Ir al contenido principal

Malos tiempos

Estoy viviendo un último trimestre bastante malo. No es que mis alumnos se hayan transformado y ahora se empiecen a portar mal, siguen en su línea, lo cual no es un problema, salvo para los muchos que van a repetir curso.

Tampoco es que nada haya cambiado significativamente. Siguen dándome un poco de guerra los vértigos, que no terminan de pasarse, estoy cansada del viaje diario, que me supone dos horas más de horario de trabajo todos los días. Y el final de curso, eso tan ansiado normalmente, y que está ya muy cerca, no me supone un verdadero alivio.



Imagen aquí.

No veo la luz al final del túnel más allá de principios de julio, incluso un poco más. Y ahora tengo que planear las vacaciones de verano y no sé exactamente qué hacer ni dónde ir. 

Se aceptan consejos de lugares.



Peeeeeeeero, ya sabéis que soy tan rara y no me gusta la playa, aunque viajando con niños y en verano lo ideal es piscinita en el hotel o playa cerca. No sé si tirarme unos días de relax en un hotel de esos de los de no moverse de allí, tumbada a la sombra con un buen libro y un cóctel, con actividades para los niños, o hacer lo que más me gusta con los niños en verano, el plan de los últimos años, que es coger el coche y marcharnos a Francia, esta vez a la Costa Azul, que es una de las zonas que no conocemos aún.




A pesar de todo, eso lo veo muy lejos. Quedan escasamente semanas de curso, y no es que esté deseando acabar, pero se me está haciendo duro y largo ir a trabajar en los últimos días, y eso no es normal en mí.

Necesito ánimos...

Comentarios

  1. El final de curso siempre se hace largo, más si no estás del todo bien -vértigos-. El plan de la Costa Azul suena genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi primera opción, pero no sé cómo amdaré de ánimos...

      Besos.

      Eliminar
  2. Sin duda yo me decantaría x Francia y ánimo con esa recta final!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que una recta, parece una cuesta muy empinada...

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues yo me tiraría en una hamaca,en un sofá o en el suelo si hiciera falta. ¿Mas coche aún? Y ésto te lo dice una que el último bikini se lo compró cuando vivía con sus padres y que ahora en junio va a hacer un viaje en coche, pero reconozco que es muy cansado.
    Pero vamos, que lo que te pida el cuerpo!!!!!
    Un beso y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, y más pensando que el curso que viene sigo con el mismo viaje, pero soy tan poco de piscina o playa... No sé...

      Besos.

      Eliminar
  4. Ánimo, todo llega, todos los años llega, profe :) Yo no sé, el plan de la costa azul me parece estupendo. No sé, se me ocurren varias cosas... pero ahora mismo por mis circusntancias lo que más me tira es irme a una ciudad como Salamanca, así, con un casco viejo bonito, y pegarme chutes culturales sin parar XD -relajadamente, claro. Eso sí, mis circunstancias son distintas a las tuyas :) Y no sé si los niños estarían muy por la labor :P Desde luego, les apetecerá más una playa o una buena piscina XD :)

    Muá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo de los viajes y el turismo mis hijos se dejan que es una maravilla. Nos hemos recorrido París con ellos casi de arriba abajo y apenas protestaron, y la costa norte de Francia, y también las Landas, así que con ellos no hay problema de nada, pero no sé cómo estarán mis ánimos... Ya os contsré.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo creo que lo que te pasa es el síndrome de final de curso que parece no llegar y suele ser duro porque hay mucho que hacer aún hasta el deseado final...
    Llevamos cansancio acumulado y muchas horas de vuelo...necesitamos aterrizar!

    Besos,Ro...ánimo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo se me acumula, es cierto, pero también estoy desanimada. Mucho. En fin, será la primavera...

      Besos.

      Eliminar
  6. Pero bueno!!! Que hace calorcito ya, que queda poquito, que acuerdate, un año malo y otro bueno, los crios del que viene seguro que son mejor!!! Que pasa volando y ya estamos de vacaciones!!! Y mucho ánimo, que son pocos y cobardesssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mae, los chavales son malos pero no es más que agotamiento, un año muy duro. Qué te voy a contar en cuanto a la multiplicación del trabajo de un profe en los últimos años...

      Besos.

      Eliminar
  7. Espero no resultar ofensiva, pero has tenido una entrada poco afortunada. Quejarse por tener que planear las vacaciones estando el país como está... si tanto problema te supone, quedate en casa.
    No quiero ser injusta, no se puede culpar a la gente que conserva su trabajo de las cifras del paro, de la pobreza creciente o de cualquier otro mal que tenga el país... pero un poco de tacto tampoco está de más.
    Y a pesar de todo, espero que acabes bien el curso y que no se te haga muy lento. Ah y felices vacaciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en lo que dices, pero no me quejo de tener que preparar las vacaciones, sino de mi final de curso y el exceso de trabajo, que viene dado por las horas de más que trabajamos desde que han recortado profesores y somos bastantes menos de los que éramos en cada centro, por ejemplo, del cansancio del curso y del trabajo. Muchas veces, cuando me quejo del trabajo o de mis hijos, me acuerdo de que hay mucha gente que está infinitamente peor, aquí y en otras partes. Pero eso no hace que esté menos cansada, agotada, diría yo.

      Gracias por desearme felices vacaciones. Quizá no me he expresado bien, pero estoy tan cansada que ni siquiera la vista a lo lejos de las vacaciones me resulta un alivio, y más (esto no lo he dicho) sabiendo que el día en que nos dan las vacaciones me voy de viaje con cincuenta adolescentes, fuera de España, y eso también resulta un trabajo previo agotador, que cada vez me apetece menos)

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…