Ir al contenido principal

Actividades extraescolares

Esta vez no me refiero a las de los niños después de clase, sino a las actividades que se programan cada año en los colegios y los institutos para hacer con los alumnos, las visitas, salidas, excursiones...

En los centros escolares existe un Departamento de actividades extraescolares, que es quien coordina y gestiona todas estas cosas. En algunos sitios son muy activos, organizan muchas cosas, y en otros apenas funcionan.



Tengo muy cerca de mí los dos polos:

En el colegio de mis hijos no quieren llevarlos prácticamente a ningún sitio. Los profesores no quieren responsabilizarse de ellos y hacen al final de curso una salida a algún sitio donde haya monitores que se encarguen de ellos.

Esto no era así hace unos años, en que iban a esquiar con ellos, a muchos lugares durante todo el curso... pero ahora mismo los profes no están mucho por la labor, y lo entiendo.



En el lado opuesto está mi instituto, donde las actividades extraescolares son tantas y tan variadas que se solapan unas a otras y a veces los alumnos no pueden ir a todo, no ya por un tema económico, que también, sino porque eso genera en muchos casos un empeoramiento de sus calificaciones.

Últimamente me estoy preguntando por qué esto que os digo resulta tan incongruente.

Quiero decir, a ver si me explico... Si un centro escolar organiza actividades con alumnos, se supone que algunas de ellas pueden ser de convivencia, pero la mayoría de ellas serán para aprender y mejorar temas relacionados con la materia estudiada en clase. Por tanto, una salida con alumnos, una actividad con ellos, podría hacernos perder unas clases, lo cual no es tan importante, pero la materia quedaría fijada para ellos de tal manera que no sería necesario que la estudiaran.

Entonces, ¿por qué las actividades extraescolares están resultando un problema para muchos de mis alumnos, un estorbo para sus estudios? Creo que están mal programadas y no se ajustan al espíritu de lo que debería ser.



Os pongo varios ejemplos reales de este curso, y paso a enumerar algunas actividades que ya se han hecho o se van a hacer en mi centro: viaje de una semana a la nieve; viaje de diez días de intercambio a Francia; viaje de diez días de inmersión lingüística en Inglaterra; viaje de fin de curso de una semana en Roma. Estas están dirigidas a los mismos alumnos. Además: El descenso del Sella; viaje a Salamanca; viaje al parque de atracciones de Madrid; asistencia a exposiciones, obras de teatro en todos los idiomas del centro (castellano, inglés, francés y portugués), visita a las universidades y centros de alrededor para la Orientación académica de los alumnos, jornadas culturales, encuentros literarios con escritores, ciclos de conferencias...

Creo que se me escapan algunos. Bueno, pues os aseguro que conozco el caso de algunos alumnos que el curso pasado fueron a todo. A todo. Y este año llevan camino de lo mismo. Y no pienso en el dinero que cuestan todas estas salidas y viajes, ni en las horas de clase que se pierden, porque podría pasarme meses explicando a los alumnos lo que es el teatro, pero llevarles a ver una obra sería la mejor forma de que lo entendieran.



Sigo pensando que algo estamos haciendo mal. Pienso que los centros escolares nos hemos convertido en cierta manera en una agencia de viajes, que algunos padres descargan la responsabilidad de ir con sus hijos a un museo, a una exposición o a una obra de teatro, y que los lleven los profesores. Pero también pienso que para algunos alumnos es la única forma de ir a ver cualquiera de esas cosas.

Pienso, por ejemplo, en el viaje a Madrid que hicieron mis alumnos al volver de vacaciones de Navidad. La mayoría de ellos, de bachillerato, no habían ido nunca al Prado o al Thyssen, y nunca habían ido a ver una obra de teatro por simple ocio, siempre habían ido en horario escolar con profesores. Les resultó alucinante lo del teatro, una obra con actores reales (algunos de ellos conocidos, por series de televisión y demás) y en directo. Fue lo que más les gustó del viaje.



Me parecen necesarias estas actividades extraescolares, pero creo que tenemos que tener cuidado con cómo las programamos y organizamos para que estas cosas no se nos vayan de las manos.

No sé, ¿qué pensáis?

Comentarios

  1. En mi opinión de no especialista...creo que ni lo del centro de tus hijos ni lo del tuyo.
    Quizás un término medio,con varias salidas pero elegidas con vuestro buen criterio.
    Una salida al extranjero,una como la de Madrid por ejemplo y varias actividades tipo concierto,teatro,museo,charla...cerca de vuestro entorno.
    Además así a los que tienen dificultades económicas para participar en ellas no les resultaría tan complicado.

    Buen finde y besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues, sí, en el término medio está la virtud, que dicen. Yo veo otro problema que es que como no van todos los chicos a todas las actividades, hay profesores que dan clase y avanzan la materia, con lo que se añade otra dificultad añadida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también supone un problema. Si se te van tres de una clase y cuatro de otra a la nieve, por ejemplo, cómo no vas a seguir adelante... y luego pierden explicaciones y se tienen que poner al día...

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues que sean como tu instituto no me parece mal, siempre que haya una buena planificación para evitar solapamientos y que realmente tengan un objetivo pedagógico relacionado con la materia. No entendería (desde fuera) una semana en la nieve y un viaje de fin de curso ¿dos viajes lúdicos y después hay quejas de no acabar el temario?
    Igual no me he explicado, ahora que lo leo me ha quedado un poco institutriz británica, jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que yo tampoco entiendo, que haya tantas y tantas actividades de convivencia, que al fin y al cabo lo que más hacen es perder clase sin más. Y lo peor es que van cuatro de cada clase y tienes que seguir adelante, pero sin explicar nada excesivamente nuevo, un rollo.

