Ir al contenido principal

Ella

Ella va a segundo de la ESO.

Tiene ya catorce años.

imagen

Se sienta en primera fila, así que puedo verla muchas veces mientras trabaja. Lleva siempre las uñas pintadas de colores llamativos. Azules, negras, verdes.  Se las muerde a menudo. Hoy las llevaba moradas, con toques de purpurina. Viste con camisetas de tirantes sobre camisetas de manga larga, o sudaderas oscuras.

imagen

Lleva siempre vaqueros, o leggins, playeras, o botas. Un piercing en la nariz, y otro en una oreja. Habla de hacerse otro en la lengua.

Ella va de chica dura, de mayor, está de vuelta de todo y se las sabe todas, aunque a veces no esté contenta con su cuerpo, su edad, su vida, y se haga daño...

imagen


Ahora que empieza el buen tiempo, lleva pantalones muy cortos, playeras, las piernas al aire. Se ha cortado el pelo como Miley Cyrus.



En los recreos se abraza a un chico malo. Él es tres o cuatro años mayor.

imagen

Se ríe mucho, se ríe por todo, es abierta, simpática. Y los chicos dirían que está bastante buena.

imagen

Tiene ojos soñadores. Se mueve como una niña pequeña, con una sonrisa permanente y sincera. Sus piernas , sus gestos, sus andares delatan su edad, aunque ella a todos les parezca a mayor, no es más que una niña disfrazada de joven adulta.

imagen

Mientras explico, ella dibuja corazones de colores en una hoja de cuadros, probablemente pensando en un príncipe azul.

imagen

Tiene sólo catorce años.

A veces me descubro pensando en esa niña vestida con otra ropa, sin piercings ni pelo rapado, con un vaquero y un jersey de colores claros, sin ese chico que siempre la vigila como si fuera una posesión. Me imagino a esa niña con unos padres que no la hubieran dejado crecer tanto antes de tiempo, que hubieran intentado que fuera niña más tiempo. Y, claro, así vestida me parece más ella, más sincera, pero así vestida no sería la chica que todos conocen.

Comentarios

  1. Yo tenía una compañera en el colegio que era parecida a la niña que describes. En 6º de primaria ya iba con chicos de 17 años, una barbaridad. Desde infantil se creyó mayor y a sus padres les daba igual y lo veían como un signo de madurez en su hija. Al final tiene 25 años como yo y está aburrida y con razón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En 6º con chicos de 17!? Qué barbaridad! Y yo asustada porque una amiga de mi hermana que tiene 16 sale con uno de 19. Ais...

      Eliminar
    2. Tengo una de la misma edad saliendo con uno de veintitrés, que se dice pronto, pero da mucho miedo.

      BEsos.

      Eliminar
  2. La adolescencia es un período en que los padres hemos de andar con mil cuidados,dejarles hacer cosas que no son de su edad es un peligro,el niño,porque es en realidad un niño,puede meterse en una espiral peligrosa.
    Veo niñas de la edad de mi hija (12 años y medio) a las q permiten llevar tacones,maquillarse como puertas e ir a las discotecas hasta tarde...estamos locos o qué?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, una cosa es ceder a las pataletas de los niños y otra que éstos se rebelen... Mi hermano pequeño ya ha hecho las mil y una, se ha emborrachado, fuma en casa... es tremendo, y es un maldito crío de 14 años. Quiere colarse en discotecas... lo quiere todo YA! Pero en mi familia no le permitimos estas cosas. Él se escapa, miente, coge dinero... está intratable, nos habla mal y no se le puede dominar. Ahora está más que castigadísimo, no puede ir a ninguna parte. A ver si se calma de una vez...
      Luego están los niños a los que los padres les dan todos los caprichos que piden: llévame aquí, hoy duermo allá, cómprame esto y lo otro... y los padres poniéndoles la alfombra roja. En fin.

      Eliminar
    2. Tienes razón, un chico puede ser rebelde pero necesita a los padres más que nunca para encauzarse.

      Besos.

      Mi niño, Carmen, tiene también doce y pico, y aún es muy niñote, pero me da miedo lo que nos depare el futuro.

      Eliminar
  3. Como ya te conté, mi hija tiene doce (en breve 13) y es muy infantil todavía, juega con su hermana de 9 años a las profes, no me pide salir con las amigas, tiene aún cuerpo de niña... pero en su clase la mayoría no son así, se comportan algo parecido a lo que tú describes... Opino lo mismo que El Collar de Hampstead, sus padres las permiten salir, las permiten maquillarse, teñirse el pelo.... y solo tienen 12 ¿cuándo tengan 16?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío también en breve tendrá trece, y también es infantil, pero ya no juega más que a los videojuegos. Empieza ahora a preocuparse por peinarse y por lo que lleva puesto, pero nada más. De momento, sale al parque de debajo de casa los viernes un rato con los amigos, y eso es todo. Y quiero que siga así todo lo que pueda...

