Ir al contenido principal

Madres de vacaciones

Llevo dos días de vacaciones (los fines de semana no cuentan) y, aparte de haber hecho unos cuantos kilómetros y de haber comido demasiado, mis pensamientos al levantarme hoy van dirigidos a la cantidad de cosas que tenía programadas para estos días, en las cosas que voy a hacer en casa (digamos que pensaba limpiar a fondo, pero se me están quitando las ganas) y en las cosas que pensaba hacer con mis hijos...


Cuando de pronto... me paro a pensar... Pero ¿cuánto hace que no me cojo unas vacaciones de todo y de todos?


No me hacen falta unas largas vacaciones. No pido tanto. Me conformo con un par de días en un spa (recomendación de una amiga), una noche en una cama grande sólo para mí. Dos días, sólo dos días en los que no piense constantemente en todos los que me rodean (mis ciento y pico alumnos, mis dos hijos, mi chico, mi familia, mi familia política, los amigos, los amigos de mis hijos, las familias de los amigos de mis hijos, la vida social de mis hijos, los estudios de mis hijos...)







Creo que tal vez sea simplemente que estoy agotada. Porque es cierto que mis niños no me demandan demasiada atención. Son muy independientes, no me necesitan todo el tiempo... Pero, aun así...




Comentarios

  1. Una vez más me descubro ante Mafalda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún no he hablado de Mafalda en el blog, y creo que ya va siendo hora...

      Besos.

      Eliminar
  2. Las viñetas de Mafalda son geniales!. Y también creo que hace falta tener tiempo para una misma como persona, aparte de ser madre, pareja, profesional, amiga, ama de casa, etc, Y quizá valiera tan sólo con unas horas ;)
    Felices "vacaciones"!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de tomarnos tiempo para nosotras es difícil. Lo hago todos los días, un ratito para mí, pero se me hace poco y muchas veces agradezco estar sola...

      Besos.

      Eliminar
  3. Siempre es bueno tener algo de tiempo para una misma, disfrutar de lo que te gusta hacer... Me han encantado las viñetas, fantásticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es necesario, y últimamente escasea mucho eso del tiempo...

      Besos.

      Eliminar
  4. Pues ya sabes Ro!!!a pegarte un par de días en un spa!! es totalmente cierto que una necesita tiempo para sí misma, y sobretodo tu que tienes muchas cosas en la cabeza. Cuídate. Y Mafalda que grande es!!!!!me encanta!

    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaaaaa. Pero estas vacaciones no puedo y no puedo. Tengo a los niños y. Mi madre en casa y mi chico trabaja... En fin.

      Besos.

      Eliminar
  5. Querida... el otro día pensando en lo poco que lee mi hija... pensaba, coño es que cuando leo no es delande de ella y... si me viera leer, se animaría y... pensé, que coño, me ve todos los días planchando, poniendo lavadoras, recogiendo la casa dejandome los cuernos y no se la pega nada... ya leerá cuando la apetezca...
    Que grande es Mafalda... La recomendación es ir a un spa... quedar con esa amiga en las zonas de los chorritos y piscinitas y luego después de varios masajes y lo que quieran hacernos tomar un desayuno... continental??? yo me le pediré de varios continentes... y leer la prensa tranquilamente... me encanta leer tranquilamente la prensa... ya la gente no suele disfrutar de ese momentazo de paz... y luego dar un paseo por la montaña... hasta la hora del aperitivo o comida... y después siestón de cama y pijama... nada de sillón esnucá... y... te juro que yo algún día se lo pido a mi marido... un finde only, sin movil... ilocalizable... en un valle perdido de una montaña... con spa claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso es lo qu necesito. A ver ómo se nos da la cuesta de enero, o la de febrero...

      Besos.

      Eliminar
  6. En las edades en que uno está metido en la dinámica familiar y laboral, ya es misión imposible desconectar. Suponiendo que lo lográramos físicamente, no podríamos mentalmente. Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre pasa. Cuando vamos a algún sitio, terminamos hablando de los niños...

      Besos.

      Eliminar
  7. Fan de Mafalda y de Guille :)
    La verdad, es que a pesar de estar de vacaciones, nunca se descansa ¿eh? Ánimo, y yo que tú haría caso a tu amiga, en eso de lo del spa, vas a quedar como nueva!
    Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es totalmente necesario eso dl spa.

      Besos.

      Eliminar
  8. es entendible como te sientes... y creo que realmnente deberias tomarte esas merecidisimas vacaciones, sino es posible que acabes colapsando, asi que animo y tomate un par de dias para ti. pd. me encanta Mafalda jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He terminado el trimestre l borde del colapso, así que creo que sí lo necesito.

      Besos.

      Eliminar
  9. Yo por el momento no tengo niños, pero me pasa algo parecido. Llegan las vacaciones y todo lo que tenía pensado hacer se pierde por el sillón, en la cama hasta las mil, sin limpieza a fondo, sin poner en orden los cajones....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí siempre me ha pasado, pero ahora voy acumulando tantas cosas, y luego está el complejo de mala madre, que no la abandona a una nunca.

      Besos.

      Eliminar
  10. Apúntame al spa!! pero ya!!
    Genial Mafalda!
    Bss,Carmen

    ResponderEliminar
  11. A mi me pasa igual....me encanta la primera imagen. Creo que nos describe a millones de nosotras.... quiero un spa,ya!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Hoy pensaba en lo bien que me vendría un spa!creo que deberíamos darnos el capricho! Un beso,intenta descansar!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…