Ir al contenido principal

Rutinas

Llega el momento de cambiar las rutinas de verano por las del curso que empieza.



Cambiaré mis paseos mañaneros conmigo misma por madrugadas apoteósicas y el coche todos los días.

Vía.

Cambiaré mis tardes de lectura por tardes de trabajo.

Vía.


Cambiaré la sombra de los árboles por la mesa y los cuadernos.

Vía.


Cambiaré la tranquilidad por un montón de chavales inquietos.

Vía.

Cambiaremos nuestros desayunos en familia por las prisas, las llamadas de teléfono con "¿Cómo vais?¿ya estáis levantados?"


Cambiaremos nuestras comidas todos juntos por el comedor escolar,  la comida recalentada y cada uno a una hora.

Vía.

Y todo esto en los próximos días, así, poco a poco, porque es una suerte empezar a trabajar poco a poco, unas pocas horas, aún sin alumnos, con mis hijos en casa, y que todo vaya viniendo poco a poco.

Y también es una suerte poder volver a las rutinas del curso.


Comentarios

  1. Hay q saborear y disfrutar hasta de las rutinas aunque lo del madrugón.......no está hecho para mi body....

    Besines!!

    http://laisladegrandejatte.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad, lo del madrugón es lo que mejor llevo. Pero mis niños... a eso no voy a acostumbrarme.

      BEsos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Te diré que vivo bastante bien en invierno y en verano, no me quejo, aunque pueda parecer lo contario, pero a lo bueno de las vacaciones uno se acostumbra.

      Besos.

      Eliminar
    2. Jajajaj perdón, no quería que te lo tomaras como algo personal, podría haberme explicado mejor. Me refería a que, realmente, la buena vida, lo bueno, debería ser lo normal y no lo contrario (lo esporádico). Es una pena ser esclavos de una rutina que nos cansa, nos da dolores de cabeza... no es que parezca que vives mal, para nada!! Está enfocado en mi visión de ver la vida, para mí esas rutinas me alejan de la buena vida y no lo paso bien, sinceramente. Lo decía en general, vaya, que ojalá la vida fuera una vacación, pero tristemente tenemos obligaciones que atender para poder sobrevivir en un mundo capitalista.

      Besos!

      Eliminar
    3. No me lo tomo a mal ni mucho menos, de verdad. Lo malo de los mensajes escritos es que no le ves la cara al que te lo dice ni sabes el tono con el que te lo dice. Me ha gustado lo de la buena vida. La mía es buena en vacaciones, porque me dedico a descansar u a hacer año que me apetece, pero afortunadamente, como me encanta mi trabajo, durante el curso también es muy buena. Por eso digo en la entrada que tengo suerte.

      Besos. Y no me han a parecido mal tus palabras, pero si laguna vez no estas de acuerdo y tienes que decirme Lugo, hazlo. No soy de las que se calientan ni se enfadó con facilidad.

      Más besos.

      Eliminar
  3. Me gsta como lo cuentas, así da gusto de emprender el cambio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un cambio positivo. Si llegara septiembre y no lo tuviera, no sé lo que haría...

      BEsos.

      Eliminar
  4. Tal y como lo cuentas no parece nada aterrador. Es todo muy harmonioso.
    Y los findes? Te has dejado el disfrute del fin de semana, un gran premio a la rutina diaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es nada aterrador, al menos para mí. Y los findes son para mi familia y para mí enteritos, desde el viernes a mediodía hasta el lunes por la mañana, y eso vale mucho.

      BEsos.

      Eliminar
  5. Muchos ánimos para la vuelta al cole!! La verdad es que se echa en falta la buena vida y la compañía de la familia cuando toca volver a trabajar! A mi también me encantan los paseos matinales :-( y lo que más...¡¡¡vivir sin horarios!!! En fin, todo eso ha quedado atrás hasta las vacaciones de Navidad! A disfrutar de las cositas buenas que nos vayan pasando cada día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pudiéramos tener unos horarios que se adaptasen a nuestro cuerpo, a nuestras rutinas, para mí sería estupendo, madrugaría lo mismo,pero no llegaría a casa a las cuatro de la tarde. Es una hora antinatural para comer, y me descompensa todo. Todo, de verdad.

