Ir al contenido principal

¿Dónde compras los libros?

He visto en el canal de Dina, al que, por cierto, estoy enganchada, este tag, y me ha apetecido contestarlo por aquí.

1. ¿Dónde compras los libros?

Actualmente, en Amazon al ochenta por ciento, más o menos. Si voy a una librería chula, salgo con libros, seguro, pero apenas voy a librerías en mi ciudad, salvo a La casa del libro que abrieron en un centro comercial, y que es visita obligada cada vez que voy (y siempre cae algo) y como no suelo salir mucho a diario salvo para traer y llevar niños, finalmente me resulta muy fácil que me traigan los libros a casa.



2. ¿Preordenas? ¿Dónde?

Lo he hecho algunas veces, cuando sé de un libro y me apetece tenerlo cuanto antes. Lo he hecho, por ejemplo, con los libros de Esther Gili en Amazon, y con alguna novela que me apetece leer, aunque no es lo más habitual. Normalmente puedo esperar, porque mi lista de libros pendientes no tiene fin.



3. ¿Cuántos libros compras al mes?

Depende del mes, claro. Si voy a Madrid o a algún sitio la cuenta sube mucho, pero lo normal es cuatro o cinco libros (al principio había puesto dos o tres pero luego me he dado cuenta de que son bastantes más). Algunos son para el trabajo, o para mis hijos, y suelo comprar ahora casi siempre ediciones bonitas o libros ilustrados. Lo demás, lo compro para el libro electrónico, ya que no ocupan sitio y es mucho más barato (aunque no lo suficiente, en mi opinión).



4. ¿Usas la biblioteca?

No. He sido una gran usuaria de bibliotecas de todo tipo y lugar: la parroquial de mi pueblo, el bibliobús, la del colegio, la del instituto y la municipal en Palencia. Pero eso fue cuando era estudiante y no podía comprar lo que quería. Ahora no la uso. Mi hijo pequeño sí, porque la tiene al lado del conservatorio y va en algún rato libre, pero más que nada a hacer deberes. Yo la de aquí, de mi ciudad, no la he estrenado. Y me da un poco de pena con lo que yo he sido.



5. ¿Cuántos libros te llevas de cada vez?

Ninguno, no la uso.


6. ¿Cuál es tu opinión sobre ella?

Aunque no soy usuaria habitual, tengo buena opinión sobre la biblioteca de aquí, porque me parece bien dotada, porque está muy céntrica y porque la veo muy viva, con muchas actividades. Mi hijo dio un concierto allí el otro día, por ejemplo.


7. Opinión sobre los libros de segunda mano.

No uso. No sé por qué, pero tengo ciertas reservas hacia las cosas de segunda mano. Llamadme pija o lo que sea. Solo he hecho alguna vez intercambio de libros con alguna persona conocida. Pero no suelo comprar en tiendas de segunda mano ni tengo libros de segunda mano, salvo algunos libros heredados de mis abuelos, por ejemplo.



8.  ¿Tienes los libros pendientes en el mismo estante que los que has leído?

Como norma general, no. Los libros recién comprados están en mi mesilla, pero a veces el montón de libros se hace enorme, y me pongo en plan limpieza, o un libro se me eterniza, y lo saco de allí y va al estante, pero ese tiene pocas posibilidades de ser leído.



9. ¿Programas leer todos los libros que tienes?

No, porque algunos han resultado ser un rollo, o no apetecerme, o termino pensando que para qué lo habré comprado, o me los han regalado y no han acertado... El caso es que hace tiempo que he decidido leer lo que me apetece. Por eso cada vez soy más selectiva con lo que compro en papel.



10. ¿Qué piensas hacer con los libros que no te han gustado o que no piensas leer?

Ya hice el verano pasado una limpieza y doné unos cuantos, es decir, bastantes, a la biblioteca de mi antiguo centro. Esto lo había hecho otra vez, y voy a seguir haciéndolo. Cada vez soy menos partidaria de acumular cosas, y los libros, aunque sé que muchos no estarán de acuerdo, son cosas que además ocupan mucho espacio y, si no van a servir para nada, finalmente van a acabar fuera de mi casa. Lo que nunca haría es tirar un libro.



11. ¿Has donado libros?

