Ir al contenido principal

Madrastras

La palabra madrastra es una palabra horrible, con connotaciones negativas allá donde la pongas.

Es oír madrastra y acordarse de la pobre Cenicienta, siempre limpiando y fregando para su madrastra y sus hermanastras, porque se supone que una madre de verdad no le haría a su hija cosas tan horribles...



O de Blancanieves, que es peor, cuya madrastra quiere acabar con su vida sólo porque la pobre niña es más guapa que ella.




Las madrastras no tienen nada de bueno. No sucede lo mismo con los padrastros, que a veces son crueles y despiadados y otras son los salvadores de los pobres niños, maltratados por sus propios padres.

Os diré que tengo madrastra.


Y que vengo de pasar el fin de semana en el pueblo con mi padre y mi madrastra...


Y ahora pensáis que voy a decir que no todas las madrastras son malas, y que las hay maravillosísimas y fantásticas, más que la propia madre.


Pues os equivocáis.

Comentarios

  1. Siempre me han dado miedo las madrastras, creo que son siniestras y nada sinceras. Un besito*

    ResponderEliminar
  2. Jaja Ro, pues queda todo dicho, no hace falta añadir nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Mi madrastra se parece a la de la tercera foto. Más maja ella... (nótese la ironía)

    ResponderEliminar
  4. Ay Ro! Te compadezco! Yo no podría soportar una madrastra aunq fuera buena...soy asi de egoista con mi padre!

    ResponderEliminar
  5. Vaya con las madrastras.... xD Siento mucho que no puedas dar un discurso en defensa de las madrastras, mira que lo siento.

    Muá!

    ResponderEliminar
  6. Pues a veces, por malas que sean, son geniales... le quitan a tu madre un peso de encima... jejejeejejeje... jejejejee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había visto así, pero tienes razón.

      Besos.

      Eliminar
  7. Muy buena Ro!!! Y estoy de acuerdo con anónimo, no veas lo que descansan las madres!!!! Un besito !!

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo abuelastra. Aunque no salgan retratadas en los cuentos, yo te aseguro que tampoco haré un discurso en su defensa... Sé que en parte soy un poco injusta con ella... y que si tuviera madrastra lo sería aun más. Una pena.

    ResponderEliminar
  9. A veces los cuentos son una mierda. Y lo peor de todo es que no somos tampoco blancanieves. Y por eso nos dejamos los cuernos por nuestros cachorros, y les ponemos Brave, para que a ellos nos les pase y sepan lo que es una madre. Puto Walt Disney.

    ResponderEliminar
  10. Me hiciste reir con el final... Me esperaba el típico " pues no son tan malas!". Así que muy bien pensado ;)
    No sé, no conozco a nadie de mi alrededor que tenga madrastra. Pero solo la palabra en sí ya suena mal. Por otra parte, NO me gustaría ser madrastra. No sabría como comportarme. ¿Mujer guai? Queda patético a cierta edad. ¿Muy seria? No te ganas la confianza. Entonces... que?!
    jaja deseo de verdad no encontrarme nunca en la situación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad!! No me gustaría nada ser madrastra...

      Besos.

      Eliminar
  11. Caray...el final no ha sido nada predecible...pero nada...
    Besos,Ro y abrazo añadido!

    ResponderEliminar
  12. Jejeje, pues yo tengo que decir que lo soy también, de dos adolescentes y no me siento muy madrastra. No ejerzo de madre cuando están conmigo ni intervengo en decisiones que no me competen. Nos llevamos bien, que ya me parece bastante...aunque igual habría que preguntarles a ellos :-)

    ResponderEliminar
  13. Ha sido un relato corto pero intenso. Brava bravisima!

    ResponderEliminar
  14. Me parto... Jajaja

    Belén

    ResponderEliminar
  15. Que ninguna de vosotras se enamore de un hombre separado y con hijos...con esos pensamientos que escribis, os mereceis acabar siendo madrastras y que sus hijos no os aprecien nunca.

    ResponderEliminar
  16. A mi padre jamás se le ocurriría "traernos" una madrastra. Sería su novia, y punto. Y no tengo ni he tenido padrastro porque nunca lo he considerado así, para mí son las relaciones de mis padres; ya se apañarán ellos.

    ResponderEliminar
  17. Yo si tengo madrastra y aunque sea una buena persona a veces me parece falsa porque suele ser muy ridícula que no le gusta caminar y cosas así y ademas tiene una hija gorda (nada simpática) que ella quiere que sea "fashion" igual que ella lo cual me parece gracioso porque ella solo piensa en el pollo de McDonald, en fin jamas me agradara mi madrastra soy egoísta con mi padre, soy su única hija y siempre quise ser su princesa pero ahora que llego esta no lo soy mas, Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

En el 2018

Me gustaría que el próximo año cambiaran algunas cosas por aquí. No van a ser demasiadas, porque este blog es parte de cómo soy y no puedo cambiar eso. Pero igual que yo he ido cambiando, el blog debería hacerlo. Llevo tiempo queriendo cambiar el diseño y ha llegado el momento de hacerlo. Todavía está en pruebas, pero ya me diréis, porque yo me encuentro perdida, como cuando cambias la decoración y no reconoces tu casa.

Pero además, me gustaría llenar el año que empieza de muchas cosas.
Libros.




Está claro que la lectura es uno de los temas centrales del blog. Me encanta leer, compartir por aquí mis impresiones y aconsejar libros a los que pasáis por aquí. Pero es que además me encanta tener a mano una lista de los libros que leo, de los que quiero leer, de los que leí el año pasado o el anterior, y el blog me sirve mucho para ser más organizada en ese sentido.
Películas y series.
Está claro que en segundo lugar, por detrás de los libros, soy una apasionada de la ficción, tanto en televi…