Ir al contenido principal

¿Quién me manda?

Como siempre, llego al final del trimestre cansada, estresada, con la lengua fuera y sin fuerzas para nada.

imagen
Pero me debo de pensar que soy algo así como un superhéroe, o superheroína, del cómic, porque me apunto a todo y luego no puedo con mi alma.

imagen
Nos quedan tres días, sólo tres días de clase antes de las vacaciones. Pero van a ser tres días a contrarreloj.

Hoy tengo programada la grabación de dos programas de radio con mi compañero y jefe de departamento; uno del libro La verdad sobre el caso de Harry Quebert y otro sobre Juego de Tronos, en el que llevaremos a algún alumno. Por cierto, un día os pongo enlaces para que escuchéis alguno si queréis.

Eso, ya sabéis, me supone una jornada laboral de muchas horas, desde que salgo de casa por la mañana, aún casi de noche, hasta que vuelvo por la noche.



Por si éramos pocos, el jueves tenemos en el insti la entrega de las notas de la segunda evaluación. Y como soy así de lista, haré como en la primera, las entrego de manera individualizada a padres y alumnos. Es decir, los tengo citados desde las 11 hasta las 12 y media para que vayan viniendo madres y padres con sus hijos a recoger las notas y a ver cómo ha ido la cosa. Me parece genial ese acercamiento para ver resultados, y en este instituto siempre se han entregado las notas en mano a los padres. No me preguntéis cómo se las arreglan para venir el 100% de padres o madres (muchas veces los dos) en casi todos los grupos, pero así es.

Después de las notas, tenemos una carrera solidaria, de esas con patrocinadores y cada vuelta que das más dinero sacas para una buena causa. Así que iré pertrechada de mis atuendos deportivos, no como los de Anita pero casi, y daré un par de vueltas, no sé si corriendo o andando, pero todo sea participar.

imagen

Y después de eso, necesitaban voluntarios para cuidar a los chavales durante una exhibición de Muay Thai. Yo tampoco sabía lo que era pero es una especie de arte marcial, y se ha creado mucha expectación en torno al evento. Como no tenía bastante, me he apuntado también a eso.

No sé si recordáis que el curso pasado en que impartimos un taller de broches de fieltro. Este año no quería complicarme la vida, así que pensamos en pintar camisetas con los más pequeños.

No dimos ningún tipo de publicidad al taller a ver si no se apuntaba nadie y quedaba desierto, porque el año pasado tuvimos muchísimos alumnos y un trabajo espantoso. Pero aún así se han apuntado unos pocos, pocos y cada uno de su madre.

imagen

A ver, os cuento. Tenemos un alumno al que le encanta dibujar, un par de ellos que se equivocaron al marcar la casilla, una alumna problemática que ha caído ahí para que no dé guerra en otro taller, una madre de alumnos (sí, las madres también podían venir) y cuatro alumnos especiales, que pensamos que estaban mejor con nosotras que en ningún otro sitio, porque el taller, como el año pasado, lo hacemos la PT (especialista en pedagogía terapéutica) y yo, y este curso también la profe de educación compensatoria.

Tenemos taller durante toda la mañana, y después una exhibición de adiestramiento de perros, pero hemos decidido que nosotras mientras pasean los perros nos damos un homenaje y nos vamos a tomar un par de vinos. Eso sí, como somos tontas, hemos pedido permiso por anticipado al equipo directivo para no asistir... Y otros no piensan aparecer por el instituto desde hoy mismo...

imagen

En fin, que soy tonta, y que necesito unas vacaciones urgentemente, antes de que me deje engañar para más cosas. Ah, y por si quedaba alguna duda, este año también me voy de viaje con mis alumnos al final de curso, y eso que el año pasado dije que NUNCA MÁS... Para que os fiéis...

Comentarios

  1. ánimo, ya está ahí semana santa!!! jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ánimo Ro, ha sido un trimestre muy largo y el cansancio del curso se deja notar.

    ResponderEliminar
  3. Vaya semanita, vas a coger las vacaciones con ganas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con muchas ganas. Y estas mini vacaciones tengo cientos de cosas que hacer.

