Ir al contenido principal

Nostalgia

Este fin de semana hemos celebrado el cumple de mi padre. Una de esas cifras redondas, acabadas en cero, de esas que te hacen pensar...

Vía.


Además de con mi padre, hemos estado con primos y tíos. Primos y tíos de mi padre.

Y me he puesto nostálgica...

Vía.


Mis bisabuelos paternos tuvieron 16 hijos. Eran otros tiempos, sí, pero pensar en mi bisabuela y todos esos años embarazada...

No todos los hijos sobrevivieron. Pero sí bastantes.

De todos ellos, mi abuelo era el mayor.

Vía.


Mi abuelo ha sido una de las personas a las que más he querido en mi vida. Era taaaaan bueno, y tan especial. Le encantaban los niños y pasaba la mayor parte del verano, de los veranos de mi infancia, con sus nietos. Nos llevaba a pescar, con las bicis, de excursión, nos llevaba al campo, nos contaba cuentos, nos cantaba, nos hacía reír...

No era de esos que dice "te quiero", pero no importa porque lo sabes, te lo demuestra cada día, sabes que le importas.

Vía.

Desgraciadamente, mi abuelo murió cuando yo tenía 16 años, hace mucho de eso. Pero algunos de sus hermanos (todos con más de noventa años) aún están para recordármelo, para verlo a él en el brillo de sus ojos, en su mirada. Son, a pesar de los años, personas fuertes, físicamente altos, de espaldas anchas, y todos ellos  y ellas con los ojos muy claros, ojos que ha heredado mi padre, y que tiene también mi hijo mayor, ojos de mi familia aunque no sean los míos.


Comentarios

  1. Las palabras sobraban en gente de esas generaciones, lo importante eran los gestos. Preciosa entrada, qué suerte que al ver los ojos de tu hijo sepas que le une algo con tu abuelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Mi abuelo era de hechos, no de palabras. Y desde el día que nació y vimos sus ojos, sabíamos que algo de la familia estaba ya en él.

      Besos.

      Eliminar
  2. Qué bonito, profe. Aunque me has trasladado un poco de esa nostalgia, también. Ains.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. A veces es bueno volver la vista atrás y recordar a todos los que has querido.

      Besos.

      Eliminar
  3. La verdad esq me acuerdo de los míos y me pongo fatal....la nostalgia es tremenda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte es haberlos conocido y tener experiencias gracias a eso.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo también guardo mucho cariño de mis abuelos!! Tenía una relación muy especial con una de mis abuelas y es una de las personas que más he querido en mi vida. La echo de menos, pero me consuela que la disfruté muchísimo sabiendo que un día me faltaría.

    Hoy disfruto de los abuelos de mi pareja, que los quiero tanto como si fueran de mi propia sangre. Ellos también me tienen mucho cariño y disfruto mucho cada vez que los visitamos y pasamos tiempo con ellos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso eso a menudo, que disfruté mucho de su compañía, pensando que me faltarían.

      Besos.

      Eliminar
  5. Es bueno tener nostalgia de una persona tan importante para ti y de la que guardas tan buen recuerdo. Es fantástico haber compartido esos veranos con él. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Una a veces se pone a pensar estas cosas. Eran (y son) muy especiales las personas de esas generaciones, muy fuertes. Qué bonito post.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo son. Muy diferentes a nosotros, más duros, más fuertes, pero en mi familia son muy muy cariñosos. Todos mis tíos-abuelos son fantásticos.

      Besos.

      Eliminar
  7. Bello homenaje que dice mucho de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa. Un abuelo vale mucho. Y la relación con él es diferente a con el resto de las personas de tu vida.

      Besos.

      Eliminar
  8. Mi abuelo materno fue muy especial para mí, practicamente me eduqué y crié con él. Conoció a mi primera hija y murió cuando yo tenía 20 años. lo echo tantísimo de menos. Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo convivía con mis abuelos paternos ocho meses al año. Vivíamos al lado, nuestras casas se comunicaban por dentro, por el patio. Y luego viví xcon los maternos durante dos años. Todo eso me marcó y estoy feliz por ello.

      Besos.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Lo son, piel clara, ojos azules grandes y profundos, pecas... Todo ellos de la familia de mi abuelo.

      Besos.

      Eliminar
  10. Felicidades a tu padre...!!
    Mi abuelo también me marcó...tenía una fuerza...un empuje...un entusiasmo...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  11. Qué post más bonito, ro ^^ yo sólo conocí a mi abuelo paterno y la verdad es que aunque murió siendo yo muy pequeñita, tengo un recuerdo muy tierno de él y aunque su rostro ya se me desvanece, no olvido los momentos que pasé con él en Murcia :)

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito!!!! A mi me queda solo una abuela y la voy a echar muuuucho de menos cuando no este. Estoy segura.
    Su sana cdnv

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…