Sí, los libros infantiles de mis hijos (excepto unos pocos, sus preferidos) han ido a un centro de menores donde trabaja una amiga, junto con juguetes y ropa. Y los míos a bibliotecas escolares un par de veces.



12. ¿Has tenido alguna época en que no has comprado libros?

Creo que no, pero la época en la que mis hijos eran muy pequeños, sobre todo los dos primeros años del mayor, creo que no leí nada que no fuera para el trabajo, así que supongo que compré muy poco. Después, cuando empezaron a crecer, volví cada vez a leer más y a comprar más y ahora estoy recuperando poco a poco el ritmo de lectura que quiero (aunque nunca es suficiente para lo que me gustaría).



13. ¿Crees que compras demasiados libros?

Nunca son demasiados, además ahora en papel solo compro libros bonitos, porque prefiero leer en digital. Lo que sí me fastidia es comprar un libro y que luego no me guste. No que me deje indiferente, sino que no me guste nada, y no lo quiera.



Bueno, eso es todo. Os animo a reflexionar sobre vuestros libros.

Por cierto, todas las imágenes que os he puesto pertenecen a Simini Blocker, una artista que seguro que os suena y que tiene un trabajo absolutamente fabuloso. Aquí tenéis enlace a su tienda, que es una preciosidad.


Comentarios

  1. No conocía este TAG. A lo mejor me animo y lo cumplimento.

    Buen día

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muy chulo el tag!! Lo haré algún día en mi blog. Yo llevo una época que compro bastantes libros en papel, pero no suele ser lo habitual. Compro en digital, pero como en pocos meses voy a redecorar el estudio y mi sueño siempre ha sido tener una gran librería llena de libros, ya he empezado a comprar más libros en papel para que cuando la compre no esté muy vacía. jeje

    ResponderEliminar
  3. A mi también me da mucha rabia comprar libros que luego no me gustan, mucha!

    ResponderEliminar
  4. Esto va a sonar un poco pijo, pero es que es flipante: un buen rato de la tarde del pasado viernes la pasamos en Charing Cross Road (si, la del libro). Llena de librerías, y aunque a tí no te gusten, sobre todo había cosas de segunda mano. Yo no quería salir de allí, pero es que a mi hija no había quien la arrancara... Compré por 10 libras una edición de Hugo Cabret ilustrada que la tenía en ganas, porque lo había leído en electrónico, y encontramos una primera edición de Harry Potter que en la tienda se quedó porque costaba 40 libras!!! Yo desde luego flipé, y mi hija como he dicho también; me decía, ¿pero mamá, es que no hueles? De verdad, impresionante. Y no cuento todas las reliquias dignas de llamarse así realmente.
    Yo suelo comprar en El Corte Inglés, simplemente porque la empleada que busco es un encanto, sabe recomendar, novedades, cosas más extrañas, me busca y consigue todo lo que le pido, y así es un placer comprar.
    Me da rabia no tener físicamente algunos de los libros que me han gustado (no tengo por ejemplo Matar un ruiseñor, imperdonable), y me he llevado una desilusión con uno de los libros que pedí a los Reyes, que aunque sea electrónico, me ha decepcionado.
    Las imágenes que has puesto son chulísimas, voy a darme una vuelta :)

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. compartimos muchas cosas. Aunque estoy enganchada a la librería de 2ª mano.

    A ver si saco rato y lo hago. Me has picado.

    Y las imágenes preciosas!!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo porque ya casi no compro en papel pero me encantaba comprar libros de segunda mano, ahora cuando lo hago es porque esté descatalogado y no exista en ebook

    ResponderEliminar
  7. Me encanta comprar libros aunque luego tarde una eternidad en ponerme con ellos. No tengo tiempo para leer, así que se lo robo al sueño. Tengo muchísimos libros pendientes y no me va a dar la vida para leerlos todos. Aun así, sigo comprando los libros que me interesan. Además leo en papel, fundamentalmente en inglés y francés y hace años que no piso la biblioteca (hace mucho tiempo era asidua) porque prefiero tener mis propios libros y porque al no leer prácticamente en español, la posibilidad de encontrar lo que me interesa es muy pequeña.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bueno el cuestionario!
    Las imágenes preciosas, como siempre. Y tienes razón, nunca son demasiados libros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…