Ir al contenido principal

Evaluaciones

Odio las evaluaciones. Odio tener que evaluar. Odio trabajar doce horas seguidas sin descanso ni respiro.

imagen

Pero lo que más odio es la sensación que me queda año tras año, evaluación tras evaluación, de no haber hecho todo lo que debía, de no haber enseñado gran cosa a mis alumnos.

Y también de que las calificaciones son arbitrarias, que dependen de muchas cosas, de un mal día, de circunstancias que a veces no tienen mucho que ver con las capacidades ni las aptitudes de los alumnos.



A ver si espabilo ya de una vez.



No sé, dejadme que me queje, mañana será otro día. Sí, otro día de evaluaciones, también, pero otro día menos negro. Espero.

Comentarios

  1. A mi me tocan hoy y mañana. Pero piensa en que las vacaciones están ahia.
    En otro orden de cosas yo tampoco estoy satisfecha, no ya con los resultados, sino como en como hecho yo las cosas.

    Animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa siempre. Cómo se quita eso? Haciendo las cosas mejor, supongo...

      Besos.

      Eliminar
  2. Estoy segura de que eres mucho más ecuánime que la mayoría de profesores.
    Y de que a tus alumnos les regalas mucha inteligencia emocional.

    Venga ánimo que mañana será otro día!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ánimo! Que ya queda menos para las vacaciones

    ResponderEliminar
  4. A mí me hubiese encantado tener una profe como tú...
    ¡Ánimo! un pequeño esfuerzo más y la próxima semana podrás descansar

    ResponderEliminar
  5. Ro, puedes quejarte toooodo lo que quieras, te dejamos eso y más. Pero estoy convencida que no será tan malo como crees. Ahora igual no es momento de autoevaluarse, valga la redundancia. El cansancio al final de trimestre hace mella... Seguro que dentro de unos cuantos días lo ves desde otra perspectiva, y si hace falta mejorar algo, todo es cuestión de planteárselo. ¡¡Mucho ánimo!!

    Y muchos besos ;)

    ResponderEliminar
  6. Hola: mucho ánimo para este esfuerzo de final de año. Aunque creas que no has enseñado gran cosa a tus alumnos no es cierto. Ellos siempre recordarán algún aspecto de tus enseñanzas. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  7. Animo que ya toca drscanso
    paz amor sud felicidad

    ResponderEliminar
  8. Pues yo preferiría que a mis hijos les enseñaran todo lo que creo que tú eres capaz de transmitir en tus clases, que toda la teoría que se que les "meten".
    Tú te quejas de que crees no haberles enseñado todo lo que debías/podías; yo siento eso, pero desde mi postura de madre. Esa no se pasa después de las evaluaciones :(

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Eso es lo malo, que muchos pensamos lo mismo y no lo cambiamos. Estoy asqueadilla.

      Besos.

      Eliminar
  10. Venga Ro!! Ánimo!!! Yo tengo claro que tú haces todo lo que puedes y más, pero tu nivel de exigencia es siempre un poquito más arriba que el anterior, además el aprendizaje no depende sólo del profesor!!!
    Pues anda que no te quieren tus alumnos!!! que se nota en IG!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, gracias por los ánimos. De veras que me hacen mucha falta.

      Besos.

      Eliminar
  11. Mucho ánimo, que ya queda menos!! Estoy segurísima de que eres una gran profesora y de que los alumnos aprenden de ti cosas muy importantes para la vida :)
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
  12. Las evaluaciones están alto en el ránking de cosas que no me gustan de esta profesión (detrás de los claustros). Solo he asistido a una evaluación, a la del 2º trimestre, que fue la que pillaron las prácticas, y salvo honrosas excepciones aquello me pareció un corrillo de cotillas. No sé si en tu centro pasará igual, pero es que recuerdo a los profesores despotricando de los alumnos -no académica, sino personalmente- y luego te imagino a ti, con remordimientos por no haber hecho bastante, y me dan ganas de darte un abrazo de esos que quitan toa la tontería, profe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo acabo de terminar con los informes y la misma sensación que tienes tú la tengo yo...la mismitaa...
    ,,,habrá que hacer una lectura de ello...habrá que sentarse a debatirlo...
    Besos y gracias por felicitarme en mi tricumpleblog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos a ti. Y qué mala es esa sensación...

      Eliminar
  14. Quéjate lo que quieras, faltaba más. Estoy segura que en un gran porcentaje de los casos si tus alumnos no han aprendido tdo lo que deberían es porque ellos no han sabido aprovechar la oportunidad, no por tu culpa. Como también estoy segura de que tendrás en cuenta las circuntancias de los alumnos y el trabajo que realizan durante todo el trimestre.
    Ánimo con las evaluaciones y recupérate durante las vacaciones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…