      Besos.

      Eliminar
  4. estas actividades marcan más al ser algo especial, si se tienen tantas ni las valoras ni nada! y lo que dicen arriba, no todos podrán ir a todo y es una pena que se marquen diferencias de aprendizaje por un tema económico :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el problema económico también está ahí, porque si hay una excursión al año, las familias se pueden plantear hacer un esfuerzo para que sus hijos vayan, pero si son muchas, y caras, algunos van a todo y otros a nada.

      Besos.

      Eliminar
  5. Molto complicato!
    Básicamente,. ,todo lo que dices es así, y bien está, pero compaginarlo es muy difícil.
    Y luego está lo de las diferencias. Que unos no puedan ir y otros sdí, por cuestiones económicas...
    En la pública no tendrían que existir diferencias, y...
    Algo estamos haciendo mal, sí.
    Yo tampoco tengo la solución.
    Pero da gusto saber que se hacen cosas, que los chavales disfrutan...

    Besos.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, tendríamos que ser más cuidadosos los profes, los que planificamos, con lo que cuestan las cosas.

      Besos.

      Eliminar
  6. Yo estoy en el centro en el que casi no se hacen... A mí me encanta implicarme hasta la médula en las que se preparan, pero este año con el BI estoy atada de pies y manos.

    ¡Me encanta tu insti! ¿Me guardas una plaza de castellano contigo? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta implicarme e ir a los sitios, pero ahora mismo estoy en el papel de pensar que son demasiados cosas las que se hacen y a veces sin mucho sentido.

      Besos. Te guardo plaza cuando quieras, si de mí dependiera...

      Eliminar
  7. si vuelves a Madrid, aunque sea al parque de atracciones, quiero conocerte, a ti, y a tus alumnos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año no creo que volvamos a Madrid con alumnos. Otra cosa es que vaya sola y sin tantas citas familiares. Entonces te aviso...

      Besos.

      Eliminar
  8. ¡Flipo con tu insti! La verdad es que no ha oído a mi alrededor algo tan exagerado.
    Los míos creo que están en el término medio en cuanto a número, aunque yo hay algunas que las veo aburridas para ellos. Y luego hay veces que "tienen que ir" porque hay que hacer un trabajo sobre el sitio al que hayan ido 😡😡😡 Yo entiendo que lo pidan para obligarles a centrarse en lo que sea, pero una excursión obligatoria, a mí me toca la moral.
    Por otra parte hace ya años, que digo que qué ganas y valor tienen los profesores de hacerse cargo de ellos, de verdad se agradece, yo no sé si podría. Pero luego resulta que van a tal sitio, y como sobra tiempo, 2 horas de paseo libre, que yo no sé cómo tienen valor (en esto me ayuda pensar que a mí me hacían igual en algunas excursiones; recuerdo que nos "soltaran" en Madrid, montarnos en el metro como buenas cateticas, y lo que todavía no sé es cómo volvimos bien.
    Por cierto, en nuestro cole, se supone que todas las salidas están progrmadas desde principio de curso. Lo digo porque, en teoría, los profesores saben si van a faltar 5 días o lo que sea, y se supone que pueden organizarse el dar la materia (aquí suelen ir todos, o sea que día de excursión, no hay clase).
    Vaya tocho, sorry...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi instituto hay cientos de cosas, de verdad que me duraría mucho tiempo contarlas todas. Y está bien que las haya, pero sin olvidarnos para lo que estamos.

      Besos.

      Eliminar
  9. Pues mis alumnos de valores no hacen más que pedirme alguna "excursión", y la verdad es que son pocos y se portan muy bien, me iría con ellos a cualquier sitio, pero me pasa exactamente lo que dices, que encuentro absurdo salir por salir, por pasar el día por ahí, ¡ale! ¡como ovejas a pacer al monte! y me está costando mucho encontrar algo que sirva a los contenidos de la materia, pero es que si no es así ¿qué sentido tiene salir de las aulas? ¿sólo por darnos el gusto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos de valores vuelven a pedirla, pero es por agravio comparativo con los de Religión, que están todo el día por ahí de juerga. Nosotros les llevamos a una ciudad muy cercana a un ciclo de cine educativo. Eran cortos que trabajaban los valores. Con una mañana así les llegó, pero ahora piden más. Yo tengo claro que el día de las vacaciones me los llevo a desayunar por ahí, a tomar un chocolate a un bar cercano, actividad de convivencia. Pero creo que es muy duro permanecer en valores mientras sus compañeros se van al parque de atracciones año tras año como actividad de religión.

      Besos.

      Eliminar
  10. Hola. en los coles de mi zona si pueden no organizan ese tipo de actividades extraescolares porque el personal docente no se quiere responsabilizar. Creo que tienen que estar bien programadas y que les sirvan para aprender... No encuentro sentido salir por salir... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco encuentro sentido soltar a los chicos en un sitio sin una preparación previa y un trabajo posterior.

      Besos.

      Eliminar
  11. De verdad, en el término medio está la virtud...
    Y si, hay un montón de padres que emplean su ocio con los hijos en centro comercial y tele y sofá.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…