Ir al contenido principal

La vegetariana

Tenía muchas ganas de leer este libro, tanto que no podía esperar a nada ni a nadie y me lo he llevado a la piscina, en contra de mi costumbre, que es leer fuera de casa solo en digital.



Título: La vegetariana.
Autora: Han Kang.
Editorial: Rata

No sabía exactamente de qué trataba el libro y debo decir que me ha sorprendido mucho.

Esperaba la historia de una mujer que decide ser vegetariana y los problemas que eso le causa con su familia y su entorno. Y es eso, en cierto modo, pero no lo es en absoluto. No esperaba esta historia, de la que no voy a decir nada por si queréis leerlo, pero tiene poco que ver con lo que yo imaginaba que iba a leer.

Es un libro inquietante, muy inquietante, un libro que transcurre en las fronteras entre la cordura y la locura, y que nos habla de nuestra relación con nuestro cuerpo.

Y lo que me sorprende al principio es el punto de vista narrativo. Y luego aún más. Porque es el marido el que cuenta la historia en un primer momento, después lo hace su cuñado y en la última parte su hermana, y realmente vemos a la protagonista desde el punto de vista de los demás, pero no desde el suyo propio, como si su opinión no contara, como si ella no fuera importante, ella, la protagonista. Y esto es así de forma intencionada, o al menos a mí me lo parece, para mostrarnos lo que os decía, la relación que tenemos con nuestro cuerpo y cómo influye eso en nuestro entorno, además de abordar cuestiones como la libertad de elección, la violencia contra los demás y contra nosotros mismos, el respeto hacia el mundo que nos rodea, las relaciones familiares... y también, pero no como tema principal, el vegetarianismo.

Os dejo con el comienzo:

"Antes de que mi mujer se hiciera vegetariana, nunca pensé que fuera una persona especial. Para ser franco, ni siquiera me atrajo cuando la vi por primera vez. Ni muy alta ni muy baja, con una melena que no era ni muy larga ni muy corta, tenía la piel descamada y amarillenta, ojos sin pliegues, pómulos ligeramente prominentes y vestía ropas sin color como si tuviera miedo de verse demasiado personal. Calzada con unos zapatos muy sencillos, se acercó a la mesa en que yo estaba sentado, con un paso que no era ni rápido ni lento ni enérgico ni débil."

Comentarios

  1. Bueno, veo que estamos bastante de acuerdo 😊, no voy a dar mi opinión que acabo de contartela y no quiero ser pesada.
    Gracias por el regalo!
    Yo también invito a que se lea sin opiniones previas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo ya lo estoy leyendo sabiendo vuestras opiniones jajajaj, pero me está gustando muchíiiiisimo. Si este finde tengo un rato para leer me lo ventilaré seguro porque ayer fue tenerlo en las manos y llegar a la página 50 sin enterarme. ;)
      Besos a las dos.

      Eliminar
  2. Así es como me gusta a mí leer, sin tener ni idea... Vaya descripción la del marido, ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Le tengo ganas.... A ver si este finde ya selecciono los libros que me voy a llevar de vacaciones, .... o igual me lo puedes prestar "in person", jajaja.. que acabo de caer ahora en la cuenta.

    Sea como sea estoy muy contenta de mi ritmo (y calidad ) de lectura de estos últimos meses.

    Besines

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en mi lista de deseos de Amazon y, cuando avance con los que tengo, seguro que caerá.

    ResponderEliminar
  5. La vi en el blog de Mlu, tiene un planteamiento bastante particular o.o

    ResponderEliminar
  6. Quieeeero leerlo mucho, está mi lista de cumpleaños, a ver si tengo suerte!

    ResponderEliminar
  7. Pues ya has hecho que me pique la curiosidad...Igual aprovecho la feria del libro que empieza el martes en mi ciudad y me lo auto-regalo

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo pendiente en casa, y creo que será el siguiente en cuanto acabe lo que tengo entre manos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Me lo compré ayer!
    Y hoy ya he hecho una nueva entrada de libros en el que lo cuelgo y muestro mis ansias por empezarlo, todo gracias a ti, guapa!
    Besostes!
    :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…