Ir al contenido principal

Esta semana 5

Esta semana hemos hecho un desayuno saludable en el instituto que ha estado muy, pero que muy bien. En realidad ha sido uno con cada curso, con tostadas con aceite y tomate, leche y fruta. Los chavales han estado muy civilizados y los alumnos de cocina lo han hecho maravillosamente bien.



Esta semana he ido al cine yo solita  (el domingo pasado lo cuento como esta semana, porque estos resúmenes los hago el domingo por la mañana) porque no había manera de cuadrar horarios y películas para ir con niño o con marido.




Esta semana he leído un montón. Bueno, quizá no haya leído un montón, pero he leído libros cortos y me ha cundido mucho. Desde el sábado y domingo pasados que leí Siempre hemos vivido en el castillo y La lotería, pasando por El nadador en el mar secreto, y una novela gráfica que también me ha gustado mucho y de la que ya os hablaré. Además, he terminado Todo esto te daré, que lo tenía empezado desde hace tiempo, pero avanzaba en la lectura de otros y en este iba más despacio. Y he empezado otro.




Esta semana ha estado marcada por el envío de un intercambio muy chulo que nos traemos entre manos, y la semana que viene recibiré mi paquetito, así que me he divertido mucho con los preparativos, las especulaciones y los cotilleos hasta llegar el momento de cerrar la caja y enviarla. Y con los doscientos mensajes cada media hora y la emoción de leerlos. Y eso que paso bastante de los grupos de wasap, pero este es adictivo. Sois geniales, chicas.




Esta semana he ido a visitar a unos compañeros, que primero fueron simplemente eso, compañeros, y ahora son amigos, y a los que echo muchísimo de menos desde que no trabajamos juntos. Procuramos vernos cada dos meses o así, y ya tocaba. Además aproveché para hacer una visita a un grupito de alumnos del año pasado.

Botillo del Bierzo.

Y creo que eso es todo, que ya es bastante. ¿Cómo ha sido vuestra semana?

Comentarios

  1. Tu si que eres genial!! y ya que me habían convencido de que ese paquete era para mi...
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo eres, aunque creo que también te gustaría, pero está preparado especialmente para mi bella.

      Besos.

      Eliminar
    2. Me estáis empezando a convencer y quizá, solo quizá, es cierto que tú no le regalas a Bienve. Mi opción B es que es a Pilar (a rehacer de nuevo el esquema, jolín!).

      Sea quien sea, seguro que le encanta :* Y genial, tú!

      Eliminar
  2. Ayy tengo en el kidle un fragmento de "Siempre hemos vivido en un castillo" en inglés y tengo miedo de empezarlo porque me temo que lo voy a querer sí o sí jajajaja. Mi semana se ha basado en trabajar y trabajar, este mes de febrero es de locos para mí y desde que llegue marzo tendré más tiempo libre y lo estoy deseando. No pienso parar de leer

    ResponderEliminar
  3. ¡Y yo creía que me había cundido leyendo, con un libro en dos días y medio! Pero qué ingenua soy. A ver si me pongo al día con mis regalos de Reyes, que todavía están pendientes.
    Lo de las tostadas con tomate me ha hecho mucha gracia! Aquí es "lo normal", pero subes un poquito y nadie sabe lo que es. De hecho, el año pasado durante el Camino de Santiago de mi hija, pararon a desayunar y pidieron tostadas con aceite y tomate. Después de mirarlas raro, les trajeron las tostadas y un bol pequeñito... ¡con tomate frito Apis! Las pobres ya no las pidieron más, claro.

    ResponderEliminar
  4. Con ese desayuno cómo no vas a tener una semana buena.

    ResponderEliminar
  5. Siempre hemos vivido en el castillo está en mi lista de pendientes desde hace unos meses. No se de donde saqué la recomendación, pero me apetece mucho leerlo!!!

    Ha sido una buena semana!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Menuda semana!! Deseando que nos cuentes lo del intercambio. Hace mucho que no participo en ninguno y tengo mono, jejeje.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…