      BEsos.

      Eliminar
  4. Es tan pequeña, se cree tan mayor. Qué lastima! Qué miedo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da mucho miedo. Y si la vieras, porque es tan rica, tan niña... dan ganas de jugar con ella a la comba, o a las muñecas...

      Besos.

      Eliminar
  5. Jo, a mí me dan ganas de llorar siempre con estas cosas..:!
    El año pasado despedía yo a mi "ella", igual, igual que tu Ella... Pero viene a la escuela casi todos los días a por su hermano pequeño y a saludarme, a abrazarse a mí... y solo tiene 13 años! Me da una pena terrible, en el fondo son niñas, niñas...

    Besos!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo recordar que hablaste de ella. Y da muchísima pena verlas tan mayores siendo aún unas niñas. Esa niñeces perdidas que nunca van a recuperar.

      BEsos.

      Eliminar
  6. Uff, descripción de una cronología anticipada. La mía también tiene esa edad, pero gracias a Dios es bastante más como tú te imaginas a tu alumna. Aunque también le gustaría, en algunas cosas, parecerse a ella. ¿Dónde está el equilibrio? Si con 14 años es lo suficientemente "fuerte" como para vestir y peinarse tan a su aire, por una parte demuestra su personalidad. Pero, ¿es la suya, o la de los más mayores? De verdad, qué quebraderos de cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío es un niño aún, con pelos en las piernas y bigotito, pero un crío de mentalidad. Ahora lo importante, importantísimo son los amigos, que se rodeen de niños buenos, porque unas malas amistades pueden hacerlos cambiar de la noche a la mañana, y no podremos hacer mucho por evitarlo.

      Besos.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo Ro. Pero. Siempre hay un pero. De todos esos niños "malotes", seguro que hay alguno con padres muy de acuerdo con tus ideas, pero también cielo. Ergo, en algún caso, podemos ser nosotros los padres del "bicho malo". No siempre son los demás.

      Eliminar
    3. Es verdad. Es deformación profesional de los profes echar muchas veces la culpa a los padres. Y a veces unos buenos padres que hacen todo lo posible tienen un hijo que no es todo lo bueno que ellos quisieran.

      Besos.

      Eliminar
  7. Habrás visto muchas (y muchos) parecidxs. Pero bueno, tiene, ni más ni menos, 14 años. Y es una época ... particular. Tú lo sabes, vamos. Pero la vida da muchas vueltas. Espero que las de esta chica sean para bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, he visto muchos peores y en peores situaciones, pero ésta precisamente tiene una sonrisa dulce de niña, y la imagino de otra manera. Si no la hubieran dejado no estaría colgada de un tipo de 17 que no va a ser nada en la vida.

      Besos.

      Eliminar
  8. Mi hermano es igual... 14 años y un cambio drástico en el último año. Pelo a lo Justin Bieber, piercing "de toro" (que digo yo) en la nariz, dilataciones en las orejas, vestimentas raras, jerga de malote, fuma... se le ha ido la niñez. Hace 2 días era un crío. Y es cierto que mi padre le ha dejado crecer antes de tiempo, pero tampoco se ha podido evitar. Conmigo no sucedió. Es rebeldía.

    PD: Impresionante Miley Cyrus en esa foto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pasada. A mí siguen pareciéndome muy jóvenes para piercins y dilataciones, de verdad, a lo mejor soy una carca, pero quiero que esperen a crecer, que no lo hagan tan rápido. Lo siento por tu hermano y más aún por vosotros, por lo que estáis pasando, es una etapa, pero es dura.

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

En el 2018

Me gustaría que el próximo año cambiaran algunas cosas por aquí. No van a ser demasiadas, porque este blog es parte de cómo soy y no puedo cambiar eso. Pero igual que yo he ido cambiando, el blog debería hacerlo. Llevo tiempo queriendo cambiar el diseño y ha llegado el momento de hacerlo. Todavía está en pruebas, pero ya me diréis, porque yo me encuentro perdida, como cuando cambias la decoración y no reconoces tu casa.

Pero además, me gustaría llenar el año que empieza de muchas cosas.
Libros.




Está claro que la lectura es uno de los temas centrales del blog. Me encanta leer, compartir por aquí mis impresiones y aconsejar libros a los que pasáis por aquí. Pero es que además me encanta tener a mano una lista de los libros que leo, de los que quiero leer, de los que leí el año pasado o el anterior, y el blog me sirve mucho para ser más organizada en ese sentido.
Películas y series.
Está claro que en segundo lugar, por detrás de los libros, soy una apasionada de la ficción, tanto en televi…