      Besos.

      Eliminar
  6. A mí por u lado me gusta volver a la rutina, si el verao durase mucho más acabaríamos desmadrados, aunque confieso que me gustaría que fuese un poco más largo, solo unpoquito. Besinosssssssssssssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta volver a la rutina. A mediados de agosto empiezo a echar de menos a los chavales, y mucho.

      BEsos.

      Eliminar
  7. Bueno, al ser poco a poco, hay un poco de margen para la adaptación a la nueva rutina :) Ánimo profe. ¡Espero que tengas un curso genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una gran suerte empezar estos quince días sin alumnos, e irse haciendo a la idea poco a poco.

      Besos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Que no, el punto está en el cambio de la tranquilidad al bullicio de los chavales, no es a peor, es a mejor, que ya tengo ganas yo de jaleo!!!

      BEsos.

      Eliminar
  9. Parece que es un cambio a peor, pero también nos aburrimos de estar de vacaciones (pregúntame a mí, jaja). Así que ¡feliz vuelta a clase!
    Bsitoss, y ánimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que nos aburrimos. Me gustan las rutinas, y me gusta el otoño, aunque empezar de nuevo siempre cuesta...

      BEsos.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. En ello estamos muchos, cambiando de rutinas, y no tiene por qué ser a peor...


      Besos.

      Eliminar
  11. En parte me gustan las rutinas de las que hablas, hacen que me sienta algo más equilibrada, y hacen que eche de menos mi querido desequilibrio. Si no las tengo las echo de menos, cuando las tengo me siento prisionera... mesentienede???

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que lo más duro es no poder estar por los tuyos como querrías, porque sé que amas lo que haces, se te nota, y te involucras mucho además, así que aunque da perecilla dejar la buena vida, luego le sacas partido al cambio de rutinas y lo valoras, eso sí, sigues sufriendo porque te gustaría llevar a los tuyos al cole, o estar con ellos si se ponen malitos...lo que viene siendo una madre que trabaja fuera, siempre padeciendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Este verano he pasado muchos ratos leyendo en una hamaca como esa de tus fotos, en Mallorca... pero septiembre me ha traido la ilusión de proyectos nuevos, como sabes. Gracias por pasarte y dejarme tu cariño.

    ResponderEliminar
  14. Y es una suerte poder volver a trabajar Ro, no lo olvides. Mucha gente este año no tendrá vuelta a la rutina

    ResponderEliminar
  15. Hola profe!!!
    Yo también me siento una privilegiada de empezar poco a poco, sin niños... Hoy me he sentido genial con la vuelta al cole porque me he reencontrado con las compañeras y he conocido a nuevas y he estrenado clase y por suerte de cada momento del curso hay algo que me encanta, así que con mucha ilusión! La cocinera es fabulosa, qué suerte tenemos!
    Un beso Ro!!

    ResponderEliminar
  16. Creo que lo que más vas a echar de menos es tener más tiempo de tranquilidad en familia, pero por lo demás, se nota que disfrutas tu trabajo.
    A mi me encantaría poder tener un trabajo vocacional y más vacaciones. Porque a mi se me quedan muy cortas, necesito más tiempo para llegar a aburrirme y echar de menos la rutina. Esa sensación no la he vuelto a tener desde que terminé la carrera.

    Un beso y que vaya fenomenal esa vuelta a la rutina!

    ResponderEliminar
  17. yo tengo ganas de rutina la verdad! al menos de lunes a viernes y romperla los sábados y domingos..

    ResponderEliminar
  18. Ay madre! Ro, dale la vuelta e intenta quitarle esa capa un poco gris que le has puesto, porque sino vaya horror de año no? Solo disfutar de la época de vacaciones?? Que para algunas apenas es un mesecillo!!! Que no es "pa tanto" mujerrrrr

    Saludos!
    Belén

    ResponderEliminar
  19. Que te vaya todo muy bien!!!! Y pienso lo que tú...bienvenida rutina!!!!
    Su sana cdnv

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…