Ir al contenido principal

Silencio

Adoro el silencio.

Imagen

Creo que necesitas años de maduración para que te guste el silencio.

Porque si eres muy joven te gusta tener siempre la banda sonora de tu vida como fondo.

imagen


Recuerdo entrar en casa y, si no había nadie, encender la tele para que me acompañara como ruido de fondo.

imagen

Ahora me levanto pronto los fines de semana para disfrutar de una hora de silencio.

A solas con mis tostadas.

imagen

Y con las respiraciones acompasadas de mis chicos como único ruido de fondo.

imagen

Estar en silencio conmigo misma es algo parecido a la felicidad. O quizá sea la felicidad misma.

Comentarios

  1. Me identifico con este comentario al 100%
    Nadie conociéndome ( soy extrovertida y habladora ) podría imaginarse que si tuviera que describirme una de las cosas que diría de mi sería :
    Soy muy , muy feliz rodeada de silencio .

    ResponderEliminar
  2. Yo también amo el silencio. Yo creo que influye que trabajamos en un ambiente muy ruidoso

    ResponderEliminar
  3. Si, yo también tenía que oír algo. Ahora me gusta leer en silencio, disfrutar de él. Aunque también pienso, ¿no será que nos molesta el ruido hasta para pensar? ¿nos estamos haciendo mayores (viejas)?

    ResponderEliminar
  4. Ahora con 24 años, hará ya un par que valoro el silencio de sobremanera. Cuando era adolescente estudiaba y hacía los deberes con mi música de fondo, y no era música tranquila precisamente. Leía libros con música. Navegaba por internet igual. Echaba la siesta y dormía por la noche con música... Ahora, ni hablar. No puedo, me pone nerviosa, me desconcentra. Me encanta la música, me motiva, pero necesito relajar la mente a menudo. Me gusta leer sin ruidos, estudiar sin ruidos, hacer trabajos sin ruidos. También me levanto por la mañana 1 hora antes y desayuno tranquila, sin ruidos, sin estrés, sin agobio. Y peor cuando los sonidos no son música!! No lo soporto. Hasta el ruido del teléfono me agobia... doy gracias por vivir en un pueblo tranquilo. Jolín, ¿estaré vieja, como dice Sara M.? xD

    ResponderEliminar
  5. Hola, primera vez que paso. Me gusto mucho el blog y esta entrada, valoro mucho el silencio te permite entre otras cosas estar en contacto contigo mismo así a veces asuste.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Lo mismo,lo mismo me pasa a mí.
    Besos,Ro!

    ResponderEliminar
  7. que curioso...normalmente me pongo música...aprovecho que estoy sola para captar radios francesas, añoranzas de mi juventud...pero hoy me he percatado al leerte que esta mañana estoy en silencio...ni radio...ni tv encendida para darme compañía...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…