Ir al contenido principal

Prejuicios

Todos tenemos prejuicios. Y quien diga que no, miente.



Los prejuicios, las ideas que tenemos de cómo son las cosas y de cómo los demás antes incluso de conocerlos, vienen con nosotros como una herencia genética.

No es que sea exactamente algo genético, pero sí forma parte de nuestra herencia porque está en nuestra educación. Nuestros padres nos transmiten esos prejuicios desde el mismo instante en que nacemos, y quieran o no. Es su forma de hablar de ciertas cosas, sus silencios, la cara que ponen cuando escuchan las noticias, su forma de afrontar la vida, en definitiva, la que nos educa y la que nos transmite todos esos prejuicios.



Y bien, no es que nosotros no podamos hacer nada con eso. Todo lo contrario. Creo que lo que dice mucho de una persona es su lucha contra los prejuicios que le han sido transmitidos, y su intento de no transmitirlos a sus propios hijos.



Ya sé, ese intento de que nuestros hijos no tengan prejuicios es un intento vano. Claro que los tendrán, pero serán menos, y menos intensos, que los que tengo yo, que los que tenían mis padres, y así sucesivamente.

Pero esto no es así siempre. Hay muchas familias que transmiten esa herencia intacta. Todo lo que pensaba mi padre sobre el mundo, y que también pensaba mi abuelo, ahí va, sin más, a mis hijos. Y eso me da muchísima pena.



Anécdota tonta:

Hace un par de días, transportaba a cuatro adolescentes (13-14 años) a la piscina, entre ellos, mi chico grande.

Uno de ellos iba hablando de gays (ojo, que no decía "maricones", lo cual ya es un cambio positivo con respecto a lo que podíamos escuchar en generaciones anteriores), que si hay muchos gays, que si últimamente los gays están en todas partes, que sí hay más que nunca, cosas así, sin ningún tono peyorativo, pero yo tengo ya muchos años de experiencia con chavales como para saber que esas palabras son de su padre, calcadas de lo que oye en casa.



Así, sobre la marcha, me inventé una estadística (¿Qué pasa?, los periodistas lo hacen constantemente, y las publican...):

- ¿Sabéis lo que he leído?, que una de cada cinco personas es gay.

Se quedaron callados.

- Y aquí vamos cinco.

Silencio absoluto. Ya les había dado algo en que pensar.

Comentarios

  1. Me ha encantado el post!
    Y la invención de la estadística....jajaja, me guardo ese truqui!
    Un beso,
    Cris

    ResponderEliminar
  2. Lo de la estadística es buenísimo, en ese momento no sabrían ni qué decir jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así se quedaron, pegados. Pero luego mi hijo, que ya me conoce, me dijo: "muy bien, mamá, ahí, en tu línea..." como queriendo decir que no dejo pasar ni una oportunidad...

      Besos.

      Eliminar
  3. Tienes toda la razón: todos tenemos prejuicios y hay que intentar no transmitírselos a nuestros hijos. Me ha encantado la anécdota final.
    Un besote!
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los tenemos, pero, claro, unos más que otros, y tenemos que intentar educar a nuestros hijos lejos de los prejuicios, pero es muy difícil.

      Besos.

      Eliminar
  4. Hola. que razón tienes con lo de pasar a los hijos nuestros prejuicios... es tan difícil que no se empapen de nuestros criterios y pensamientos... Lo ideal sería que ellos crearan los suyos propios en base a sus experiencias y realidades pero es complejo. Muy ocurrente tu con la estadística... hiciste muy bien... ya los dejaste reflexionando... pero es justamente en verano cuando compartimos más tiempo libre con los niños y adolescentes cuando se puede apreciar cómo hablan y opinan en base a las influencias paternas... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil, pero es cierto, como dices, que el verano es más que nunca el momento de las conversaciones en familia.

      Besos.

      Eliminar
  5. Eres una crack!
    Me guardo el truco de la estadística,es buenísimo!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy útil. Cuando uno habla como si supiese lo que dice, todo el mundo se lo cree.

      Besos.

      Eliminar
  6. Jajajaja, qué mala eres. ¡A mí no se me ocurren esas cosas!
    Voy a mencionar otro prejuicio, este es muy "tonto", pero me da mucha rabia: las madres, los padres no suelen hacerlo, que "protegen" a sus niños cuando ven un perro. ¡No lo soporto! Los ves con un añito, y ya muertos de miedo gracias a sus madres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se me había ocurrido, pero es cierto que he visto gente que hace eso, se agarra al niño al cruzarse con un perro.

