Ir al contenido principal

Exposiciones orales

El final de curso es para mis alumnos tiempo de exposiciones orales.



Sé que es algo que debemos hacer más a menudo, que a algunos les cuesta mucho, muchísimo, pero precisamente por eso tenemos que trabajarlo más.

Este año han tocado autores hispanoamericanos.



Y ellos, eligiendo un número, han descubierto cuál era el suyo. En muchos casos, no les sonaba ni el nombre... Pero lo han estado trabajando unos días y ahora toca exponer lo que saben.



Estamos teniendo de todo.



Maravillosas exposiciones, con su Power point incluido, música de fondo, imágenes, la voz del propio autor leyendo uno de sus poemas.


Y algunos que ni siquiera se lo han preparado, que me han entregado dos hojas de cuadros con cuatro datos mal escritos sacados de la wikipedia y han hecho el ridículo en el momento de hablar ante sus compañeros.



Veintitantos autores que a partir de ahora les sonaran al menos de nombre, y les llamaran a la lectura (eso espero, en algunos casos) y uno, el que les ha tocado a ellos, del que probablemente terminen sabiendo muchísimo más de lo que yo pudiera decirles en clase.



Además, me gusta verlos en acción. Y siempre me digo que tengo que hacerlo al menos una vez al trimestre. Luego se me olvida, me cuesta ponerlo en marcha, los contenidos, el temario, el libro de texto... y todas esas cosas que no son importantes pero a las que damos importancia acaban mandando.

Así que quiero dejarlo aquí escrito para recordarlo. Tengo que trabajar mucho más la lengua oral con mis alumnos. Porque los resultados a veces son espectaculares.

Comentarios

  1. Y mientras tü nos traes estas citas tan bonitas.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las citas son preciosas, ¿verdad?

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo odiaba las exposiciones orales en el instituto... Espero que no sea un mal trago para nadie.
    Un abrazo,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, porque era muy tímida. Quizá por eso me cuesta pedírselo, pero creo que ahora les viene muy bien, y el ambiente de los institutos no es el que era hace años. Alguno, y alguna, lo pasa mal, pero es un momento, y luego se dan cuenta de que no ha sido para tanto.

      besos.

      Eliminar
  3. Es una de las cosas que más envidio de la (teóricamente al menos) educación americana: el debate, el saber hablar en público, argumentar. Nuestros niños, en la gran mayoría, sólo saben aprenderse párrafos enteros de memoria, eso es lo que les sirve para aprobar. Pero yo creo que el colegio debería servir no para enseñarles solo un montón de conocimientos, que en pocos años olvidan/mos, sino también para prepararles para la vida, y ser personas. Y por supuesto no me refiero a aquellos padres que "sueltan" a los niños en los colegios y que les eduquen allí, creo que me he explicado bien.
    Yo insisto: ¡quiero una tutora como tú para mis hijos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que estamos de acuerdo. No se puede basar la educación ya en enseñar conocimientos, sino habilidades, y ésta es importante.

      Besos.

      Eliminar
  4. Qué trabajos mas chulos hacen con esta profe!
    Las exposiciones orales son un rollo para los alumnos, pero con el paso del tiempo te sientes agradecida a ese profesor o profesora que te entrenó para ello, esta genial, seguro que el curso próximo repites y haces alguna más ;)
    Yo te animaría a que animas a algún alumno o alumna a hablar de autoras latinoamericanas también :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado tocó escritores españoles, pero de los que no entran en el programa. Este año son hispanoamericanos. Quizá el próximo haga una selección de escritoras...

      Besos.

      Eliminar
  5. Este tipo de actividad es la gran olvidada siempre ¡y mira que es útil! con el agobio de un temario casi irrealizable, no se da tiempo para hacer este tipo de cosas que creo que habría que hacerlas más a menudo. Yo no recuerdo haber hecho una exposición oral hasta la facultad.
    Bravo por la profe!!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy pensando, como todos los finales de curso, por otra parte, en mandar a tomar por... el temario el curso que viene y en hacer cosas que de verdad les sirvan, que les queden, que sean útiles e importantes. No sé, llámame loca.

      bEsos.

      Eliminar
  6. Sí que es importante este tipo de trabajo. Yo lo hago con mis alumnos, y este año los tengo de 6 años (1º de Primaria). A su nivel, claro, pero creo que se ha de fomentar la expresión oral.
    Y con las edades de tus alumnos, más. Porque a veces parece que no saben ni hablar (lo digo por mis hijos, que estan en esas edades) Así que enhorabuena por tu esfuerzo.

    Maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial que lo hagas ya con tus alumnos. Me encantaría que mis hijos lo hicieran en el cole, porque puede ser un mal trago enfocado con quince años, pero si lo hubieran hecho desde pequeños, ahora algunos no harían chapuzas, y a pocos de ellos les daría vergüenza el tema.

      BEsos.

      Eliminar
  7. Solo tuve una profe que hizo esto. El último trimestre repartió por sorteo temas de historia del mundo contemporáneo, del siglo XX, y tuvimos que dar cada uno una clase de 50 minutos sobre nuestro tema. Me tocó el Mayo del 68 y jo, creo que no lo olvidaré nunca :) En nuestra clase la gente se implicó bastante y salieron cosas muy chulas, aprendí mucho. Mucho más que si lo hubiese explicado ella, y era buena, buenísima. :)

    Mola. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso les pasa a estos chavales, que tampoco se lo curran tanto, y hacen exposiciones de diez, quince minutos, pero nunca olvidarán el autor que les tocó. Este curso, los que repiten conmigo, me lo han pedido, y recuerdan no solo quien les tocó a ellos el año pasado, sino las que estaban bien preparadas de sus compañeros. No se les ha olvidado un solo escritor de los que trabajamos, y eso es muy significativo.

      BEsos.

      Eliminar
  8. Estoy muy de acuerdo en eso de que hay trabajar la parte oral con los alumnos. Creo que es una carencia en general del sistema educativo... Yo lo hubiese necesitado más. Ahora estoy en la universidad y me da un apuro terrible hablar en público.

    Lo bueno que tiene, además, es lo que has dicho. Conocer y descubrir.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Estos momentos deben ser apasionantes para ti!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…