Ir al contenido principal

Sucedió en enero

Durante este año me apetece echar cada mes la vista atrás para ver qué he hecho, cómo he aprovechado (o no) el tiempo y cómo se me han dado las cosas.



En enero...

He leído estos libros:



Querido Diego, te abraza Quiela.

La quinta ola.

Historias Minúsculas.

(Dos de ellos están terminados pero no reseñados aún. Pondré enlace cuando os hable de ellos.)


He estrenado cocina nueva, de la que aún no he tenido tiempo de hacer fotos ni de hablaros.


He ido al cine a ver:

El viaje de Arlo.

Sí, un poco triste. Me propuse ir al cine al menos una vez al mes y he cumplido, pero hay ahora tantas películas que me habría apetecido ir a ver alguna más.

He cocinado...


Quiché webos fritos.

Orejas de carnaval.


He perdido mi masa madre para hacer pan, esa que llevaba muchos años conmigo y me daba tantas alegrías. A ver si este mes intento hacer una masa madre nueva.

Hemos tenido dos encuentros literarios con escritores, este y este, y eso es algo que no se puede decir todos los días y que ha sido una experiencia muy interesante.

He visto la serie...

Sherlock, aunque es trampa porque no he visto más que el especial de un único capítulo.


No he arrasado en las rebajas. Es más, después de Reyes, no he comprado nada de nada de nada.

Y se me ha ido el mes sin darme cuenta, con mucho trabajo, una salud regularcilla y muy pocas horas de sueño.

A ver cómo se me da febrero...


Comentarios

  1. ¡¡Buenos días guapa!! Pues sí que te ha cundido! Desde que he vuelto de las vacaciones navideñas no he tenido tiempo de nada... no he leído ni un solo libro, empecé una serie y solo vi cuatro episodios un día y no he tenido tiempo de reenganchar, no he hecho nada de nada de scrap, no tengo tiempo de estudiar francés... y el blog abandonado total!!!! Se me va el tiempo en el trabajo, la casa, la rehabilitación, las clases de francés, la casa y los paseos para hacer un poco de ejercicio!! En fin guapa! Espero que este mes de febrero te vaya todo muy bien, y sobretodo que mejore la salud!!! un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nos ha pasado enero en un suspiro.

      Besos.

      Eliminar
  2. Y digo yo (desde el desconocimiento más absoluto) cómo se pierde una masa madre?
    Yo sólo sé que los panes hechos con ella están más buenos.
    Ni sabía que se podía hacer en casa...

    A ver febrero que nos trae!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Estaba en mi nevera, donde puede aguantar meses, pero finalmente cuando he ido a refrescarla y resucitarla ha dicho que no, tres días en cuidados intensivos y no ha vuelto a la vida, así que la he tenido que tirar, y tengo que preparar una nueva. Ya os contaré el proceso.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me parece que te ha cundido muchiiiísimo el mes de enero, seguro el mes de febrero se porta genial y también te cunde aunque espero que sea sin perder horas de sueños y con la salud a tope.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parecía que no había hecho nada hasta que me he puesto a hacer recuento.

      Besos.

      Eliminar
  4. Podrías un día contar como haces la masa madre? Yo he estado buscando como hacerla pero me parecía muy complicado, la mía murio también hace mucho y hace un mes una compañera me dio una pero no estaba muy bien tampoco
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo intención de hacer un post con ello, cuando me ponga a hacerla.

      Besos.

      Eliminar
  5. Anda que no has hecho cosas este mes!!! Creo que te ha cundido muchísimo. Yo he leído dos libros y también he ido al cine... pero creo que no puedo llegar a alcanzar tu ritmo de lectura!!

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece que he leído muy poco, y es que los libros de relatos me ralentizan la lectura muchísimo.

      Besos.

      Eliminar
  6. Pues te ha cundido bastante, me gusta el resumen!
    A ver si te mejoras pronto,
    un beso!
    Marialu

    ResponderEliminar
  7. Bueno, habrá cosas que querías hacer y no han salido, pero ¡quietecita no has estado! Yo hace un par de años hice un 365 en IG (ya sabes que ahora estoy con otro), y a la vez empecé a escribir palabras sueltas en una agenda. Tú tienes el blog, y si quieres hacer recuento es fácil; pero a mí estas dos cosas me sirvieron mucho para ver que el tiempo pasa y hago cosas, no simplemente ver los días pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el blog me ha servido entre otras cosas para eso, para ver qué hago y qué dejo de hacer y en qué se me va el tiempo.

      Besos.

      Eliminar
  8. http://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2016/01/29/receta/1454065140_661851.html#?ref=rss&format=simple&link=guid

    El comidista tiene que seguirte, verdad?!?!?!?!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo le sigo a él y creo que él debería seguirme a mí. Jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  9. Ro, por si quieres saberlo, en C&A, durante hoy y mañana, te dan el 50% de descuento adicional al PVP rebajado, aprovecha!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, ayer y hoy. Esta tarde miro.

      Gracias.

      Eliminar
  10. Qué envidia. Has hecho muchas cosas, eso si es empezar bien el año :)
    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  11. yo empecé a hacer resúmenes mensuales el año pasado y me quedé en mayo... a ver si los retomo, porque me dejaban un buen sabor de boca ^^

    ResponderEliminar
  12. Enero ha volado. Pero lo mío tiene guasa, que ayer ya me situaba en marzo. Y febrero ya va rápido también. Uf.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…