      Besos.

      Eliminar
  7. Qué bueno Ro!!! jajajaja. Lo utilizaré! Y es cierto, se transmiten esos prejuicios y otros que cogemos por el camino. Intento explicarle al nene cada concepto con naturalidad, pero hay que tenerlo en cuenta, lo que está muy arraigado, se nos escapa;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que está muy arraigado es aquello de lo que menos nos damos cuenta, es cierto.

      Besos.

      Eliminar
  8. Que bueno este post!! lo guardo porque es verdad que todos tenemos prejuicios y es una manera de hacerlos pensar.
    Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajaj eres mundial! Ay que risa, muy bien hecho! Yo intento con todas mis fuerzas inculcarles la igualdad de género, espero estar haciéndolo bien ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero estar haciéndolo bien. Pero a veces te sorprenden con cosas como que "gay" es un insulto, por ejemplo.

      Besos.

      Eliminar
  10. Eeeeh, que no nos inventamos estadísticas, a ver qué pasa... xDDDDDD Las buscamos debajo de las piedras sobre todo en verano, que no hay noticiass.. eso sí.

    Y muy bien, los dejaste planchados. Una táctica genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeeno, te acepto lo de buscar debajo de las piedras... jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  11. Qué bueno!!!! Estuviste realmente aguda. Los adolescentes tienen muchos prejuicios heredados, tienes toda la razón. Mis hijos tienen muchos amigos gays y en su círculo ese tema no suele salir, pero sí contra los chicos de familias desestructuradas o monoparentales, las "chonis", los "góticos", los extranjeros y no sigo porque tendría una lista enorme.
    Yo soy muy de vive y deja vivir, y cada uno puede ir como quiera y ser como quiera mientras respete.
    No hace mucho a nosotros nos preguntaron si no nos daba miedo dejar que mi hijo se fuera solo con un amigo gay por lo que pudiera pasar. Yo no fui capaz de ser tan aguda y me quedé sin respuesta. Hay que ser, yoestoy tan acostumbrada que ni me acuerdo de que es gay,pero vamos, la falta de tacto y de vergüenza fue terrible, y fue una persona joven, que a alguien muy mayor hasta lo entiendo, vivieron en otra época, pero alguien joven, por favor!!!!
    Un beso y me ha encantado la respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece increíble lo de pensar que una persona por su orientación sexual pueda ser peligrosa para otra. De verdad que alucino.

      Besos.

      Eliminar
  12. Ay ro! Yo a mis alumnos cuando alguna vez les he dicho que mi mejor amigo es gay, menudas caras han puesto, pero si en vez de eso y x el tema de conversacion, les dije q era un gran informatico que ha trabajado en facebook, que vive en berlin y que habla 4 idiomas, me miran con cara de halaaaaaa, menudo tio! Y resulta q es la misma persona, pero la palabra gay entre adolescentes...ya sabes. Miak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, y donde yo trabajo son extremadamente machismas, misóginos y por tanto, también homófobos, mucho. Pero yo lucho contra eso cada día.

      Besos.

      Eliminar
  13. JAJAJAJAJAJAJAJA.

    Eres LA MEJOR. Lo leí ayer y casi me pongo a rodar por el suelo de la estación XDDDDD Buenísima la estadística. Me los imagino mirándose de reojo xDDDDDD

    ResponderEliminar
  14. Muy buena tu estad´istica (ya lo siento, pero en la tablet de mi madre las tildes no funcionan, grrrrr)
    Creo que todo lo que dices es verdad, afortunadamente tengo bastantes menos prejuicios que mis padres, y
    espero que mis hijos tengan menos que yo.
    Besos, Irene MoRe

    ResponderEliminar
  15. eres mejor que Barney Stinson con las estadísticas! ^o^

    ResponderEliminar
  16. jajajajaja muy buen apunte :D
    Sí, por desgracia tenemos muchos prejuicios. Yo intento tener cada vez menos pero a veces es difícil no caer.
    Conmigo suelen tener bastantes xDD de ahí a que muchas veces la gente ni quiera tener relación conmigo porque a saber qué se deben pensar T_T eso de que sin conocerte te tachen de X y ya no haya vuelta atrás es una mierda.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…