Ir al contenido principal

Cerrando puertas

Estamos terminando el año. Sí, es definitivo.


imagen


Y vamos a aprovechar (al menos yo) no solo para pensar en lo que vamos a hacer el próximo año, sino en lo que queremos dejar atrás en éste.

Lo tengo claro, es momento de cerrar algunas puertas, de dejar atrás algunas cosas. Sobre todo las tristezas que últimamente me acompañan cada día.


imagen


Para eso y, sintiéndolo mucho por todos vosotros, estoy preparando unas recopilaciones de "lo mejor de 2014". Quiero poner el acento en lo importante, en lo que ha estado bien, en que este año no ha sido tan mal año, un año perdido, en que ha tenido sus cosas buenas.


imagen


Me está sirviendo para reflexionar lo que ha dado de sí este año.

Así que los próximos días os voy a dar un poco la lata con cositas del 2014.

Hoy, un pequeño repaso a algunas entradas variadas.

Por ejemplo, en enero os hablé de mapas.

En febrero, de nevadas en la carretera y de disfrutar de las pequeñas cosas.

En marzo tuve una fiesta de no-cumpleaños.

En abril me molaron algunas cosas y también hablé de refuerzo positivo.

El mes de mayo fui a un curso de pan con Ibán y me dieron las gracias.

En junio mi hijo demostró a todos sus dotes de músico. Y me fui a Grecia.

El mes de julio empezó con un nuevo intercambio.

En agosto nos preparamos y fuimos de viaje.

Septiembre fue la vuelta al cole.

En octubre hablamos de clases particulares y de ser lector. Además Bettie me hizo un hermoso regalo.

En noviembre hablamos de efectos contrarios. Y también de deberes.

En este mes, de cosas que no sirven para nada y de listas.

Y sí, seguiré haciendo listas lo que queda de mes.

Comentarios

  1. Yo también soy de listas..Lo aprendí de mi hermana y lo llevo bastante incorporado en mi día a día...Me ayuda a organizarme!
    Besos,Ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, aunque las haga y luego no las mire...

      BEsos.

      Eliminar
  2. Ha sido leer tu titulo y venírseme a la cabeza la canción de Gloria Estefan, jajaja Por tu culpa voy a estar tarareando tooooodo el dia ;)

    Claro que si, hay que quedarse con lo bueno de las cosas, qué sería de nosotros si no?

    Un beso, Ro. Dos días solo!!

    PD. Soy Paula, la chica que tuitea lo que se aburre mientras sus chicos hacen examen ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Hola Paula. Ya sabes, nos parecemos...

      bEsos.

      Eliminar
  3. Yo tengo que hacer un post con los buenos momentos de 2014 que tengo en papeles de colores en un tarro. Ya no me acuerdo de muchos momentos, quiero saber que va a salir!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del tarro llevo dos años proponiéndomelo, pero luego no lo hago porque soy muy inconstante.

      BEsos.

      Eliminar
  4. Una forma estupenda de terminar el año, me alegra que la fiesta de "no cumpleaños" forme parte de tus buenos momentos.
    Un abrazo!
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOmbre, por supuesto. Un buen momento y un gran intercambio.

      BEsos.

      Eliminar
  5. Pues me parece una buena idea. Yo estoy deseando que nos des la lata con con cosas del 2014, porque me he perdido muchas...
    Por cierto, me encanta las fotos que pones; estas puertas son fantásticas

    ResponderEliminar
  6. Y lo esperaremos con ganas ;) Hay que quedarse con los buenos momentos. Siempre!

    ResponderEliminar
  7. Pues está muy bien porque sirve de recordatorio.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena idea, la del recopilatorio y la de quitar cosas malas para empezar el 2015 con hueco para todo lo bueno que tiene que venir!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Si al final, cunado hacemos balance, resulta que hemos tenido muchas más cosas buenas de las que pensábamos, pero parece quenos fijamos más en las malas.
    Yo esto suelo hacerlo en septiembre, no sé si será porque nací en ese mes, o porque es el inicio de curso y en mi familia hay muchos maestros.
    Deseando ver tus listas y comprobar que, como dices, 2014 no ha sido un año tan malo como puede parecer al principio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, me está ayudando a verle el lado bueno al año.

      BEsos.

      Eliminar
  10. Eh-eh-eh-eh! Salgo yo! jajajajaja.

    Un relato para tiiiii, especialmente para tiiii :)

    Me encanta tu idea. Yo espero a que avance un poco más diciembre para hacer recopilatorio. Tengo mis buenos momentos metidos en un bote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso del bote es estupendo, lo malo es que soy tan inconstante...

      BEsos.

      Eliminar
  11. Y como no me gustan las listas... Pues te copiaré la idea ^.^

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Me parece muy buena idea. Lo mejor, es que con el blog tienes claro muchas de las cosas que has hecho, así no se te olvida. Ya me gustaría a mí ser capaz de recopilar algo de lo que he hecho. Creo que voy a intentarlo, que alguna libretita tendré por ahí...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…