de 2 euros que tenía a la hucha.......

    ResponderEliminar
  16. yo soy super ahorradora, mi sistema es parecido al de marialu, pero el del pam2 lo hice también para algún caprichín (o sea, era un SI TOCAR XD)

    mi hermana y mi madre son super compronas... ya me había olvidado cuánto hasta que las vi hace unas semanas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…