      Besos.

      Eliminar
  4. Si es que lo queremos todo, yo también me apunto a un bombardeo. Merecidas vacaciones las que vas a tener.
    Oye, qué tarde entregáis las notas, ¿no? En nuestro cole se entregaron en marzo, para equilibrar trimestres. Y te cuento el "truco" de los profes de secundaria y bachillerato. Las notas las dan en mano, siempre un jueves por la tarde, pero el que te las entrega no tiene nada que ver con tu hijo, es más, suelen ser de primaria, para que no les puedas preguntar ni agobiar. Eso si, luego ponen un día de atención a padres, y ahí ya si quieres puedes buscar al tutor, o al profesor de la asignatura con el que quieras hablar, pero se supone que vas más calmado.
    ¡Que te sienten bien los vinitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado así. En mi centró los padres son todos muy majos. No dan problemas, la verdad. Y los profes dan las notas en reunión de grupo, que es como más llevadero. Pero prefiero de manera individual porque así me evito también un montón de visitas en el trimestre. Si ya le dices al padre lo que falla, y lo que debe mejorar, no se ve obligado a venir a preguntar.

      Besos.

      Eliminar
  5. Vaya profe genial que eres... te leo desde hace tiempo, yo tambien soy de Leon aunque vivo en Madrid, Creo que mi hija no ha tenido la suerte de tener una profe como tu, pero quien sabe, a lo mejor aun puede tocarle... una pregunta ¿cuando los profes no aciertan con las notas, como animas al niñ@ por el esfuerzo no recompensado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de aquí?? Yo vivo aquí desde hace unos cuantos años y me encanta esta tierra. Es difícil saber qué hacer cuando no aciertas en las notas. Y seguro que no acertamos con todos. Pero ningún profe. A veces vendría bien reñir y le felicitamos, a veces al revés. Si el chaval sé ja esforzado y el profe pone que no se esfuerza lo suficiente, tiene que ser duro, por ejemplo. Tienes que animarle tú, o incluso decirle, vamos a enseñarle a ese profe lo que vales, se va a enterar, y premiarle el esfuerzo en casa.

      Besos.

      Eliminar
  6. Claro que cansadísima pero ojalá tod@s l@s profes fueran así! (y con eso, también tendrías más descanso :P)
    Ánimo! Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno. Te aseguro que muchos de mis alumnos no piensan así, y de los padres tampoco.

      Besos.

      Eliminar
  7. Hola, soy profe como tu y desde que te leo me siento muy identificada, debemos ser profesionalmente y personalmente parecidas, eso si, despues de lo de hoy un a curiosidad sana o malsana.. ¿no tienes hijos, verdad? porq yo llevo un ritmo endiablao pero no puedo con tanto, tomé la determinacion de que la infancia de mis hijos estaba por delante de la escuela. Supongo que para poder hacer tanto, tendras mas tiempo libre que yo porq si no, heroína se queda corto jajajja, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo dos hijos. Y la suerte de trabajar sólo por las mañanas, aunque muy lejos de casa. Mis hijos son mi segunda jornadas laboral, de cuatro a... Ya sabes. Me dedico a ellos y a sus estudios con todo el interés y las ganas que me quedan, que a veces es muy poco. Y mi chico trabaja a turnos, así que es complicado lo de los horarios... Pero lo vamos llevando, y mucha gente trabaja más horas...

      Besos.

      Eliminar
  8. jajaja, como me encanta leer tus entradas y esos finales.

    Vamos Ro, mucho ánimo

    ResponderEliminar
  9. Chica, tú, lo que te echen. Para ser profe de lengua parece que todavía no aprendiste una palabra breve: NO. jajajaja

    Pero no, da gusto, la verdad. Es que vas a tope. No sé chica, lo que se me ocurre es que te mereces las vacaciones, te las "sudas".

    Abrazo pre-vacacional :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me merezco las vacaciones un montón, pero las de verano, que estoy con unas ganas... Que estos días no me van a llegar...

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…