Ir al contenido principal

American Horror Storie 2

En tres o cuatro días hemos visto esta serie, y eso que, después de la primera parte, pensé que no me quedaban ganas para la segunda. Me había gustado tanto que pensaba que solo podían estropearlo.



Me equivocaba.

En mi opinión, esta temporada ha superado la anterior, y ya estoy esperando por la tercera.



Un gran acierto es escoger a los mismos actores, al menos muchos de ellos, en papeles totalmente diferentes a los que interpretaban en la primera parte.

Tenemos otra vez todos los tópicos del género de terror. En este caso, cambiamos casa encantada con fantasmas por manicomio regentado por un obispo, una monja y un científico loco.

Dicho así, no suena nada bien, pero los giros de la trama hacen que sea muy emocionante, que no dejes de encogerte en tu asiento (en mi caso, la cama), que no puedas verlo solo (en mi caso, mi chico es el sufridor, porque yo necesito que me acompañe y luego el que tiene pesadillas es él).

Jessica Lange, otra vez te deja perplejo. Si en la primera parte era la vecina, y luego se descubría que además era muchas más cosas, en esta temporada es una monja con muchísimos frentes abiertos, un personaje muy complejo.




Evan Peters lo tenía difícil, y en el segundo minuto de la serie ya había conseguido que me olvidara de su magnífico papel, totalmente diferente, de la primera parte.




Y Sarah Paulson está formidable. Se los come a todos con patatas desde su primera aparición. Magnífico papel por el que, si por mí fuera, le daría algún premio.




Recuerda: si miras al mal a la cara, el mal te devuelve la mirada.


Comentarios

  1. Pues sé de buena tinta por alguien de quien confío en su criterio, que la tercera parte es la mejor con diferencia.
    Dicho esto, después de que mi hermana me la recomendara, y confío también en ella, y de esta entrada, por favor que alguien me diga que me estoy perdiendo, porque empecé a verla y al 4º ó 5º capítulo decidí que sí que era un horror, sí, y de los gordos, lo más malo que había visto en tiempos, me parecía una parodia del cine de terror ¿todo el vecindario lleno de fantasmas? Que no, que no la comprendo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, a ratos también me parecía, en los primeros episodios, que me estaban tomando el pelo. Luego todo cobró sentido, y me encantó. Y la segunda, como ya sabía a lo que iba, me gustó más aún. Pero entiendo que no es para todo el mundo, porque el terror es para quien sí se lo crea, al menos mientras lo ves tienes que creer en ello. Si no, es para reírse más que para pasar miedo...

      Besos, blogadicta.

      Eliminar
  2. La primera estuvo muy bien, pero ahora no me apetece pasar miedo, ando más que "friki" viendo Grimm, Juego de tronos y Orphan Black durante las comidas con mi hijo.
    Buen jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me he enchufado a Grimm, y eso que me llama la atención. Con Juego de tronos, sí. Ay, madre, qué nervios!!!

      BEsos.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo! La segunda mejora a la primera temporada, y mira que era difícil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me ha gustado!!! Veo que me comprendes...

      Besos.

      Eliminar
  4. Pues me han entrado enorme ganas de ver esta serie!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la recomiendo para todo tipo de públicos, pero al que le guste el terror, sí.

      Besos.

      Eliminar
  5. Y quien lucha con monstruos se convierte en un monstruo.

    Oye, me acabas de recordar que tengo pendiente ver esta serie. Ví algún capítulo suelto en cuatro, un día que me pilló haciendo zapping... A ver si me hago con ella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso más o menos trata esta serie, y el terror en general, del monstruo que todos llevamos dentro, algunos en mayor medida que otros.

      Besos.

      Eliminar
  6. Ay Ro, no sé como puedes, pero a mí me da mucho miedo...(Por cierto te envié un correo para que te eches unas risas por no llorar...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, cómo me ha gustado. Si me dejas, mañana lo publico, porque es como la vida misma, de verdad... Me parto!!! Mi niño y yo lo hemos visto cuatro veces. Buenísimo.

      BEsos.

      Eliminar
  7. Es simplemente GENIAL. Ya hice un post diciendo que también me pareció que superó a la primera, y es que los actores lo bordan todavía más si cabe que en la primera. Además me parece mucho menos típico un manicomio de esos años que una casa encantada, no sé por qué.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi tu post hace poco. Pero no la había visto aún...

      Besos.

      Eliminar
  8. Ay, Rooooo, la vamos a ver muy pronto tengo muchas ganas. Acabamos de ver los pocos capítulos de Black mirror que hay, que es rara, cada capítulo es con distintos personajes, y la mayoría de ciencia ficción... Me la recomendaron a la vez que American horror story y aún no sé cuánto me ha guatado.

    Relax, querida, que mañana ya es viernes!!! ;)
    Mua.

    ResponderEliminar
  9. A nosotros nos pasa al revés que a los demás xD Nos gustó más la primera temporada que esta. No sé si fue el 5 o 6 por el final que nos aburrimos xD al final al terminamos de ver y menos mal que los dos últimos capítulos nos dejaron alucinados xD
    Yo almenos no he pasado nada de miedo en ninguna de las temporadas. Me estoy volviendo insensible xDDD
    Eso sí, lo que dices, los actores son la caña.
    Soy la rara siempre jajajaj

    ResponderEliminar
  10. ¿Mejor que la primera? Entonces no me la pierdo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…