Ir al contenido principal

Demasiadas cosas

Necesito perderme unos días. Sí, lo sé, no soy nada original, sino todo lo contrario. De manera recurrente, me encuentro con ganas de trabajar, de hacer muchas cosas, y luego me desinflo y estoy tan cansada que no puedo hacer nada más.




Quedan solo dos semanas para las vacaciones. Pero para mí quedan todavía dos semanas para las vacaciones. Me siento un poquito saturada.



En estas dos semanas:

- Corregiré (estoy corrigiendo) alrededor de doscientos exámenes, y alrededor de noventa cuadernos de clase de los chicos.

- Haré medias y pondré notas.

- Me quedaré por las tardes en el instituto para evaluar a mis alumnos.

- Grabaré dos vídeos. No uno, sino dos, con motivo del día del libro, con dos de mis grupos de clase.

- Grabaré un programa de radio con el poco apetecible (al menos para mí) tema de Jorge Manrique y las Coplas a la muerte de su padre.

- Prepararé un nuevo concurso de relatos.

- Prepararé dos Power Point, uno sobre el mal uso de la ortografía y otro sobre el fomento de la lectura, para poner en la pantalla educativa del hall del instituto.

- Haré un trabajo para nuestro Proyecto lingüístico.

- Tendré dos reuniones, dos, sobre el plan de mejora en el que participo.

- Prepararé e impartiré en el insti un taller para enseñar a los chicos, más bien chicas, a hacer broches de fieltro, para las Jornadas culturales, tema que no domino en absoluto y que tengo que practicar antes.

Y, por si todo esto fuera poco, seguiré conduciendo sobre y alrededor y bajo nieve día tras día.




Hoy, además, porque tenía pocas cosas pendientes, me he apuntado a comer un cocido maragato en el pueblo de Santiagomillas (León) con mis compis del insti. Y hemos jugado unas partidas al futbolín, demostrando que antes era mala, pero ahora, sin práctica, soy totalmente nula en este terreno.

Por si alguno no sabe lo que es un cocido maragato, información aquí, pero os diré que es un cocido al revés (primero las carnes, luego garbanzos y verduras y por último la sopa, y de postre natillas). Y las fotos no son mías, pero sí son del pueblo y del restaurante donde comimos y son exactamente igual a lo que comimos. La segunda foto son las natillas del postre, tamaño industrial. De dieta.

Comentarios

  1. "Sólo" tienes que hacer eso?? Madreeee!!!
    A mi me llevan diciendo que tenemos que ir a comer un cocido maragato la tira de tiempo, y no saco un hueco... Aunque después de ver tus fotos, creo que con el "platito" de natillas yo ya comía!! jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Oye te acabo de descubrir y por aquí me quedo!! Me ha gustado mucho lo que he leído!! Y vaya comilona te has pegado, que pinta!!
    Mucho ánimo para estas dos semanas, tienes bastantes cositas pendientes, no sé como te da tiempo a todo. Besitos y que te sea leve :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Ánimo que se te pasan volando estas dos semanas!

    Y que aproveche ese cocido maragato :)

    ResponderEliminar
  4. Y luego dirán que los profes no curran y que tienen demasiadas vacaciones, sólo por aguantar a 20 ó 30 locos bajitos o lo que es peor, descerebrados adolescentes, os merecéis un altar, añade a eso todo el trabajo real.
    Haces bien en explicarlo porque a veces soy yo la primera que voy rundinando por los rincones sobre el porqué de tantas vacaciones y blabla, que me saturo de seta, te leo y dan ganas de solicitar que además esos días se os pague la estancia en un Balneario.
    Besos, venga, que queda poquito ya.

    ResponderEliminar
  5. Pero, ¿y cómo haces para no aburrirte con tanto tiempo libre?

    ResponderEliminar
  6. Y encimas nos haces un post al día! eres una máquina!! por cierto amiga no me pongas esas fotos de manjares que una se ha puesto a dieta y sólo mastica lechuga!!! pero bueeeno qué pintaza en cuánto pueda me voy a León a comerrrr!!!!! un beso

    ResponderEliminar
  7. Madreeee qué pinta tiene ese cocidoooo!!! Son las 12 y ya me ha entrado el hambre.
    Ya te lo he dicho más veces: qué buena profe eres, con esa ilusión que pones es imposible hacerlo mal.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Ay, me ha entrado capricho de torrijas... ¡¡¡ya sé qué hacer el finde que viene!!!. También soy de las que piensan que todavía quedan dos semanas, ¡¡¡argh!!!.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…