Ir al contenido principal

En esta semana (28)

Esta semana ha sido muy larga. No me parece que hayan pasado tan solo siete días...



Así que hoy serán un montón de cosas las que os cuente por aquí.

1. Terminó el curso escolar. Llegamos agotados todos: padres, profesores y alumnos. No lo olvidemos, los niños necesitan descansar, y ese descanso es totalmente necesario durante estos meses de verano para que luego durante el curso las cosas vayan bien. Lo digo porque veo a algunos padres haciendo acopio de libros de vacaciones para sus hijos. Cuando era pequeña me encantaba hacerlos. Los veranos eran largos y a mí me entretenían mucho. A mis hijos les compré algunos (al mayor) allá en la prehistoria y no le vi ningún entusiasmo, así que, a otra cosa, mariposa.

Que parece que el estado natural de nuestros hijos sea sentarse a una mesa a hacer deberes, y ¡no!

Dadles libros, y que lean...



2. Hace poco Anita nos hablaba de un jabón de ducha con olor a desayuno. Me dejó pillada el concepto, y en estos días he visto un despertador que te despierta con tu olor favorito.






3. Creo que todos hemos seguido el caso de difteria que se ha producido en estas semanas en nuestro país con tan trágico desenlace. Creo que podemos ser amantes de la vida sana, de lo natural, sin que eso implique pensar en vivir como lo hacían en la Edad Media. Rosa Montero lo dice mucho mejor que yo.

4. Y en un tono mucho menos serio, os hablo ahora de la nueva web del Comidista. Me encanta Mikel, lo sigo desde su primer blog de recetas, una actividad que llevaba un poco al margen del periodismo y la música, que era a lo que se dedicaba antes de convertirse en el Comidista. Me encanta porque ahora podemos verle en acción, en vídeo, y también por los colaboradores que ha escogido, entre ellos Ibán Yarza o Biscayenne. No os la podéis perder.


5. Una hermosa noticia para todos los que creemos en la igualdad y en la visibilidad como signos de progreso y normalización. En Estados Unidos ya es legal casarse en cualquier estado con quien te dé la gana.


Para enarbolar esta bandera no hace falta ser gay, basta con ser sensato.

6. Me ha gustado mucho este artículo sobre los spoilers y la necesidad que tienen algunas personas de fastidiar a las demás. Es un poco largo, pero si has llegado hasta aquí hoy, con lo pesadita que me he puesto, pues dale al link.

7. Hace 18 años que se publicó la primera parte de Harry Potter. Sí, 18 años.


Venga, vale, os dejo descansar, que es verano, que hace muchísimo calor, y que ya os he mandado deberes para toda la semana.

Comentarios

  1. Hola!!! Opino como tú, no hace falta que nuestros hijos estudien en verano, que lean, eso sí, yo siempre compro libros para que lean y ya es una necesidad.
    Lo del niño de la difteria, ayyyyyy, al final el niño ha fallecido, los padres estarán desolados y suo me pregunto, ¿podemos todos los padres decidir sobre la salud de nuestrso hios?
    Me ha encantado todo, de noche ,miro lo de los spoilers que ahora me voy.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  2. A mí de pequeña me encantaba hacer los cuadernillos de vacaciones Santillana jijijiji y mi hermano sin embargo no podían con ellos...cada niño es un mundo
    Al loro con el olor de "dolar" O_O me he quedado muerta
    Lo de las vacunas es muy controvertido...cierto es que el niño no estaba vacunado pero también que el hospital no contaba con la medicina necesaria para curarlo y qu e cuando llegó ya era tarde :(( creo que en este caso ha sido un cúmulo de coincidencias desafortunadas
    Todavía no acabo de manejarme bien con la nueva web de El Comidista...pero dame dos días jeje
    Ya era hora, por favoooooooor!! Love always wins ;)
    Spoilers no gracias jajaja
    Y yo sin leerlo...aiiins

    ResponderEliminar
  3. Qué estrés muchacha!!!
    Soy de la opinión que tú: en verano los niños a descansar. Si que es verdad que siendo más peques les ponía a hacer algo, tipo una división al día o así. Pero este año (el peque pasa a Secundaria, no sé si lo he dicho :)), tuvimos una reunión de final de curso y la seño nos mandaba deberes "generales", para que no se les olvide lo aprendido. ¡Venga ya, que bastante van a tener el año que viene! Y la otra, que pasa a 4º, pues lo mismo.
    Lo del niño de la difteria, casi prefiero no comentarlo. Es muy fácil criticar a esos padres, pero estoy segura de que desde luego lo hicieron pensando que era lo mejor, y bastante mal lo estarán pasando ya; ese sentimiento de culpa, madre mía.
    El link lo siento, pero es que estoy muyyyyyyyy cansada; hoy nos hemos metido en el cuerpo casi 800 km para dejar al peque en el campamento y volver. Igual mañana.
    Ahora, a descansar!!!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía...18 años de Harry Potter!!

    ResponderEliminar
  5. Sabes que estoy muy de acuerdo contigo con el punto 3. Al comidista le conozco de la radio y lo de EEUU ya iba siendo hora.
    Besazoz, feliz verano.

    ResponderEliminar
  6. 18 años ya?! Soy una abuela! El caso de difteria...no dudo que los padres pensaban que hacían lo mejor para su hijo, pero por desgracia han de pasar desgracias como estas para que nos dejemos de tonterías, y además creo que este caso debería abrir un debate sobre la imposición de creencias a nos hijos.
    Y lo del matrimonio hay, al fin!
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…