Ir al contenido principal

Padres

Supongo que hoy toca, que es el tema del día.



Los padres que conozco más de cerca son el mío y el de mis hijos.

El mío era ( bueno, sigue siéndolo, pero menos) uno de esos padres exigentes con sus hijos, que siempre impuso sus normas, claras. Fue una infancia complicada, no conmigo, porque siempre fui poco rebelde. Lo fue con mi hermano mayor.

El padre de mis hijos es, creo, un buen padre. Trabaja todo el día de traidor, es decir, trayendo y llevando niños de una actividad a otra. Comparado con la madre de las criaturas, tiene poca paciencia. Y tenemos un niño pequeño que requiere muuuuuuuucha paciencia. Pero es que comparado con la madre de las criaturas cualquiera tiene poca paciencia. El santo Job a mi lado lo tendría muy crudo para salir en la Biblia...


Source: flickr.com via Elena on Pinterest


Otros.

También conozco padres variados, padres de mis alumnos. Aunque debo decir que conozco muchas más madres que padres.

Este curso, puedo destacar dos, quizá tres.





Un padre bueno, buenísimo, un pedacito de pan, preocupado porque a su hijo no se le dan bien los estudios. Viene a hablar conmigo una vez al mes. No tiene para pagarle clases particulares. Las cosas en casa están mal. Y su hijo es como él. Un trocito de pan del bueno.


Source: 500px.com via Regina on Pinterest


Un padre separado, de los de quedamos bien por la niña y la custodia compartida, quince días conmigo y quince días contigo. Le coincide que las notas, las entrevistas con la tutora y demás le tocan a él. Tranquilo. Buen hombre, pero, quizá por la situación, un poco permisivo.




El padre de otro alumno. Demasiado joven para tener un hijo de dieciséis , demasiado joven para afrontar una separación, demasiado...demasiado joven para morirse dejando a dos niños pequeños.




Vale. No estoy muy lúcida ni alegre últimamente. Perdonadme. Es lo que tiene acostarse a las mil y levantarse de noche sólo para corregir, corregir y corregir, ah, y hacer medias ponderadas...

Feliz día del padre. A todos.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. No estoy muy inspirada, pero gracias.

      Besos.

      Eliminar
  2. Uf, parece difícil ser padre tal y como pintas alguna que otra situación con tus alumnos. La paciencia de la que hablas es un requisito indispensable tanto en el padre como en la madre, supongo.

    Muy bonitas las fotos.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí, muchas dosis de paciencia, pero hay días en que es tan difícil...

      Besos.

      Eliminar
  3. Es que nunca he entendido los 4,75... coño pon un sufi y guiñalé un ojo¡¡¡
    Estamos fatal Ro... yo no levanto cabeza, yo cada vez que cambio de estación es como si a un gremlis le echas agua o le das de comer después de media noche... era así ¿no? Si me das una cabeza de calavera iría cuan Hamlet por la vida... ser o no ser that is the question... Yo soy hija única, mi padre conmigo es superconsentidor, ahora lo es con Itziar. Y Álvaro con los niños es un padrazo de impresión, tampoco tiene paciencia, ninguna, cero... es el antipaciencia. Que momentazo el Darth Vader.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué dices, Money???? Con un cuatro con dos ya le pongo un sufi, una palmadita en la espalda, le guiño el ojo y si quiere le hago el pino. Pero qué pasa con todos mis tres con veinticinco, y te entrego el cuaderno, y he trabajado, y hago los deberes, profe, prooofeee!!!!

      Cada vez les exijo menos y cada vez suspenden más.

      No necesito que me eches agua o me des de comer por la noche. Estoy hecha un gremlin total. No doy pie con bola. Y hoy, sin ton ni son, me he pasado los 100 km del viaje llorando. Todos y cada uno, que se dice pronto...

      Un descanso. Necesito un descanso.

      Besos.

      Eliminar
    2. Tres con veinticinco es suspenso Ro, de toda la vida, jajaj y 4,2 también tía. Oye y un trabajo? ya sabes de x hojas con sus márgenes y su portada y... eso se lleva todavía?
      Ro, cariño, Roooo, ainsss fíjate que ya ni me acuerdo que coño se hace para ser un bonito Gizmo. Pero, de esta salimos¡¡¡¡ Ro coge el arco y las flechas que de esta salimos, con los pelos de punta, pero salimos. Vamos ha pensar que esto es un duelo, dicen que los duelos hay que pasarlos... lo pasamos y punto, salimos como mujeres almodovar o algo así, total, según está el país nadie se va a fijar en nosotras.

      Eliminar
  4. Tres modelos de padre,diferentes...
    ..muy duro el último..
    ..hay que reconocer que hay muchos padres anónimos superhéroes...
    ..los veo cada día por mi entorno...

    Besos,Ro..ya queda nadaa..!!

    ResponderEliminar
  5. Jaja, me ha encantado lo de "traidor".

    Creo que en general los padres actualmente se implican, se involucran y están haciendo su papel muy dignamente, respecto a generaciones anteriores, creo que ganamos un padre con mayúsculas, pero quizás perdemos al ogro al que la madre acudía para imponer disciplina en momentos desesperados, la distancia le hacía poder ostentar ese papel, ahora se nos comen por las patas a los dos, quizás falta encontrar el punto intermedio, creo que a veces con los niños funciona lo del poli bueno y el poli malo.

    Besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…